Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Estos son los 7 mitos acerca del Fobaproa

26-01-2024, 8:21:11 AM Por:
© Especial

A propósito de la reaparición pública de Ernesto Zedillo, el presidente López Obrador volvió a sacar el tema del Fobaproa, por lo que es importante hacer estas aclaraciones.

Cada cierto tiempo, el tema del Fobaproa vuelve al centro del debate. En los hechos, nunca ha salido de la agenda nacional, pero los tiempos políticos y electorales como estos lo impulsan más.

Hace unos días, a propósito de un evento privado en el que participó el expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León, el actual mandatario del país, Andrés Manuel López Obrador, señaló, entre otras cosas, que el Fobaproa fue utilizado “para rescatar a unos cuántos”, al tiempo que acusó a Zedillo de haber endeudado por generaciones a los mexicanos.

En torno al Fobaproa se dicen muchas cosas, es un tema tan delicado que se ha convertido incluso en un tema de debate nacional. Sin embargo, como en todo tema polémico, es importante hacer algunas acotaciones para tratar de poner en su justa dimensión lo relacionado con el asunto. En seguida consignamos algunos de los mitos del Fobaproa, no sin antes hacer una aclaración que nos parece muy importante, nos referimos al origen del Fobaproa, que erróneamente se considera fue creado a partir del colapso bancario de 1995, lo cual es un error.

¿Cuándo nació el Fobaproa?

El Fobaproa no nació en 1995 ni fue constituido exprofeso para el rescate de los bancos y los banqueros. En 1990, durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari se creó el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa). Nació como un fondo de contingencia creado por el gobierno mexicano, en conjunto con la totalidad de los partidos políticos en aquel entonces, a fin de enfrentar posibles problemas financieros extraordinarios y con el objetivo de proteger a los ahorradores bancarios.

Es decir, cinco años antes del colapso de los bancos, fue creado este fondo como una previsión y eventual respuesta para enfrentar posibles crisis financieras -que ya se habían presentado- y ante el supuesto de que estas pusieran en peligro la liquidez de los bancos. Así, en caso de emergencia, el fondo se utilizaría para comprar las deudas de los bancos y otorgarles capital que respaldara en última instancia el ahorro de los inversionistas.

Este fondo, creado en 1990, se activó hasta 1995, cuando llegó la temida crisis económica prevista para su creación, para entonces ya estaba en la presidencia Ernesto Zedillo Ponce de León, quien tomó la decisión de comprar la deuda de los bancos o, en otras palabras, capitalizarlos, por un total de 552,300 millones de pesos, que entonces representaron el 11 por ciento del PIB del país.

Los 7 mitos alrededor del Fobaproa

1. “El Fobaproa se utilizó para rescatar a los banqueros”

Todos los banqueros, dueños de los bancos, en el momento del colapso del sistema bancario por la abrupta devaluación del peso y el impresionante impulso de las tasas de interés, perdieron sus instituciones excepto cuatro de ellos: Bancomer, Banamex, Bital y Banorte. Sin embargo, a la postre solamente uno de los dueños originales en la reprivatización bancaria se quedó con su institución. Bancomer ya no existe porque la institución se vendió al grupo español BBV Argentaria Bilbao Vizcaya, hoy este banco opera en México bajo las siglas BBVA.

Banamex se vendió a Citigroup y, de hecho, dicha institución tiene en proceso de venta al banco mexicano, y si no lo ha logrado, fue por lo que muchos estimaron una intromisión del gobierno mexicano, que incluso pretendió comprar el banco, aunque posteriormente se desistió.

Bital tampoco existe más en el panorama bancario mexicano, ya que el banco fue vendido al grupo inglés Hong Kong Shanghai Bank (HSBC), que lo opera bajo estas mismas siglas.

Banorte es la única institución que sobrevivió al gran colapso bancario de 1995 en las manos de los dueños que lo adquirieron en la reprivatización bancaria llevada a cabo por el gobierno mexicano, entre los años 1992 y 1993.

2. “El Fobaproa rescató a unos cuántos”

El Fobaproa rescató los ahorros de millones de mexicanos. De no haberse aplicado, todos los mexicanos que tuvieran dinero ahorrado en los bancos los hubieran perdido, eso habría representado la quiebra no solo de los bancos, que eran lo menos importante, sino seguramente de millones de hogares mexicanos, sumiendo al país en una crisis interminable, porque nadie les hubiera pagado el ahorro de toda una vida.

3. “Hubiera sido mejor no rescatar a los bancos”

Volvemos al punto anterior, el costo de no haber activado el Fobaproa hubiera sido la pérdida de miles de millones de pesos en los hogares mexicanos, prácticamente el mismo capital que se inyectó. Es decir, los mexicanos hubieran perdido el 11 por ciento del PIB del país, un gran colapso histórico del que también pasarían décadas para recuperarse, siempre y cuando no se presentaran más crisis u otro tipo de ellas (crisis sociales, por ejemplo). México tendría hoy una situación similar a la de Argentina, país que tiene décadas en crisis y no puede salir de ellas precisamente por haber permitido acciones como El Corralito, que congeló los ahorros de los argentinos por crisis en el sistema bancario, que en los hechos quebró.

4. “El Fobaproa lo pagan las clases sociales más desprotegidas”

El Fobaproa lo pagamos todos los mexicanos. Desde luego que los recursos destinados al rescate bancario pudieron ser utilizados para la atención de programas sociales y de otra índole. Visto así, en efecto las clases más desprotegidas pudieron recibir otros beneficios. Pero, de nada hubiera servido repartir el dinero del Fobaproa entre las clases más desprotegidas en una economía quebrada, la espiral inflacionaria, carestía y recesión económica hubiera erosionado esos recursos con rapidez.

5. “El costo del Fobaproa es la mayor deuda del país”

El monto del Fobaproa es mayor al original por los intereses que deben pagarse. Sin embargo, es una cantidad inferior a los endeudamientos fiscales que se han registrado a lo largo de los años posteriores por los distintos gobiernos del país. Tan solo este año, el déficit fiscal será superior a los 2 billones de pesos, mientras que el monto total del Fobaproa está ligeramente arriba de 1 billón de pesos.

6. “Había otras alternativas al Fobaproa”

Sí, pero todas esas alternativas pasaban por la quiebra del sistema bancario y, por ende, la quiebra de la economía y el colapso con un costo incalculable del que tardaríamos generaciones en recuperarnos. La alternativa de dejar quebrar a los bancos era equivalente a dejar que millones de mexicanos perdieran los ahorros que, en muchos casos, eran su único patrimonio.

7. “El Fobaproa no saneó al sistema financiero”

El Fobaproa permitió que los bancos buenos permanecieran y que los bancos malos desaparecieran, se vendieran o se fusionaran. El sistema financiero mexicano es hoy uno de los más sólidos del mundo, totalmente resiliente y con amplio capital. Hoy día los bancos siguen estrictas reglas internacionales de operación, al grado de que en los años 2009 y 2023, con las crisis bancarias internacionales, en México el sistema bancario se mantuvo sólido, sin problemas de ningún tipo.

El Fobaproa es y será un tema polémico. No sabemos qué hubiera sucedido si las cosas se hubieran hecho de otra forma, pero sí podemos observar otras experiencias internacionales que nos dicen que dejar quebrar al sistema bancario nunca ha sido, es ni será una buena idea. En ese funesto año 1995, la única opción disponible era el Fobaproa, no había más.  

MÁS NOTICIAS:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios