'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

3 claves de Bimbo para potenciar a México

El país lleva tres décadas inmerso en el estancamiento, ¿qué recomienda Daniel Servitje para poder dejar atrás este letargo? Aquí sus tres claves.

01-10-2014, 2:31:56 PM
3 claves de Bimbo para potenciar a México
Alejandro Medina

México lleva prácticamente 30 años inmerso en una trampa. Desde principios de la década de los 80, época en que comenzó a sobresalir en el mundo, el país no ha logrado dar ese salto de calidad que permita a los ciudadanos dejar el ingreso medio para pasar al desarrollo.

¿Cuál es la razón por la que México no ha podido hacer esto? Principalmente la falta de productividad, asegura Daniel Servitje Montull, presidente del Consejo de Administración y director general de Grupo Bimbo.


Señaló que el país no puede dejar pasar por más tiempo la oportunidad convertirse en un referente global y, tras la aprobación de las distintas reformas estructurales, México debe de sacudirse ya ese letargo en el que se encuentra, para comenzar a ser una nación mucho más capaz de creer en cada una de sus capacidades.

Te recomendamos leer: 7 claves de éxito de Roberto Servitje para futuros líderes

El método Bimbo

Es por eso que Daniel Servitje, con base en la experiencia que ha vivido al interior de la panificadora, señala que son tres las cosas que tenemos que realizar como país para poder dejar atrás el estancamiento, romper esquemas y ser más productivos:

1.- Apuntar alto

El líder de Bimbo asegura que se trata principalmente de creer más en nosotros mismos: Como país necesitamos dejar ya atrás las miras bajas y poner el ojo en todo aquello que nos puede llevar a ser un país desarrollado.

El empresario señala que si bien siempre hemos tenido el sueño de conseguir el éxito, nunca hemos podido como país ejecutar cada una de nuestras metas, debido a la negatividad que existe casi siempre.

Además, sostiene que es hora ya de generar una unión como sociedad para ir en una misma dirección y tratar de establecer objetivos que generen un bien común.


Te recomendamos leer: Bimbo: un oso muy hambriento

2.- Enfocarnos en las oportunidades

Se trata de aprovechar cada oportunidad que se presente y sacarle el máximo jugo posible, comenta Daniel Servitje, y agrega que si bien se logró aprovechar las reformas que son muy importantes para nuestro país, aún existen temas pendientes.

“Tenemos que completar estas reformas que se han logrado, desarrollando temas también que son muy importantes como el de la seguridad, el estado de derecho y la transparencia”.

El empresario añade que todo este trabajo pendiente permitirá que se fortalezcan nuestras libertades, actividad que permitirá a los ciudadanos y empresas mejorar su desempeño.


Te puede interesar leer: Grupo Bimbo y sus excelentes relevos familiares

3.- Impulsar lo que nos conecta con el mundo

Este punto se relaciona principalmente con la educación y la mejora de la exigencia académica. Actualmente los indicadores del país están por los suelos, razón por la cual es muy importante “apretar tuercas”, menciona Servitje. 

Existen dos cualidades educativas que los estudiantes mexicanos deben de tener hoy para poder competir en el mundo, y una de es el tema de los idiomas, cuya relevancia ya no recaen sólo en el inglés, sino también en otros como el chino o el portugués.

El otro punto es la conectividad digital, la cual debe de expandirse mucho más en el país y a la cual los estudiantes deben de tener ingreso para conocer qué está sucediendo en otras partes del mundo.


Enfoque empresarial

Durante su participación en el Foro Forbes, en el que le fue entregado el premio a la Excelencia Empresarial 2014, Servitje señala que Bimbo, la panadería más grande del mundo, con presencia en 27 países, ha impulsado en su interior estos tres puntos, que le han servido para concretar su proceso de internacionalización, y del cual se derivan otros cuatro aspectos muy importantes en su meta por ser referentes. 

  • Visión de largo plazo: La marca no se ha cerrado de ninguna manera, tratando siempre de colocarse metas que vayan más allá de lo inmediato.
  • Compromiso de inversión: Una vez que la empresa ha decidido sus objetivos globales, se compromete a invertir en cada una de estas metas, sin excepción.
  • Aprende y aporta: Conoce los nuevos nuevos terrenos a los que está ingresando, para posteriormente llevar a ellos nuevos elementos a los que les pudiese sacar provecho.
  • Detenerse y adaptarse: Dependiendo de cómo vayan avanzando las cosas, la empresa suele de pronto hacer altos en su camino para analizar si su adaptación está siendo adecuada.

Es así como el empresario presenta un método empresarial con el que asegura se puede avanzar al desarrollo que el territorio requiere.

Puedes leer también: Entregan a Bimbo premio por su RSE

¿Cuál es tu opinión acerca de estos puntos que Servitje propone para lograr el salto que México necesita? ¿Qué otra cosa agregarías a esta serie de ideas que trata siempre de aprovechar Bimbo?

Relacionadas

Comentarios