Buscador
Ver revista digital
Economía

Presupuesto 2022 crece para atender a mujeres, pero víctimas y DDHH siguen desdeñados

10-09-2021, 8:21:28 AM Por:
Paro mujeres
© Reuters

Aunque cualitativamente el presupuesto sigue sin tener una perspectiva de género, para el próximo año sí aumentan recursos en programas para mujeres.

Los programas de apoyo a las mujeres, para prevenir la violencia en su contra, y para fomentar la igualdad sustantiva de la población femenina del país, tendrán un aumento superior a la inflación en el Presupuesto de Egresos 2022, lo que no sucede en materia de derechos humanos y atención a víctimas, áreas que siguen siendo desdeñadas por la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, en comparación con lo que se destina a Petróleos Mexicanos (Pemex), todos los rubros relacionados con la mujer, las víctimas y los derechos humanos solo representan el 1.28% de los recursos que recibirá el año próximo la paraestatal.

ALTO NIVEL realizó nuevamente un análisis cuantitativo y cualitativo del proyecto de presupuesto presentado esta semana por la Secretaría de Hacienda en la Cámara de Diputados, contrastándolo con los de 2021, 2020, 2019, y con el que correspondió al último año del sexenio anterior (2018), encontrándonos mejores noticias que hace un año en lo que se refiere a la atención de mujeres.

De entrada, los recursos para promover la Atención y Prevención de la Violencia contra las Mujeres pasan de 300.16 millones de pesos a 310.45 millones, lo que implica un aumento de 3.43%, guarismo que supera el 3.15% de inflación anual de 2020.

Lo mismo sucede con la bolsa destinada a la Salud Materna, Sexual y Reproductiva que crecerá 3.78% si los legisladores no modifican la propuesta de Hacienda, sumando 2,103 millones de pesos para 2022, en comparación con los 2,026 millones de 2021.

Es importante destacar que en este último rubro siguen sin alcanzarse los 2,128 millones de pesos que se erogaron en 2018, en el último presupuesto del hoy expresidente Enrique Peña Nieto.

A su vez, el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las entidades federativas tendrá una subida de 3.75%. Para este reglón, en 2022 se contemplan 288.9 millones de pesos en contraste con los 278.5 millones de 2021.

La política pública para fortalecer la Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres también verá incrementados sus recursos para el año próximo en 6.39%, al pasar de 444.5 millones a 473 millones de pesos. Un aumento que sí debe celebrarse.

Una situación similar se observa en el Fortalecimiento a la Transversalidad de la Perspectiva de Género que crece 3.75% en 2022 con 379 millones de pesos, en comparación con los 365.3 millones del año actual. Aquí se destaca que en el presupuesto de 2018 solo se aplicaron 199.9 millones de pesos, por lo que sin duda este programa ha mejorado sustancialmente en la actual administración.

Baja apoyo a víctimas y DDHH

Los puntos negativos del Presupuesto de Egresos para 2022 se ubican, cuantitativamente, en la Investigación a Violaciones de Derechos Humanos, en la Atención a Víctimas, y en lo que se refiere al Apoyo para los Hijos de Madres Trabajadoras.

La Fiscalía General de la República (FGR) solo obtendrá 66.2 millones de pesos para investigar y perseguir delitos cometidos en materia de derechos humanos, cifra que es 4.5% menor a los 69.2 millones de 2021.

Además, la bolsa que se destinará para la Atención de Víctimas en el gobierno federal será la misma en 2022 que la destinada en 2021: 7.77 millones de pesos, a pesar de que, si solo consideramos el índice inflacionario de 3.15% esta debería ser de 8.01 millones de pesos.

De su lado, el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras solo aumenta 0.01%. Mientras que en 2021 fue de 2,684 millones 509 mil pesos, en 2022 la cifra quedará en 2,684 millones 710 mil pesos.

Otro aumento ínfimo será el que reciba el Programa de Políticas de Igualdad de Género en el sector educativo que pasará de 2.0 millones a 2.03 millones de pesos.

En cuanto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a pesar de que en esa materia México no ha mejorado, el Ombudsperson de nuestro país solo tendrá un incremento de 2.53% en su presupuesto, considerándose 1,722 millones de pesos para 2022, en comparación con los 1,679 millones de 2021.

Estas cifras nos indican que las prioridades de la administración lopezobradorista no están centradas en solucionar la grave crisis de derechos humanos que desde hace más de una década vive nuestro país, lo cual también se refuerza con el desinterés presupuestal que se observa en la atención a víctimas.

Ahora bien, como mencionamos al principio, si sumamos todo lo que se destina a programas de derechos humanos, el apoyo a las mujeres, junto con lo presupuestado para evitar la violencia en contra de este sector, además de los recursos para lograr la igualdad de género y atender a víctimas, es decir, todos los rubros que hasta aquí hemos analizado, la bolsa es de 8,169 millones de pesos, una cantidad mucho muy inferior a lo que se destina -por ejemplo- a Pemex, que en 2022 tendrá un presupuesto global de 636,281 millones de pesos.

Como se observa, es claro que los temas de las mujeres, las víctimas, y los derechos humanos, siguen sin ser prioritarios para el gobierno federal, pues estas áreas reciben solo el 1.28% de lo que se destinará a la petrolera mexicana.

Discurso presupuestal

En términos cualitativos, el Presupuesto de Egresos para 2022 no mejora con respecto a nuestro análisis del año pasado. La perspectiva de género no es una de las características discursivas que resalten en la redacción de la iniciativa entregada por el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

Los vocablos mujer, igualdad, igualdad de género, y violencia contra la mujer, muestran casi el mismo número de menciones que el presupuesto 2021 como podemos observar enseguida, lo que contrasta con lo que se presentaba en 2018, antes del inicio de la actual administración, cuando la inclusión de estos sustantivos era mayor.

Al igual que en nuestro análisis publicado en 2020, en los cinco presupuestos más recientes del gobierno federal, incluyendo el último de Enrique Peña Nieto, no se menciona ni una sola vez la palabra feminicidio, mientras que la violencia en contra de la mujer solo merece tres repeticiones en los paquetes presupuestales del último lustro.

¿Es necesario que estas palabras se incluyan en este tipo de iniciativas? Por supuesto, sobre todo si consideramos que el homicidio de mujeres por razones de género es un gravísimo problema en nuestro país. En México se cometen 10 feminicidios diariamente, según datos recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por otro lado, lo que sí cambia en el presupuesto de 2022 son las referencias a la familia, las familias o lo familiar, que disminuyen 88.2% en el paquete elaborado por Hacienda. Mientras que la iniciativa de 2021 mencionaba estos vocablos 34 veces, ahora solo hay registro de estos en cuatro.

No debemos olvidar que, al hablar de la mujer, el presidente Andrés Manuel López Obrador suele ubicarla como un elemento de la familia, usualmente en un papel de auxilio o subordinación, por lo que menos referencias a la familia en el presupuesto del próximo año denota claramente que hay un cambio discursivo.

mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios