'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Reforma educativa en México: ¿Objetivo Finlandia?

Mientras México tiene la tasa más elevada de deserción escolar de la OCDE, el país finlandés tiene el mejor sistema educativo del mundo. ¿Deberíamos adoptarlo?

28-02-2013, 9:08:40 PM
Reforma educativa en México: ¿Objetivo Finlandia?
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

En medio de la flamante reforma educativa, México vuelve a encarar un desafío que no ha logrado resolver a lo largo de sus 200 años de existencia, la educación.

Ayudas económicas para que los estudiantes puedan prescindir de la necesidad de trabajar y evaluaciones periódicas de competencias y aptitudes para los profesores, son algunas de las medidas del nuevo plan educativo. Sin embargo, los desafíos estructurales de la educación son muchos y muy variados.

Según la Secretaría de Educación Pública (SEP),  solo uno de cada tres de los alumnos que ingresan en primaria logra terminar la preparatoria. La mayoría de los adolescentes de 16 años abandona la escuela, lo que catapulta a México al primer lugar en deserción escolar de toda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), mientras que, de forma paralela, su sistema educativo se ubica entre los menos competitivos del mundo, según el Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes (PISA por sus siglas en inglés).

En este contexto, empresas medianas y grandes intentan contribuir a la mejora de la calidad de la educación en México, a veces a través de donativos y otras mediante el desarrollo de nuevas herramientas de aprendizaje, como veremos más adelante. Sin embargo, mirar hacia el lejano país de Finlandia, quizá pueda contribuir a vencer al fantasma de la ignorancia.

Finlandia, con el ‘mejor sistema educativo del mundo’

En Finlandia, el país con el sistema de educación mejor valorado del mundo cuenta con una serie de particularidades que vale la pena destacar. La mayor parte de los niños permanece en casa hasta que cumple los cuatro y a veces los cinco años de edad. La primaria comienza hasta los siete, por lo que el papel educativo de los padres resulta fundamental para el éxito de sus hijos como miembros de una sociedad.

Una vez en el aula, los niños finlandeses conocen a su profesor o profesora de cabecera, quien los guiará a lo largo de los seis años de educación básica, es decir, tienen el mismo profesor o profesora para la mayoría de las materias durante seis años.

El sistema no contempla las calificaciones numéricas durante los primeros cuatro años de educación primaria, lo que, según señalan expertos, contribuye a evitar las comparaciones y la competencia insana. A ello se suma el hecho de que la inversión pública en educación, que oscila entre el 6.5 y el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) se destina a una red de bibliotecas bien acondicionadas; a sueldos de profesores que deben aprobar exámenes exhaustivos antes de poder impartir clase en primaria; a útiles escolares y libros de texto gratuitos desde primaria hasta preparatoria y a una red de universidades públicas gratuitas y de calidad.

La tarea

México destina en torno al 5% de su PIB en Educación. En porcentaje, supera a Estados Unidos. Sin embargo, una red de más de 230 mil escuelas públicas no ha sido suficiente para capitalizar la inversión y catapultar a los estudiantes mexicanos hasta los mejores puestos de pruebas como PISA, tal vez porque para capitalizar los esfuerzos, el sistema precisa estar rodeado de un tejido social mejor hilvanado.

En esta coyuntura, empresas como Western UniónAmco. En el caso de la empresa de paquetería, donó 500 mil dólares para apoyar programas educativos en México. Mientras que la tecnológica, con sede en San Diego California -aunque fundada en Tijuana hace 15 años- ha desarrollado una serie de productos que integran soluciones de tecnología para mejorar la enseñanza en el aula.

El Método Amco

El Método Amco, y su producto estrella, Brilliant, ha conseguido una buena acogida entre las escuelas privadas del país. Más de mil colegios han adoptado su metodología, que se basa en el fomento de “inteligencias múltiples” y utiliza una serie de dispositivos tecnológicos para mejorar la experiencia educativa.

Brilliant conjuga tablets, bocinas, y otros dispositivos electrónicos con una amplia gama de técnicas educativas. Su solución puede alcanzar un costo aproximado de cinco mil 600 pesos anuales por alumno, aunque los precios varían en función de las necesidades concretas de cada colegio. Su director comercial en México, Diego Álvarez, quien platicó con AltoNivel.com.mx señala que Brilliant cuenta con una homologación por parte de la SEP, así como con una certificación de la Universidad de California para sus herramientas en inglés y otra de la empresa Apple vinculada al uso de los gadgets que complementan la metodología.

“Tenemos 15 programas en nuestro catálogo, cada uno se adapta a las necesidades socioeconómicas del colegio. Por ejemplo, nuestro programa más elevado en carga horaria de inglés tiene entre 12 y 15 horas a la semana”, explica Álvarez, quien pronostica un crecimiento del 100% para su empresa este 2013, gracias, en buena medida, a su estrategia de expansión internacional que los ha llevado a países como El Salvador, Chile, Colombia y España.

¿De qué forma crees que el sector privado y los padres de familia pueden contribuir para mejorar la calidad del sistema educativo mexicano?

Para saber más:

Harvard, Berkeley y MIT ofrecen cursos gratis en internet

Infografía: ¿En qué consiste la reforma educativa?

Enrique Peña y las claves del Presupuesto 2013

Relacionadas

Comentarios