Buscador
Ver revista digital
Finanzas

¿Cómo pueden los bancos ayudar a los deudores? Bajen su margen financiero

01-10-2020, 8:00:04 AM Por:
Pesos
© Especial

Los márgenes financieros en los bancos que operan en México han sido el baluarte de grandes utilidades porque son de los más elevados en el mundo.

El sistema bancario no quiere sacrificar utilidades porque ya lo ha hecho en un año muy complicado, “sólo por el diferimiento de pagos de 4 a 6 meses a partir de marzo por la contingencia, los bancos dejaron de cobrar alrededor de 1 billón de pesos, equivalente a 4.5 por ciento del PIB; las utilidades de la banca se han contraído sustancialmente”, dijo el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, a diferentes medios de comunicación.

No hay cifras oficiales todavía, pero en efecto se espera que las utilidades del sistema bancario en México tengan un muy mal año debido a la pandemia y sus efectos, incluso en las matrices de algunas instituciones bancarias existe gran preocupación porque las filiales de México eran las que aportaban gran parte de los beneficios globales y este año será diferente.

De acuerdo con reportes periodísticos, en sedes como las de BBVA, Santander o Citigroup, hay nerviosismo y preocupación por los resultados de sus “joyas de la corona”, las filiales que operan en México.

Los bancos no quieren hacer quitas de capital y existen razones, señalan que ese dinero no lo perderían los bancos sino los ahorradores, el debate podrían ser amplio al respecto. Sin embargo, existe otro factor que los bancos pueden ajustar sin problema alguno y que, si bien les significaría menores ingresos, al mismo tiempo inyectaría oxígeno a los deudores y les permitiría enfrentar sus compromisos con más solvencia.

En México, el margen financiero (no el margen de intermediación) del sistema bancario es verdaderamente enorme, un margen que en pocos países se maneja; eso explica las grandes utilidades del sistema bancario y porque en las matrices de los bancos foráneos a sus filiales mexicanas las tienen catalogadas como auténticas “minas de oro”.

El margen financiero es la diferencia entre el costo al que financian los bancos sus fuentes de financiamiento, valga la redundancia, y el precio al que prestan esos recursos. La diferencia es abismal porque los bancos financian los recursos para prestar en el mercado interbancario, de mayoreo, mientras que los prestan en el mercado de menudeo, práctica que se realiza en todo el mundo, pero no a los costos que tiene nuestro país.

Lee: Banxico hace un ‘mini recorte’ a las tasas de interés

El mercado interbancario no solamente existe entre los intermediarios cambiarios, los medios lo han catalogado erróneamente como casi exclusivo de este sector, pero el mercado interbancario de dinero (el mercado de dinero como se le conoce en el argot), es enorme, maneja miles de millones de pesos y dólares, todos los días a precios interbancarios, es decir, muy cerca de la tasa de referencia del banco central mexicano, que actualmente se ubica en 4.25 por ciento.

Financiar en mesas de dinero, prestar en las sucursales

El subtítulo resume lo que sucede en el mercado de dinero en general y que forma parte del círculo del crédito de las instituciones, que desde luego incluye a sus clientes.

Todos los días en las mesas de dinero de los bancos se intercambian miles de millones de pesos, y dólares, con lo que se financia los llamados stocks de liquidez de muchas de las instituciones bancarias. Al momento de escribir estas líneas, la tasa promedio de negociación en las mesas de dinero fue de 4.85 por ciento para operaciones interbancarias en pesos.

En contraste, de acuerdo con las cifras del Banco de México (Banxico), los usuarios de una tarjeta de crédito clásica que tienen una línea de préstamo promedio de 15 mil pesos, pagan una tasa nominal que va desde un 32.1 por ciento (Banregio) como mínimo a un 166.6 por ciento como máximo (Volaris Clásica-Invex).

En otras palabras, esos 15 mil pesos que seguramente se financian en las mesas de dinero de las instituciones bancarias como parte de una gran masa monetaria, a una tasa promedio de 5 por ciento en niveles actuales, se prestan en el mercado de menudeo (a la gente común), a una tasa que es cuando menos 6.42 veces superior, y que llega a ser hasta 33.3 veces mayor al costo con el que se financia, posiblemente no existe en el mundo un margen financiero como el que tiene el mercado de dinero mexicano (interbancario vs menudeo).

Expresado de otra manera: el margen financiero del sistema bancario sólo en este instrumento, una tarjeta de crédito con saldo de 15 mil pesos, llega a ser de 642 puntos base como mínimo y hasta 3,330 puntos base como máximo.

Más todavía, ningún banco en México paga en estos momentos en sus instrumentos de captación tradicional (pagarés), una tasa superior al 5.1 por ciento considerando las “promociones” de algunas instituciones bancarias que ofrecen el pago de 100% de cetes más 20 por ciento adicional (en este espacio hemos señalado cómo lo anterior se trata de un ardid publicitario). Suponiendo que la banca presta esa misma tasa en todos sus productos de captación, lo cual no es correcto, aún así hablamos de una diferencia abismal entre el costo al que se capta (no al que se financia), respecto al que se presta.

Lee: Las tasas de interés negativas ya son una realidad en México y esta es la causa

El mundo está en otra dimensión

En Estados Unidos los márgenes financieros llegan a ser también muy “elevados”, sobre todo ahora que las tasas de interés en ese país se acercan al cero absoluto. Sin embargo, nada comparable con el caso mexicano. De acuerdo con cifras de Citibank, los márgenes van desde 3.75 por ciento hasta un máximo actual de 7 por ciento, o lo que es lo mismo, 375 puntos mínimo y máximo 900 puntos base.

Pero en la Unión Europea estos indicadores son todavía más bajos, en Italia se calcula un promedio de 330 puntos base, en Francia de 275 puntos, en España de 875, en Inglaterra de 425; además, el caso más emblemático de lo que es el dinero verdaderamente barato es Japón, cuyos márgenes financieros son negativos, es decir, a los bancos les sale mejor invertir sus recursos que prestarlos porque deben pagar a los clientes por hacerlo, en lugar de que los clientes les paguen, debido a las tasas negativas.

¿Qué tanto es tantito?

Por lo anterior, es un hecho que este año será malo para el sistema bancario del país, la pandemia pegó en la línea de flotación; es tan malo que incluso ya está en marcha un programa de reestructura de créditos, algo que no veíamos en el sistema bancario desde hacía por lo menos 25 años (1995).

Sin embargo, por mucho tiempo el margen financiero en los bancos que operan en México ha sido el baluarte de grandes utilidades, quizás valdría la pena revisarlos y sacrificar un porcentaje de los mismos, son extremadamente elevados, como pocos en el mundo, y como no existen en ningún otro país de la OCDE, mucho menos del mundo industrializado. Bajar, aunque sea un poco, esos márgenes, podrían significar auténticas “bocanadas” de oxígeno financiero para los deudores en tiempos del Covid-19.

Recomendamos: Preguntas y respuestas sobre el programa de reestructura de créditos

banco créditos margen financiero mercado interbancario reestructura de créditos tasas de interés
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios