HistoriasNegocios

Adiós al pánico: Claves para afrontar tus deudas

Deja atrás las deudas, aprende cuál es el camino que debes seguir para acabar con estas preocupaciones de la mejor manera para ti y tu bolsillo.

20-02-2015, 7:00:25 AM
Adiós al pánico: Claves para afrontar tus deudas
Alejandro Medina

Tener una deuda bancaria y no saber cómo solventarla es una de las cosas más desgastantes en la vida… pero no perdamos la cabeza, más allá del temor que podemos tener al banco, sus cartas y llamadas -que dicho sea de paso ya no podrán realizar-, siempre existirán formas de terminar con una deuda y con el agotamiento que puede generar tenerla.

¿Cómo superar este hecho? Existen distintas cosas que podemos poner en práctica para cortar de tajo con las deudas de tarjetas y evitar que sigan creciendo interminablemente.

Te recomendamos leer: Alcanza tus metas: Cursos de finanzas personales

Estrategia contra deudas

“Existen cuatro pasos básicos y muy importantes que las personas deben emprender para poder atajar una crisis de deuda bancaria”, explica Gerardo Reveles de Noriega, presidente y director general de Afin Patrimonial.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, el especialista sostiene que estos pasos deben ser considerados por las personas no sólo cuando ya sufren de una situación complicada de deuda, sino desde que comienzan a utilizar sus créditos. Aquí te los explicamos.

1.- Reconoce tu deuda

Reveles asegura que lo primero que tiene que hacer una persona que se encuentra en esta situación es evitar darle vueltas al asunto y aceptar que tiene una deuda bancaria que necesita solucionar.

“En un afán por evitar enterarse de su realidad, muchas personas no aceptan el hecho de que contrajeron una deuda y necesitan pagarla, cosa que es el inicio de un gran problema”, explica el experto.

Y es que no aceptar que nos encontramos en problema puede llevarnos muchas veces no sólo mantenerlo, sino también a incrementarlo, creándose una bola de nieve que posteriormente no podremos controlar.

También te puede interesar: 8 gastos que puedes deducir y no sabías

2.- Examina tus gastos

Luego de tomar conciencia sobre el problema, llega la hora de hacer ajustes en la cartera y evaluar qué tantos pesos estamos dejando salir.

El experto sugiere que tomemos una pequeña libreta y anotemos cuál es el destino de cada billete o moneda que vamos soltando en nuestro día a día, con el objetivo de que sepamos en qué estamos verdaderamente gastando el dinero.

Es importante, sostiene, que verdaderamente evaluemos y encontremos cuáles son esos gastos innecesarios que estamos realizando, esto con el objetivo de plantear alternativas y eliminarlos.

Te recomendamos leer: Claves efectivas para fumigar los gastos hormiga

3.- Destina un porcentaje de dinero a tus pagos

El ejercicio de evaluar cada uno de los gastos que estamos teniendo nos dará la oportunidad de encontrar el dinero que necesitamos para empezar a atajar nuestra deuda y pagar.

El director de Afin Patrimonial sostiene que necesitamos definir un porcentaje mensual de nuestros ingresos al tema del pago, el cual no debe de superar el 30% de nuestro capital periódico.

Además, añade que es muy importante que no sólo el deudor esté comprometido con su deuda, sino en general su círculo cercano, como su familia, cosa que le ayudará a no darse por vencido ante su problema.

“Las familias deben de estar conscientes de las deudas que se tienen en casa, no esconderlas, mientras mejor se sepa la situación que se está viviendo, será más fácil administrar los gastos”, detalla.

Te recomendamos leer: Cuida la independencias de tus finanzas personales

4.- Acércate a tu banco

Finalmente, el experto en finanzas personales asegura que algo muy importante en estos casos siempre será el establecer contacto directo con la institución con la que tenemos la deuda.

Más allá de alejarnos y evitar contestar sus llamadas, es algo básico que dialoguemos con el banco la situación de deuda en la que nos encontramos y se ubique en conjunto una manera para terminar con el problema.

“Los bancos no son tan malos como pensamos, ellos saben que se puede presentar en cualquier momento una etapa económica difícil y cuentan con distintos mecanismos de apoyo que pueden beneficiarnos”, explica Reveles.

Dialogar con el banco puede permitirnos no sólo conseguir tranquilidad, sino abrir procesos de reestructura o consolidación de deuda, que nos pueden llevar a terminar de forma más sencilla con nuestro problema.

También te puede interesar: Apps para poner en orden tus finanzas personales

Prevención e información

“Evitar problemas de deuda bancaria siempre estará en nuestra manos”, menciona Héctor Ceja, director comercial de la Escuela de Negocios de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En entrevista, el especialista sostiene que es relevante que las personas no sólo soliciten o acepten créditos porque sí, sino que analicen perfectamente si es algo que requieren.

“El gran problema que tenemos en México es la falta de información y conocimiento sobre el manejo de tarjetas de crédito, jamás vemos que las personas pregunten cuáles son las tasas que tienen o sus fechas de corte”, detalla.

Ceja recomienda ser mucho más responsables ante este tipo de compromisos que se adquieren, aceptándolos únicamente cuando se cuenta ya con toda la información relevante sobre ellos.

“No hagamos las cosas al revés; evaluemos si necesitamos verdaderamente cada una de las cosas que compramos y tratemos de estar todo el tiempo al pendiente del estado que mantiene nuestra cuenta”, sentencia.

Te recomendamos leer: Finanzas en pareja, que el dinero no acabe con tu relación

¿Cuál ha sido tu experiencia en la solución de problemas de deuda? ¿Qué recomiendas hacer desde tu perspectiva para acabar con esto? ¿Qué tan consciente eres de las tarjetas que manejas?

Relacionadas

Comentarios