revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

¿Por qué el precio del petróleo no subió tras el recorte de la OPEP?

Las expectativas de los precios del petróleo no son favorables en el mercado por este momento, mientras la OPEP recortó la producción.

14-12-2018, 12:11:40 PM
Petróleo Petróleo

Los precios internacionales del petróleo simplemente no levantan, las cotizaciones Brent y WTI se ubican en 60 y 51 dólares respectivamente, prácticamente igual que como estaban antes del más reciente recorte de producción decretado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Estos precios son igualmente muy bajos comparados con sus niveles máximos registrados en el año, las cotizaciones son aproximadamente 25 por ciento menores frente a los niveles alcanzados en octubre pasado.

En México el precio de la mezcla mexicana de exportación cotiza en niveles de 52 dólares el barril, también muy similar a como se ubicaba cuando el cártel petrolero recortó la producción y aproximadamente 20 por ciento menor a su cotización máxima del año.

Lo peor es que las expectativas en materia de precios para el mercado petrolero no son favorables, al menos no en este momento.

Lee: Mezcla mexicana: por qué ha bajado el precio del petróleo

Especial

Producción de petróleo en EU.

Es la economía…

El exceso de producción no es el principal factor que preocupa, tampoco el hecho de que las nuevas tecnologías y la consolidación de fuentes renovables provoquen menor demanda de combustibles fósiles para las siguientes décadas, estos serían factores adversos, pero de largo plazo, lo que preocupa es nuevamente la economía, y no es para menos según dicen los expertos.

En noviembre pasado los sondeos realizados por la agencia Reuters entre más de 500 economistas a nivel global muestran un creciente pesimismo para el desempeño de la economía del planeta. Lo anterior representa un dramático cambio con respecto al optimismo casi unánime que se percibía en ese mismo sondeo realizado a inicios del año, en solo 11 meses cambiaron las perspectivas, algo que sucede pocas ocasiones.

El desempeño económico, concretamente su ralentización o incluso la probabilidad de que se desacelere más profundamente es un elemento clave para que las expectativas de los precios internacionales del petróleo se mantengan a la baja, incluso que ya se reflejen en los precios actuales.

Si la economía crece poco o incluso se desacelera, la demanda de combustibles no repuntará, es así de simple pero igual de complicado.

Lee: El plan de AMLO para reactivar las 6 refinerías de Pemex

Reuters.

Petroprecios

Factores que desencadenarían la próxima desaceleración

Para los economistas globales existen dos factores que podrían profundizar o cuando menos mantener la desaceleración de las economías en el mundo.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como el endurecimiento de las condiciones financieras (tasas de interés al alza y estrechamiento del crédito, más otros riesgos financieros inherentes), son los elementos que más preocupan a los expertos.

El problema es que el mundo entero está en un periodo de descoordinación económica, lo que acelera los riesgos.

Estados Unidos está en auge, pero no ha “jalado” al mundo, ni siquiera en su región de mayor influencia como México y Canadá, por su tratado de libre comercio.

En contraste, otras naciones y regiones en el mundo apenas salen de procesos de estancamiento económico o incluso recesión, tal es el caso de Europa.

En toda la ecuación entra en juego el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que para evitar un sobrecalentamiento de su economía ha iniciado desde hace más de un año un proceso de incremento de tasas de interés, lo que impacta en todo el planeta porque distribuye de forma diferente los capitales, esos que deberían servir para reimpulsar la recuperación. El planeta se encuentra atrapado entre ralentización y expectativas de recesión.

Solo en México recientemente economistas de la UNAM, que no suelen ser tan pesimistas, señalaron que para 2019 la economía mexicana crecería alrededor de 1.4 por ciento, tasa demasiado baja e incluso inferior a la que se registrará en este año.

Lee: Petróleo: el peligro de un hoyo presupuestal se abre para AMLO

petróleo

El mundo tiene petróleo, hay oferta suficiente y probablemente hasta sobreoferta.

¿Habría otro recorte de la OPEP?

Es muy probable que sí, los expertos señalan que bien podría presentarse entre 2019 y principios de 2020 si los pronósticos para la economía mundial se concretan, y peor aún, se tornan más negativos.

Lo peor es que la disminución de la producción “ahogará” todavía más a varias de las economías que ya de por sí han recibido los impactos de los anteriores recortes, Venezuela es un ejemplo de ello, pero hay más naciones que sufrirán.

Por si fuera poco, en el escenario petrolero sigue vigente la “amenaza” de Estados Unidos, país que todo parece indicar tomará el liderazgo de la producción petrolera global tan pronto como el año siguiente y modificará la ecuación. No cabe duda, los mercados petroleros mundiales tendrán un año con serias dificultades.

También te puede interesar: EU será el principal productor de petróleo 

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios