Buscador
Ver revista digital
Finanzas Personales

¿Qué gastos puedo recortar en tiempos de alta inflación? Medidas extremas para cuidar tu dinero

13-04-2022, 6:00:00 AM Por:
Ahorro extremo
© Depositphotos

Aunque creas que estas técnicas rayan en la tacañería, pueden ayudarte a lograr tus objetivos financieros a mediano y largo plazo.

En tiempos en los que la inflación está a niveles no vistos en años, el poder adquisitivo de las personas se deteriora mucho más rápido y ya no pueden consumir en la misma medida que antes. En muchos casos, lo mejor que pueden hacer las personas económicamente activas para combatir el incremento de precios es el conservar su fuente de ingresos (empleo, negocio), liquidar deudas y no adquirir nuevos préstamos que comprometan sus finanzas personales, aparte de hacer un presupuesto en el que no se permita que los ingresos superen los gastos. 

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación se ubicó en 7.29% durante la primera mitad de marzo; y aunque tuvo una leve baja respecto a la quincena anterior, cuando en la segunda mitad de febrero estaba posicionada en 7.34%, continúa siendo alta.

En ese contexto, hay veces en las que los ingresos que recibe una persona no son suficientes para cubrir sus necesidades básicas y el dinero va desapareciendo ante los gastos diarios, lo cual puede llegar a ser frustrante y generar preocupaciones. Por eso, también es recomendable no tener una sola fuente de ingresos, sino buscar otras que puedan sacarte de apuros.

No olvides que hay diferencias entre ahorrar e invertir. Recuerda que con el paso del tiempo el dinero va perdiendo su valor. Así que es bueno ver opciones que puedan ajustarse a lo que necesites. 

Aunque aumentar ingresos e invertir son las mejores formas de contrarrestar la inflación, a estas acciones no tienen efectos inmediatos, por lo que se puede recurrir a cortar gastos. Aquí te damos unas ideas que tal vez te resulten extremas, pero útiles para ahorrar y saber qué gastos no son tan necesarios y de cuáles puedes prescindir. 

Reduce el consumo de electricidad todo lo que puedas

Cuando salgas de alguna habitación apaga las luces, de preferencia, solo ten la luz prendida donde te encuentres y solamente si es necesario. Desconecta de la corriente todos los aparatos que no estés usando. Usa focos ahorradores o de bajo consumo. Aprovecha la luz natural.

¿Es necesario bañarse diario?

Cuando te vayas a duchar, puedes colocar una cubeta para guardar parte del agua que caiga y volver a utilizarla. Además de que estarás ayudando al medio ambiente, ahorrarás bastante.

También debes cerrar el grifo cuando no estés usando el agua. Una medida extrema puede ser no bañarse diario, algo que seguramente a muchos no le gustará y, si no quieres hacerlo, puedes no lavarte el cabello diariamente, así también ahorras en shampoo.

También puedes emplear la lavadora con carga completa, así ahorrarás agua y electricidad. Asimismo estarás ayudando al medio ambiente. No necesariamente tienes que tirar al drenaje el agua usada de la lavadora, puedes recolectarla para otros fines, como trapear los pisos, lavar el coche, usarla en el inodoro, etc.

No olvides que aunque parezcan pequeñas acciones, cada buena práctica puede lograr la acumulación de cientos de litros de agua en un futuro y también ayudan a que tu recibo de agua sea menor.

Busca ‘similares’ más baratos

Cuando vas al supermercado encuentras una gran diversidad de marcas, hay muchos precios y son variados. Sin embargo, existen marcas que son locales y pueden salir mucho más económicas.

Es común que ya estés acostumbrado a comprar los mismos cereales de siempre. Sin embargo, las ‘marcas blancas’ salen mucho más baratas y es habitual que usen productos de otras empresas con su propia etiqueta, pero lo ofrecen más económico. Puedes revisar los ingredientes para verificar que adquirirás el mismo producto.

Por otro lado, también revisa los estantes de arriba a abajo. Los productos más costosos suelen ser colocados a la altura de tus ojos.

También puedes ver en el mercado más cercano a tu casa si encuentras productos más baratos que en el súper. Por ejemplo, si vas a comprar frutas y verduras, algunos puestos tienen ‘merma’ que, si bien luce menos atractiva que los productos de súper, es completamente comestible y más barata.

No hagas el súper con hambre; cocina para toda la semana

Cuando vayas al súper o a tu mercado local, hazlo con el estómago lleno. De lo contrario, adquirirás más productos de los necesarios y eso dañaría tus finanzas personales. Procura hacer las compras un fin de semana, ya que hayas comido y tengas tiempo de evaluar y comparar los precios.

¿Para qué gastar en comida en aplicaciones como Uber Eats o Rappi, cuando puedes cocinar para toda la semana? Si haces una lista de tus alimentos que consumirás toda la semana, podrás prepararlos con tiempo, desperdiciarás menos y ahorrarás mucho más.

Desarrolla una lista donde incluyas desayuno, comida y cena, además ten claro lo que quieras cocinar en la semana. Luego, puedes hacer otro listado donde tengas los ingredientes. Para que te sea más sencillo, puedes encontrar recetas en internet y seguirlas. Apégate a este plan y olvídate de estar ordenando comida preparada.

Dile adiós a Starbucks y otros gastos hormiga

Los cafés de la mañana, las botanas, los cigarros y otros antojos pueden parecer minúsculos e insignificantes, pero cuando realmente haces la cuenta, te darás cuenta que son una gran fuga de dinero que afecta tus finanzas personales.

Puedes preparar tu café desde casa; hay tantas marcas, variedades y formas de hacer café que, cuando encuentres tu preferido, ya no vas a querer el que venden en cadenas convencionales.

¿De verdad es necesario bajar a la tienda a comprarte unas papas? Si sigues el consejo anterior de prepararte tu propia comida, puedes vencer los antojos si llevas tu propia botana. Por otro lado, sobran los motivos para dejar de fumar: el más importante es tu salud; el segundo, tu bolsillo.

Visita a familiares y amigos en tus vacaciones

Cuando quieras salir de vacaciones, dicen que suelen existir descuentos cuando buscas durante altas horas de la noche. Incluso puedes intentar borrar tus datos de navegación, revisar, evaluar y hacer una comparación de todas las ofertas. Eso sí, es preciso verificar que sean sitios de confianza. Muchas veces pueden existir estafas, por lo que debes ser cuidadoso al comprar paquetes vacacionales.

También puedes visitar amigos y familiares que vivan en otros estados o países y quedarte en su casa; así ahorras en hospedaje y comida. ¿No quieres ser un huésped molesto? Puedes desayunar temprano y salir para pasear (a pie o transporte público, de preferencia) y volver en la noche. Y si tienes la fortuna de que tu amigo o familiar es un buen anfitrión, puede ser tu guía para conocer los sitios más importantes y así te ahorras un tour.

Ahora que si quieres vacacionar donde no conoces a nadie, puedes planear tu viaje con amigos, pareja o familiares. Así pueden compartir gastos y encontrar paquetes que son más económicos en grupo que para una sola persona.

También, si puedes, viaja sin equipaje o lleva lo estrictamente necesario. Si viajas en avión, puedes ahorrarte dinero si no llevas maleta documentada, además de que irás más libre.

Sé implacable con las deudas

La mejor forma de acabar con las deudas es extinguirlas. Si tienes muchas deudas y aún no las has podido pagar. Por ejemplo, si tienes tarjeta de crédito, no pagues el mínimo, sé un cliente ‘totalero’ que liquida su deuda cada mes. Si tienes un crédito y puedes adelantar pagos para no generar más intereses, no lo dudes. Aunque tengas que hacer pagos grandes al principio, tus futuros ingresos ya no se irán en pagar mensualidades. Si no puedes borrar tus deudas de un plumazo, identifica cuáles son las más onerosas o generan más intereses y realiza un plan de pagos.

¿Nada de esto es suficiente? Pide a tu banco una reestructura y, si no te la da, insiste. Quizá tengas un reporte en el buró de crédito un tiempo, pero así te libras de la tentación de contraer otra deuda, ¿o no?

Compra por mayoreo

Adquirir productos a granel puede ser una opción atractiva si quieres ahorrar dinero. Hay artículos como el papel higiénico que puede comprarse al mayoreo, así como otros productos no perecederos. Eso sí, recuerda que hay que comparar con los precios unitarios, porque habrá veces donde no te convenga demasiado.

¿De veras necesitas automóvil o pedir Uber?

La gasolina cada vez está más cara, a pesar de la existencia de los estímulos, y muchas veces puede ser complicado realizar ese gasto. Así que entre las opciones para ahorrar dinero están el caminar, usar transporte público o andar en bicicleta. Si te dejan hacer home office, no dudes en hacerlo, te ahorrarás tiempo, gasolina y tarifas de Uber. Si tienes que ir a la oficina, puedes planear tus viajes en transporte público.

Realiza un presupuesto 

Cada mes mantén un presupuesto, apégate al mismo. Si llevas una base de datos (una lista en papel o una hoja de Excel) para registrar todos los gastos que realizarás, será más sencillo para ti dividir el dinero y repartirlo en gastos, ahorro e inversión. Recuerda la técnica 50/30/20, que consiste en usar el 50% de tus ingresos para cubrir las necesidades básicas, el 30% es para gastos prescindibles y el 20% para ahorrar y tener dinero en el futuro.

La planeación es fundamental, si llevas un registro de tus ingresos podrás categorizar de mejor forma.

Haz actividades que no impliquen ningún costo

Revisa los recursos que haya en tu ciudad, puedes salir a un parque, a caminar, hacer ejercicio o anotarte en listados de eventos comunitarios donde encuentres actividades gratis o de bajo costo. Además, es una buena opción para convivir con otras personas y socializar.

Que no te dé pena pedir cuentas separadas

Cada que vayas a salir a comer a algún restaurante, haz una comparación de costos, ¿cuánto te saldría cocinar y comer en casa? Si ya te hiciste experto en preparar tus comidas, puedes sorprender a tus visitas si los invitas a comer en tu casa.

¿Vas a comer con amigos? Que no te dé pena pedir cuentas separadas; muchas veces por “quedar bien”, terminamos gastando de más y no quedamos satisfechos.

Ahorra en estilista y salón de belleza

Gracias a internet, ahora puedes encontrar una infinidad de tutoriales y videos para aprender a cortar el cabello, así como arreglarte las uñas, pintarte el cabello, hacerte pedicure, etc. Además de divertido, resulta ser de gran ayuda y te saca de un apuro. Te sorprenderá la cantidad de dinero que te ahorrarás al hacer todas esas prácticas de cuidado personal tú solo.

Dile no a las compras por impulso

Cuando estés tentado a comprar un producto o servicio no esencial, espera unos días. De ese modo te darás cuenta del artículo que quieras, pero que no necesitas de forma inmediata, por ende, podrías establecer un plan de ahorro para adquirirlo en algún futuro. También puedes preguntarte: ¿Ese artículo me puede ayudar a ahorrar?, ¿me ayuda a trabajar mejor, ser más productivo con mi tiempo?

No gastes en regalos

Si algún ser querido cumple años o hay alguna fecha importante, pero tu presupuesto está limitado, puedes hacer regalos a mano. Por ejemplo: escribirle alguna carta, pintarle un cuadro, hacerle un dibujo, manualidades, diseñarle un mural de fotos, entre otros detalles que también resultan valiosos.

Que no te avergüence volver con tus papás

Si crees que te sobra mucho espacio y pagas demasiado alquiler, puedes buscar sitios más económicos y que se ajusten a tus necesidades, incluso que esté cerca de tu trabajo para que no gastes en transporte ni uses el auto. En caso de tener vivienda propia, para generar dinero extra puedes rentar alguna habitación que sobre en tu hogar.

¿Te independizaste pero te cuesta mucho pagar la renta? Considera volver a casa con tus papás; es mejor adaptarse de nuevo que casi todo tu dinero se vaya en vivienda. Al contrario, puedes ahorrar y planear cómo obtener más ingresos para que te sea más fácil dejar el nido.

Reduce el gasto en plataformas streaming

Si te gusta ver series y películas, pero no puedes contratar o pagar todas las plataformas de streaming al mismo tiempo, puedes elegir la de tu preferencia y ver los contenidos que te parezcan interesantes. Después de un tiempo, si crees que existe alguna otra que despierte tu interés, puedes cambiarla y así te la vas llevando, por temporadas, para tener una mayor variedad y evitar desembolsar demasiado dinero.

Asimismo, al ofrecerte estas plataformas varios planes o paquetes, puedes elegir el que se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Como verás, hay muchas formas de ahorrar dinero, ¿aplicarás alguna de estas? Cuéntanos en los comentarios qué más has hecho para recortar gastos.

¿Ya nos sigues en Telegram? Suscríbete a nuestro canal en https://t.me/Alto_Nivel y recibe las noticias más relevantes en economía, finanzas, negocios y tecnología.

LO ÚLTIMO:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

mm Apasionada por los viajes, la fotografía y la gastronomía. Colaboradora en proyectos de voluntariado.
Comentarios