revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

Así es el plan de AMLO para rehabilitar las 6 refinerías de México

El plan de AMLO contempla que las refinerías operen con mayor eficiencia y productividad en el término de un año.

10-12-2018, 8:50:01 AM
refinería dos bocas
Refinerías Refinerías

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presentó este fin de semana su Plan Nacional de Refinación cuyo objetivo es el de revertir la balanza petrolera deficitaria que tiene hoy día nuestro país, y producir gasolina para el consumo interno.

Lo anterior, debido a la gravedad y crisis que atraviesa nuestro sector energético, aseguró el mandatario, quien señaló que al término de este año México tendrá el mayor déficit de su historia en la balanza petrolera con una cifra de 24,000 millones de dólares, debido a que en 2018 importamos el 80% de las gasolinas que consumimos.

El plan contempla la rehabilitación de las seis refinerías construidas con las que hoy cuenta el país, más la construcción de una adicional.

Esta rehabilitación es necesaria, dijo el presidente López Obrador, porque el sistema nacional de refinación, es decir, las refinerías, trabajan en promedio al 38% de su capacidad. Las 6 refinerías con las que cuenta México tienen la capacidad de refinar 1,540 millones de barriles de petróleo crudo por día, según las cifras proporcionadas ayer por el jefe del ejecutivo mexicano.

Adicionalmente, nuestra nación cuenta con una refinería en Estados Unidos en alianza con Shell; en conjunto, la capacidad de refinación del país debería cubrir el 70% del consumo nacional de gasolinas, pero no es así debido a las condiciones en las que se encuentran las refinerías, explicó Andrés Manuel López Obrador.

Al margen de conocer con más exactitud el origen de los recursos para la rehabilitación de las refinerías, enseguida consignamos qué es lo que se hará en cada una de ellas para reorientarla en términos productivos.

También te puede interesar: Por qué AMLO no podría construir las dos refinerías que propone

Refinería de Salamanca: Será intervenida en 2 etapas, en la primera se desarrollará el mantenimiento del tren de proceso para que al final del 2019 sea capaz de producir el 75% de su capacidad. En la presentación no se señaló en qué consistirá la segunda etapa de la intervención.

Refinería de Minatitlán: Se destinará atención esencial en el cambio de catalizador y se rehabilitará la planta Mina 1 para que aumente la carga a mediados de año. Sin más detalles.

Refinería de Madero: Esta es la infraestructura más crítica ya que tiene más de un año fuera de operación; sin embargo, se espera el arranque de una primera etapa el próximo mes de enero y en noviembre próximo se pondrá en operación el tren de refinación número 2. Tampoco hay más detalles.

Refinería de Cadereyta: Es necesario un mantenimiento profundo a los equipos dinámicos en una primera etapa; en el segundo periodo de su intervención aumentará su capacidad de procesamiento.

Refinería de Salina Cruz: Derivado de los accidentes e incidentes en sus instalaciones, se diseñó un programa intenso para reconstruir el sistema de recibo de crudo y distribución de plantas primarias. Se incrementará la operación en forma paulatina para lograr en diciembre del 2019 una producción de hasta el 70% de su capacidad. Sin más detalles.

Refinería de Tula: Se prevé intervenir la planta de H-Oil que actualmente está abandonada, cuya rehabilitación es indispensable para aumentar la producción de gasolinas y lograr la transformación de los residuos de vacío, que hoy son en gran parte desaprovechados.

Asimismo, se iniciará la construcción inmediata de la séptima refinería del país, denominada Dos Bocas y ubicada en Paraíso Tabasco, sitio que a decir del presidente de México es el ideal para construir una refinería porque es el lugar en donde confluyen los ductos y la materia prima provenientes del litoral de Tabasco, más la sonda de Campeche, es decir, de donde se extraen el 80% de los hidrocarburos del país.