Buscador
Ver revista digital
Liderazgo

La carta que escribió Carlos Slim a unos jóvenes, y cuenta los secretos del éxito

06-09-2022, 8:38:52 AM Por:
Carlos Slim
© Captura de Pantalla

Pareciera que el tiempo no había pasado y que la misiva había sido escrita unas horas o días previas al reciente encuentro de Slim con universitarios.

Hace 28 años, en 1994, Carlos Slim fue invitado a reunirse y platicar con jóvenes universitarios destacados del país; para entonces el empresario ya era considerado como el hombre más rico del país al haber logrado unos años antes, en 1990, conjuntar el interés y el capital de varios inversionistas más y encabezar un grupo empresarial que logró quedarse con Teléfonos de México (Telmex).

La adquisición de Telmex le dio el impulso definitivo a Slim, quien ya era conocido por ser un aguerrido y oportuno inversionista en los mercados financieros y de valores, además de contar con diversas participaciones accionarias en empresas de otros sectores. El resto de la historia de Slim todos la conocemos, llegó tan alto que alguna vez y por varios años, fue considerado el hombre más rico del planeta.

Como hace casi 3 décadas, el pasado viernes 2 de septiembre, Slim se reunió nuevamente con jóvenes universitarios destacados, en dicha reunión decidió leer aquella misma carta.

Pareciera que el tiempo no había pasado y que la misiva había sido escrita unas horas o días previas al reciente encuentro de Slim con universitarios.

Antes de dar lectura, Slim les advirtió que la idea de la carta era contribuir de alguna forma en la manera de pensar y vivir, en su compromiso social, en su fuerza emocional y su sentido de responsabilidad y madurez. Pero, sobre todo, Slim fue muy enfático al señalar que la carta tenía la intención de que los jóvenes alcancen la felicidad, o vivan en el camino de la felicidad, la clave del éxito. Aquí el contenido.

Queridos estudiantes:

El éxito no es el reconocimiento de los demás, tampoco es una opinión externa; el éxito es un estado interior, es la armonía del alma con nuestras emociones, que son alimentadas por el amor, la familia, la amistad, la autenticidad y la honestidad.

Valores fundamentales que son superiores al éxito profesional, económico, social o político; la fortaleza y el equilibrio emocional están en la vida interior, y en evitar aquellos sentimientos negativos tales como la envidia, los celos, la arrogancia, el egoísmo, la venganza y la codicia.

Estos sentimientos son veneno que se ingiere poco a poco, hay que cuidar de que no se alojen en nosotros todos estos sentimientos.

Por otro lado, el pesimismo conduce a la mediocridad, en esta vida cuiden mucho de no entrar en esos sentimientos y emociones pesimistas viendo negativo al mundo, es muy importante.

Cuando den, no esperen recibir, hay un proverbio chino que dice: “queda aroma en la mano que da rosas”, cuando den no esperen recibir algo a cambio.

No permitan que sentimientos y emociones negativas dominen su ánimo, el daño emocional no viene de terceros, se fragua y se desarrolla en nosotros mismos, y recuerden, esta es una frase muy buena que siempre hay que tenerla presente: “Dios perdona nuestros pecados, pero nuestro sistema nervioso no”.

No confundan los valores ni menosprecien sus principios, la vida es un camino largo, pero se transita muy rápido; vivan el presente intensa y plenamente, que el pasado no sea un lastre y que el futuro sea un estímulo.

Vivan trabajando, creando, innovando, construyendo, háganlo con sentido de urgencia y tengan presente que las ideas son muy buenas en general, pero lo que hay que hacer es ejecutarlas, en la vida no solamente hay que tener ideas sino hacerlas realidad.

Quien forja su futuro puede influir en la realidad, no hay que ignorarla, vivan con sentimientos y emociones positivas como el amor, la amistad, la lealtad, el valor, la alegría, el entusiasmo, la autoestima, la paz, la serenidad, la paciencia, confianza, tolerancia, responsabilidad, y el compromiso social. Quizás no hay que tener todos o no todos al mismo tiempo porque son muchos, pero hay que tratar de hacernos de ellos.

Hay que cuidar que los sentimientos opuestos no nos invadan, no nos inhiban a la acción, no echen raíces, hay que alejarlos de inmediato.

Muchas veces, como todos, cometerán errores, es humano y usual, solamente traten de que no sean muy grandes, acéptenlos, corríjanlos y olvídenlos, no se obsesionen con ellos. Recuerden que el cielo y el infierno está dentro de nosotros.

Lo que más vale en la vida no tiene precio, es muy importante amar la vida siempre, nacer es un milagro, debemos amar la vida hasta en las peores circunstancias.

Vivan sin miedos y sin culpas; el miedo es el peor sentimiento del ser humano, nos debilita, nos inhibe a la acción y nos reprime; la culpa es un lastre en nuestro pensamiento y actuación, hace difícil el presente y obstruye el futuro, la culpa y el miedo hay que hacerlos a un lado.

La ocupación desplaza a la preocupación, y los problemas al enfrentarlos desaparecen; de los fracasos hay que aprender y los éxitos deben ser estímulos callados y actuar siempre conforme nos dicte la conciencia.

Ustedes tienen la fortuna de vivir en una nueva civilización, muy generosa, que se sustenta y retroalimenta del bienestar de todos.

Al final de la vida nos vamos sin nada. Debemos dejarles un mejor país a nuestros hijos, pero es más importante dejarle mejores hijos a nuestro país.

Muchas gracias.

Carlos Slim Helú

Te podría interesar: Slim propone “catafixia” a sindicato de Telmex: pensiones por acciones

El empresario también insistió en que las nuevas generaciones deben luchar con todas sus fuerzas para acabar con la pobreza, señaló que es una prioridad mundial abatir el fenómeno en los próximos años, no permitir que siga su crecimiento sino por el contrario.

MÁS NOTICIAS:

Comentarios