HistoriasNegocios

México y el negocio aeroespacial

El país será el principal destino de Inversión Extranjera Directa en esta materia entre 2012 y 2013. Tiene un alto potencial para la industria y la academia.

15-07-2012, 6:09:23 PM
México y el negocio aeroespacial
Elie Smilovitz @smilovitz

Según la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia),
México será el principal destino de Inversión Extranjera Directa (IED) en
materia de industria aeroespacial entre 2012 y 2013.

La Femia indica que las exportaciones mexicanas se triplicaron
desde 2007 y en 2011 superaron los 4 mil 300 millones de dólares (mdd).
Mientras que las importaciones del sector superan los 3 mil 750 mdd.

El potencial de captación de inversión para esta industria es
elevado porque México ocupa la posición 17 del mundo en recepción total de IED,
según la Conferencia de las Naciones Unidas
sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y los sectores automotriz y electrónico,
ambos ligados al aeroespacial, se encuentran entre los principales receptores. Del
billón y medio de dólares en IED que fluyó en todo el mundo en 2011, México
recibió 19 mil 554 mdd. 

Sólo el sector automotriz ha recibido más de 15
mil mdd desde 2006 para proyectos como la construcción de nuevas plantas de
ensamblaje de empresas como Honda o Fiat. Por ello, industriales, académicos y
legisladores apuestan por la promoción del sector .aeroespacial nacional.  

Industria espacial, un
sector en auge

La crisis económica no ha afectado a la inversión, el desarrollo y
las ventas en un sector que crece a un ritmo del 4% anual, ni a las iniciativas
para fortalecer a la Agenda Espacial Mexicana (AEM), creada en 2010.

En el mes de octubre, Querétaro recibirá una nueva edición de la
.Cumbre Aeroespacial mexicana, cuya meta es impulsar la inversión en el sector
en un 50%.

México es uno de los principales proveedores de componentes para
la industria espacial en Estados Unidos gracias a sus bajos costos de
operación, y a su experiencia en sectores industriales similares, como el
automotriz y el electrónico.

Entre los principales desafíos de la industria se encuentra el de
obtener certificados de calidad específicos del sector .aeroespacial en las
diferentes empresas, para definir la posición de México en la cadena de
producción del sector.

En mayo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) firmó
una carta de intenciones con la Unión Europea (UE) para impulsar la cooperación
científica entre México y Europa para desarrollar aplicaciones espaciales, como
la radionavegación, la observación de la Tierra y las comunicaciones
satelitales.

México y la UE pretenden crear un Comité de Dirección que evaluará y emitirá informes
periódicos en materia aeroespacial. De esta manera, se impulsará el trabajo de
investigadores mexicanos en proyectos conjuntos con sus homólogos europeos.

La Agencia Espacial
Mexicana

La .Agencia Espacial Mexicana (AEM) fue creada en 2010 y Francisco
Javier Mendieta Jiménez fue nombrado su primer director general. La AEM cuenta
con un presupuesto anual para 2012 de 60 millones de pesos y su sede se ubica
en el D.F. Su estructura es aún incipiente, está controlada por una Junta de
Gobierno, a la que reporta la Dirección General.

Actualmente, la AEM evalúa
cuáles Entidades Federativas albergarán subsedes de la organización, cuya tarea
es la de integrar en un organismo supervisor especializado en el sector espacial.

Guadalajara, Querétaro, Pachuca y Tijuana figuran entre las
principales ciudades que podrían albergar la subsede de la AEM. Aunque, según Alfonso Olivera, director de Divulgación y Difusión
del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecytjal), el objetivo debe pasar
por “no duplicar esfuerzos” y desarrollar diferentes proyectos en cada entidad
federativa, en función de sus fortalezas.

Así, mientras Guadalajara destaca por sus avances
en desarrollo de satélites y robótica, Querétaro lo hace por ser la sede de la
Cumbre Aeroespacial nacional y Tijuana, por ser el centro del 50% de las empresas
nacionales del sector aeroespacial.

Oportunidades

Más de 200 empresas del sector espacial emplean a
30 mil trabajadores, en 17 Estados, según la AEM. Pero las oportunidades
económicas vendrán de la mano de las sinergias que se consigan entre el sector
público, el académico y el privado.

En el campo académico, las universidades están desarrollando
nuevos programas que enfatizan en el desarrollo de una industria tecnológica
aeroespacial, como la  nueva carrera de
Ingeniería en Astrofísica en la Universidad Autónoma de Nuevo León, que cuenta
con el apoyo de la UNAM, el Observatorio de Iturbide y el Observatorio Norte
Europeo.  

En México viven sólo 200 astrofísicos titulados, pero su campo de
trabajo es muy amplio y abarca sectores como el .aeronáutico, el robótico, el
electrónico y el desarrollo de satélites.

Estos sectores se verán directamente beneficiados
de una mayor inversión pública y académica en el desarrollo de la ciencia
aeroespacial, pero también se da paso a nuevas empresas como AEXA, cuyo
objetivo es el desarrollo de “productos y servicios tecnológicos” con
aplicaciones diversas, desde la aeronáutica, hasta la médica.

Un
poco de historia

En México, el primer grupo de trabajo de investigación
en materia espacial se creó en 1962 con el nombre de Comisión Nacional del
Espacio Exterior. En la década de los 90 el país participó en la tercera
conferencia de las Naciones Unidas sobre la Exploración del Espacio, que
involucró al sector público y privado con el objetivo de buscar soluciones
tecnológicas a los desafíos industriales. 
Pero no fue sino hasta 2004 el proyecto para una Agencia Espacial
Mexicana escaló hasta la Cámara de
Diputados y, posteriormente, al Senado. Y, en 2010, cuando fue finalmente
creada la AEM de forma oficial.

¿Qué actores del sector privado y público deben participar en el desarrollo de la nueva industria espacial mexicana?

Para saber más:

.Sector aeronáutico duplicaría exportaciones en 2011

.¿Estás listo para reservar un viaje espacial?

.Transbordadores, los primeros pasos a las estrellas

  

 

Relacionadas

Comentarios