Ver revista digital
Finanzas

S&P mantiene calificación crediticia de México, pero no descarta bajarla en 2022

07-12-2021, 5:53:52 PM Por: Alto Nivel
© Reuters

La agencia espera que en 2021 el país cierre con un crecimiento del PIB real en torno a 5.8% y de 2.8% en 2022.

La agencia Standard & Poor’s (S&P) refrendó la calificación crediticia de México en ‘BBB’ en moneda extranjera y ‘BBB+’ en moneda mexicana, con perspectiva negativa, señalando como riesgos los desafíos fiscales de Pemex y CFE, así como la incertidumbre en el entorno empresarial, lo que mantendría un débil crecimiento.

La perspectiva negativa indica la posibilidad de una baja de calificación durante el próximo año debido a un perfil fiscal potencialmente más débil, dadas las presiones de los pasivos contingentes relacionados con la magnitud del potencial apoyo extraordinario a las empresas propiedad del gobierno, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE)en el contexto de una base tributaria no petrolera comparativamente baja y menos espacio fiscal”, dijo la calificadora en un comunicado.

Indicó que la reversión de algunas políticas o la renegociación potencialmente áspera de algunos contratos, particularmente en el sector energético, o un debilitamiento de instituciones clave, como el de Banxico, el banco central de México, podrían disminuir la confianza de los inversionistas, y eventualmente llevar a una acción de baja de nota crediticia.

Por otro lado, las señales que llevarían a S&P a considerar elevar la calificación crediticia de México son:

  • Una gestión económica eficaz que mejore la confianza de los inversionistas y fomente la inversión privada.
  • Impulsar la flexibilidad presupuestal y ampliar la base tributaria no petrolera.
  • Medidas para contener los potenciales pasivos contingentes que representan las empresas propiedad del gobierno en el sector de energía.

La agencia espera que en 2021 el país cierre con un crecimiento del PIB real en torno a 5.8% y de 2.8% en 2022, respaldado por la sólida demanda de Estados Unidos, el crecimiento de las exportaciones; además, las remesas récord de trabajadores en el extranjero apoyan el consumo en el segmento de ingresos más bajos.

También subrayó el buen manejo de las finanzas públicas durante la pandemia, lo que dejó al país en una posición fiscal mejor que otras economías emergentes.

No obstante, señaló que, a pesar de la sólida gestión macroeconómica en las últimas décadas, México no ha logrado un dinamismo económico similar a otros mercados emergentes. “Esto ha llevado a una mayor polarización en el país entre partidos políticos tradicionales y más coaliciones o movimientos antisistema.”

El pasado 17 de noviembre, La agencia Fitch Ratings afirmó la calificación crediticia para la deuda soberana de México en BBB- con perspectiva estable. Resaltó que la recuperación económica del país sigue en marcha, aunque a velocidades diferentes y con datos recientes que señalan la fragilidad de las perspectivas de recuperación.

LEE TAMBIÉN:

Alto Nivel Equipo de jóvenes periodistas cuyo objetivo es explicar las noticias más relevantes de negocios, economía y finanzas. Nos apasiona contar historias y creemos en el periodismo ciudadano y de servicio.