Ver revista digital
Actualidad

Porfirio Muñoz Ledo: Fuimos excesivamente educados en ser un país petrolero

24-06-2022, 5:59:11 PM Por: Ulises Navarro
© Ulises Navarro

El expresidente de la Cámara de Diputados considera que México avanza hacia el futuro energético, aunque carga con una pesada herencia mental.

Porfirio Muñoz Ledo, uno de los políticos con mayor trayectoria en la historia reciente de nuestro país, dice que cargamos algo en nuestra consciencia histórica llamado “petrolismo”, la idea de que México debía enfocarse casi exclusivamente en la producción de este hidrocarburo, al grado de que el presidente López Portillo una vez dijo que nuestro único problema sería aprender a “administrar la abundancia”.

Varias décadas después, el país está en el dilema de aún aferrarse a ese ‘petrolismo’ o abrazar por completo la transición energética. El expresidente de la Cámara de Diputados indica que el país ya ha dado algunos pasos hacia el futuro energético, aunque esa herencia mental es pesada.

El futuro de la energía es el futuro de los negocios. Tiene que ver con la producción industrial, tiene que ver con la vocación de diversas zonas del país, tiene que ver con el orden de los factores para tomar decisiones económicas a nivel global”,

comenta Muñoz Ledo en entrevista con ALTO NIVEL.

El también miembro fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) asegura que en el futuro ya no se podrá hablar de ninguna actividad industrial, comercial e inclusive agrícola, sin tomar en cuenta el fenómeno del cambio climático.

“Si el cambio climático avanza arriba de dos grados, habrá fenómenos extraordinarios: exceso de lluvias, tornados, huracanes, deshielos. Me preocupa la relación entre escasez de agua y cambio climático; no conozco estudios a profundidad, pero con medidas de regeneración del medio ambiente se puede disminuir la escasez de agua”, dice Muñoz Ledo mientras recuerda la falta del vital líquido que padece Monterrey, y buena parte del norte de México, en las últimas semanas.

¿Nuestro gobierno está actuando en línea con lo que hacen otros países en cuestión del cambio climático?, se le pregunta al experimentado político.

“En algunas cosas sí y otras no. No se ha logrado extender la consciencia, pero el presidente dio su decálogo sobre el medio ambiente. Desde luego hay que combatir muchas herencias mentales; este país fue demasiado educado en ser un país petrolero, para bien y para mal. Los problemas económicos que tuvimos a principios de los ochenta fue porque el gobierno de López Portillo creía demasiado en el petróleo. Incluso, al sobreproducir petróleo, México contribuyó poderosamente a la caída de los precios en el 82 y 83, que era una crisis económica que terminó por tumbar al país”, rememora el exembajador de México ante la Unión Europea.

Respecto a las discusiones entre México y empresas estadounidenses para aumentar la generación de energías limpias, Muñoz Ledo destaca la importancia del Tratado México-Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para atraer más inversiones, principalmente del vecino del norte.

“Ahora resulta que sí debemos aceptar las inversiones norteamericanas en el medio ambiente. Ahora estamos frente a la tesitura de tener que, no obligatoriamente pero sí preponderantemente, recibir inversiones norteamericanas cuando tuvimos décadas para atraer toda esa inversión.”

No solamente está el T-MEC, también la Ley de Transición de Energética compromete a México a alcanzar metas de generación de energías limpias y que no puede ignorar ante sus socios comerciales.

“La Ley de Transición Energética obliga al Estado mexicano a fomentar las energías nuevas y crear incluso un instituto parecido al Instituto (Nacional) de la Energía Nuclear. Hay retrasos, pero no vienen solo en esta administración. El petrolismo es algo que traemos en la conciencia histórica, y bueno, hay que empezar a educar”. Ese es el diagnóstico del avezado político.

MÁS NOTICIAS: