revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

Trump aviva la guerra comercial con China y estas son 3 consecuencias

Existen serias dudas sobre si Banxico replicará pronto la reducción que hizo la Fed tras encender la guerra comercial entre Trump y China

02-08-2019, 9:32:33 AM
Guerra comercial

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a dar otro manotazo sobre la mesa de la Casa Blanca y pese a que se llevan a cabo negociaciones comerciales entre China y su país, tendientes a normalizar en la medida de lo posible la relación comercial entre ambas potencias, anunció sorpresivamente medidas arancelarias adicionales.

En plena negociación comercial que este jueves cumplía dos días, entre el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, con sus homólogos chinos, Trump decidió que mientras había resultados China tendrá que pagar 10% adicional de aranceles a Estados Unidos del total de 300 mil millones de dólares que ese país exporta a Estados Unidos.

El mensaje en Twitter del presidente estadounidense decía lo siguiente:

“Mientras se producen las negociaciones, EU impondrá desde el 1 de septiembre un pequeño arancel adicional del 10% al resto de 300 mil millones de dólares en bienes y productos que llegan a nuestro país desde China”.

De no haber cambios en esta medida, a partir de septiembre todas las exportaciones de China hacia Estados Unidos tendrán aranceles, ya que, como sabemos, desde enero pasado otro monto de las exportaciones chinas, por 250 mil millones de dólares, tienen un arancel de 25%.

Lee: México, Trump y estrategias para la Guerra Comercial

Guerra comercial entre China y Estados Unidos
Reuters Guerra comercial entre China y Estados Unidos

Se trata de una etapa más dura de la guerra comercial entre ambas potencias, ni duda cabe, estamos ante un momento delicado y un notable incremento de los riesgos globales. Al margen de lo que sucedió en los mercados financieros, que se ajustaron de inmediato, éstas son las tres principales consecuencias para la economía global, de las que México no podrá aislarse.

1) Guerra comercial profundizará guerra de divisas: Ya son dos frentes abiertos peligrosamente en las finanzas globales, uno es la guerra comercial y otro la guerra de divisas, la segunda es consecuencia de la primera, y los efectos se profundizarán. Es previsible una etapa de mayor volatilidad en las monedas más importantes del mundo por los intentos en cada país de debilitar artificialmente sus divisas y hacerlas más competitivas para los mercados exportadores.

Lee: ¿Existe el riesgo de recesión en Estados Unidos?

Donald Trump
Reuters Donald Trump

De hecho, todavía no hay respuesta de China a la medida anunciada ayer por Trump, por lo que se prevé que en cualquier momento podría haber alguna reacción en los mercados cambiarios, es una de tantas posibilidades. En el caso de México, por el momento, el peso se mantendrá sólido, “fortachón” como diría el clásico de estos tiempos de la 4T; pero, no sabemos lo que suceda más adelante, lo cierto es que el peso camina por senderos peligrosos, de riesgo renovado.

2) Pausa en reducción de tasas, al menos para septiembre: Luego del descenso de las tasas de interés por parte de la Fed de Estados Unidos, las expectativas apuntaban a que casi todos los bancos centrales del planeta reducirían estos indicadores; posiblemente así suceda, pero ya existen serias dudas si será en el corto plazo.

Como hemos señalado, los “riesgos asociados” al mundo son muy significativos, sobre todo el conflicto comercial entre las potencias 1 y 2 del planeta; en el caso de México es probable incluso que Banxico pondere no bajar su tasa en su reunión de septiembre, sí, adivinó usted, por los riesgos asociados. Estos riesgos traerán como consecuencia otro impacto inevitable para el mundo entero, es el siguiente:

Lee: Los retos que vendrán para la economía mexicana

Guerra comercial Estados Unidos vs China
Depositphotos

3) El crecimiento seguirá desacelerándose, y aunque lejos, da un paso más hacia la recesión: El crecimiento mundial seguirá desacelerándose; como señalamos, existen riesgos, muchos riesgos asociados en el mundo. Estamos frente a una cada vez más cruenta guerra comercial, tenemos ajustes cambiarios que traerán consecuencias impredecibles y tasas de interés que bajan para tratar de estimular la actividad económica.

No se trata de ser pesimistas, es solo que las evidencias no pueden esconderse, que fácil sería decirle al mundo que en México tenemos otras cifras, la realidad es que estamos frente a un escenario que deja poco margen para el optimismo exacerbado.

China y Estados Unidos mantienen una guerra comercial
Depositphotos China y Estados Unidos mantienen una guerra comercial

Así, México no pudo en años pasados, no puede ahora y no podrá aislarse en el futuro del contexto financiero y económico mundial. Es deseable que a nuestro país le vaya bien, si es que crecer a ritmos cada vez más mediocres significa algo positivo.

Pero es un hecho que arranca mal el octavo mes del año, y lo peor es que en breve asomará la cabeza la recta final de este 2019, a la espera de que ese ansiado 2 por ciento anual y 4 por ciento sexenal en el PIB se cumpla, hoy se ve muy complicado.

Lee: ¿Banxico debería bajar la tasa de interés? Estas serían las consecuencias

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios