Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Llegó la hora de Banxico: ¿Seguirá a la Fed, o hará caso a la “sugerencia” de AMLO?

09-05-2022, 6:15:00 AM Por:
AMLO y Banxico

Esta semana Banxico anuncia su decisión de política monetaria, la cual estará bajo los reflectores por las dos recientes y claras intromisiones presidenciales.

El Banco de México debería tener muy claro lo que hará esta semana cuando su junta de gobierno se reúna para tomar una decisión de política monetaria.

La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo la “sugerencia” al banco central de no subir las tasas de interés para no afectar la recuperación económica. Pero si Banxico se enfoca en el mandato que le fija la Constitución y considera el contexto económico e inflacionario, deberá subir la tasa de interés en 50 puntos base, lo que llevaría el nivel objetivo a 7 por ciento anual.

La racha alcista podría extenderse más, algunos cálculos ubican este indicador, el de la tasa de interés, hasta en 9 por ciento y con potencial de colocarse incluso en doble dígito.

En caso de colocarse en 7 por ciento, estará en un nivel alto, pero no en el máximo que ha alcanzado en este sexenio; de hecho, todavía estaría por debajo del nivel en el que recibieron este indicador. En noviembre de 2018 Banxico cerró el mes en 8 por ciento.

El primer ajuste del sexenio fue en diciembre de ese año a 8.25 por ciento, lo que de hecho es el punto más elevado en poco más de 13 años.

Mandato único

Como sabemos, el Banco de México tiene un mandato único, y para cumplirlo tiene plena autonomía. Ese mandato es el combate a la inflación, cuidar el poder adquisitivo de la moneda.

Los gobiernos, del color que sea, tienen potestades de políticas públicas para combatir la inflación, tal como se he hecho en otras ocasiones y como se hizo ahora con la firma del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), primo hermano de los vetustos PSOE y PECE.

Por su parte, la herramienta esencial de política monetaria de un banco central como el nuestro es la tasa de interés.

En ese contexto y bajo las circunstancias actuales, Banxico no tiene mucho margen, o prácticamente ninguno. Para buscar su objetivo de luchar contra la inflación, tendrá que utilizar su herramienta fundamental contra la inflación, es decir, el alza de la tasa de interés.

Pero, ¿en qué magnitud? Ese punto también es más o menos claro. Para mantener el diferencial de tasas con Estados Unidos y con ello permitir que los capitales financieros sigan atraídos por el mercado mexicano, debe ajustar su tasa en la misma magnitud en la que lo hace la Fed.

Apenas la semana pasada, el banco central estadounidense decidió un incremento de 50 puntos base, para llevarla a un rango de entre 0.75 y 1.0 por ciento. No habría razón para que Banxico suba su tasa en menor medida, o bien no lo haga; cualquiera de estos dos últimos escenarios van a dejar al banco central mal parado frente a los capitales y mercados del mundo.

Ramírez de la O informó a AMLO sobre alza de tasas de Banxico antes de que se anunciara

Escalada de tasas obedece a contexto global

En una administración en la que se busca explotar el desempeño favorable de un indicador para relacionarlo con alguna política pública, esta escalada de la tasa de interés no es el movimiento ideal para presumir, como lo es el tipo de cambio, que se ha mantenido relativamente estable en este sexenio.

Sin embargo, igual que el tipo de cambio, hay que señalar que el desempeño de la tasa de interés obedece al contexto global más que a los sucesos en México.

Si Banxico sube su tasa objetivo de referencia a 7 por ciento, habrá mandado la señal de que su tarea y ocupación está muy enfocado en combatir la inflación, que deteriora el poder adquisitivo de la moneda.

La Fed ya lo hizo, pronto lo hará el Banco Central Europeo y otros bancos importantes del mundo como el Banco de Inglaterra y el de Japón también ya mandaron las mismas señales. Hoy por hoy, la preocupación y ocupación de las autoridades monetarias en todo el mundo es y debe ser el combate a la inflación.

Esto es de capital importancia, Banxico está obligado por ley a combatir la inflación, no tiene otro mandato, y mucho menos debe obedecer órdenes o deseos ajenos a los que conforman la junta de gobierno del banco central.

En caso de que Banxico siga a la Fed, los mercados lo verán con “agrado” porque será una señal de congruencia con su mandato.

Cualquier otra decisión podría ser considerada por los mercados como una afrenta a lo que dispone la ley.

Llegó la hora de Banxico, veremos qué nos dice esta semana, basta una decisión para saber qué quiere hacer y con qué ley.

MÁS NOTICIAS:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios