Buscador
Ver revista digital
Finanzas

¿Volvió el ‘superpeso’ de los años 70, como dice AMLO? En realidad, todo es gracias a la Fed

17-08-2021, 9:04:10 AM Por:
Peso
© Especial

Para decir que nuestra divisa se comporta igual que en los primeros años de la década de los setenta del siglo pasado, se necesitan dos condiciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se volvió a referir, una vez más, a la relativa estabilidad del peso mexicano como un logro gubernamental, pero esta vez fue más allá.

El mandatario señaló que durante su gobierno el peso mexicano no se ha depreciado, como en otras épocas, algo que según sus datos no sucedía en décadas, desde la época de los años setenta del siglo pasado.

Ante los dichos, es importante señalar algunas particularidades que han determinado el comportamiento del peso en los casi tres años de la actual administración.

Según los dichos, pareciera que estamos frente a una nueva época de estabilidad para el peso, muy cercana a aquella en la que la moneda mexicana se mantuvo por décadas en aquel mítico precio de 12.50 pesos por dólar. Las declaraciones en el sentido de que el desempeño actual del peso es algo que no se veía desde los años setenta del siglo pasado pretenden dicha similitud.

Sin embargo, existen dos parámetros que nos dicen exactamente todo lo contrario, el peso efectivamente tiene un desempeño relativamente sólido si consideramos solamente los niveles actuales y los de inicio de la administración, pero basta ver los datos para darse cuenta de todo lo que ha sucedido en dicho periodo.

El peso, en la montaña rusa

El peso mexicano tiene un desempeño altamente volátil en este sexenio. Durante el periodo en cuestión, el dólar tiene un nivel máximo de 25.1350 pesos, con un mínimo de 18.5520 unidades en el mercado interbancario. Lo anterior determina un margen de variación de 35.48 por ciento entre el nivel máximo y mínimo del tipo de cambio, algo que dista mucho de reflejar un peso estable, sin variaciones y producto de una economía en bonanza.

Una cosa es que, en el largo plazo, el tipo de cambio de hoy coincida relativamente con el nivel del inicio de la administración, y otra muy diferente es que el peso sea una divisa sólida. Tan no lo es que, sólo gracias a un elemento externo es que hoy podemos hablar de un peso más o menos estable.

La Fed lo explica todo

El hecho de que la moneda mexicana haya soportado los “embates” de la crisis generada por el coronavirus, no tiene nada que ver con el desempeño de la economía mexicana.

La Fed es principio y fin de dicha fortaleza, posiblemente sin su apoyo, la moneda mexicana hubiera naufragado, como de hecho lo hizo al llegar a más de 25 unidades en el mercado interbancario el año pasado.

El banco central estadounidense tendió un manto protector para su economía desde 2020 y para ello, necesitaba evitar que los canales de contagio le impactaran, uno de esos canales es su relación con la economía mexicana, y la mayor amenaza radica en la movilidad de los flujos financieros. Para ello había que estabilizar al peso mexicano, por eso es que se diseñó un mecanismo de apoyo para las divisas y los bancos centrales de varios países; invariablemente, el peso mexicano era uno de ellos, por lo que la Fed puso a disposición de Banxico una línea swap por hasta 60 mil millones de dólares, todo un flujo de recursos que funcionaron como un “escudo protector” para la divisa mexicana.

Precisamente ayer, la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y Banxico, anunció que el 18 de agosto el banco central hará una subasta por 400 millones de dólares, respaldado en la línea “swap” que ofreció la Fed de Estados Unidos.

El peso, muy lejos de otras épocas

Tratar de asemejar lo que sucede hoy con otras épocas en lo referente a nuestra divisa, especialmente con aquellas épocas del desarrollo estabilizador, es incorrecto por donde se le vea.

Para ello deberían de cumplirse dos condiciones, amén de los años que tendrían que pasar para decir que tenemos el mismo fenómeno.

1) Una estabilidad absoluta del tipo de cambio. En los hechos, un tipo de cambio igual por un largo periodo de tiempo, como aquellos largos 36 años de una cotización fija en 12.50 pesos por dólar, por cierto, sin los niveles estratosféricos de reservas internacionales en Banxico, con los que hoy contamos.

2) Cero mecanismos de “intervención” cambiaria foráneos como los que hoy existen, con la Fed, en el mercado de cambios nacional. De hecho, tampoco hay registros de que el Banxico intervenía en el mercado de cambios en aquellos años.

Sin dichas condiciones, el peso todavía está muy lejos de aquellos tiempos, aquello era incluso algo más que un “superpeso”.

¿Ya nos sigues en Telegram? Suscríbete a nuestro canal en https://t.me/Alto_Nivel y recibe las noticias más relevantes en economía, finanzas, negocios y tecnología.

LEE MÁS:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios