Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Warren Buffett se deshace de acciones y acumula efectivo: ¿qué ve el ‘oráculo’?

08-08-2023, 12:35:39 PM Por:
© Reuters

Últimamente el afamado inversionista ha adoptado su posición más defensiva en una década. ¿Qué está viendo que los demás no?

El legendario inversionista de los mercados financieros, Warren Buffett, siempre marca tendencia en los mercados. Sus puntos de vista son un gran referente para tomar decisiones de corto, mediano e incluso largo plazo.

Buffett habla sin hablar, tiene a su brazo financiero por medio del cual realiza sus operaciones y pese a que oficialmente no está al frente de la empresa, sus decisiones y su estilo es fiel reflejo de lo que piensa y cómo actúa Warren Buffett.

En los días previos ha llamado la atención un cambio relevante en la estructura de las inversiones del brazo financiero de Buffett.

En concreto, en la estrategia de Berkshire Hathaway se observa cierta desconfianza hacia la renta variable y una tendencia a recoger beneficios. Los inversionistas saben que, en los hechos, eso es exactamente lo que hace Buffett en el mercado si pudiera verse su mano de manera transparente.

Efectivo al alza, acciones a la baja

De esta manera, hay dos tendencias claras en la cartera de Warren Buffett: el efectivo está al alza y las acciones van a la baja. Esto es una estrategia claramente defensiva; de hecho, se trata de la posición más defensiva en la estrategia de este inversionista referente global para los mercados, en prácticamente una década.

De acuerdo con las cifras de Berkshire Hathaway, la empresa volvió a desinvertir en renta variable en el segundo trimestre del ejercicio; lo anterior quiere decir que ha vendido más acciones de las que compró, con lo que ha reducido su exposición en bolsa.

Con estas cifras, se trata del tercer trimestre consecutivo (desde el último del año 2022) en el que sale de los índices accionarios en términos netos, deshaciendo las posiciones en cartera que en trimestres previos había consolidado, según se deriva de la información oficial.

Al tiempo que la gestora de Buffett prefiere tener menos dinero en acciones, lo dirige hacia el efectivo. Según las cifras, al finalizar junio la compañía tenía 147,400 millones de dólares de efectivo, la segunda cifra más alta de su historia, solamente superada por la registrada en 2014. Todo es consecuencia de que Buffett está invirtiendo en activos muy líquidos, fáciles de transformar en efectivo.

Desconfianza bursátil

El hecho de que la empresa de Buffett entre y salga de bolsa indica que se prevén menores aumentos de las cotizaciones y el legendario inversionista prefiere estar “líquido” o en “cash”. Para los analistas es probable que, una vez más, el rebalanceo de posiciones de parte de Buffett, vendiendo el exceso generado y manteniendo “cash” en deuda a muy corto plazo, puede ser una buena idea en estos momentos.

Warren Buffett está tan seguro de su inversión en los bonos del Tesoro estadounidense (una de las inversiones más líquidas) que ni siquiera la rebaja en la calificación crediticia de Estados Unidos por parte de Fitch Ratings lo ahuyentó de ese mercado. El mismo Buffett advirtió después de la decisión de la calificadora que no le preocupaba y que seguiría invirtiendo 10,000 millones de dólares semanales en deuda estadounidense con vencimientos a más corto plazo.

Asimismo, Buffett ha obtenido por medio de su empresa un beneficio neto de 35,912 millones de dólares en el segundo trimestre del año, frente a las pérdidas de 43,621 millones del mismo periodo del año pasado. Estas cifras reflejan las ganancias y las pérdidas latentes, en otras palabras, el valor de su cartera, pese a que no se hayan liquidado sus posiciones.

Pero la estrategia empezó a dar resultados, mientras que el año pasado se reportaba un balance negativo, ahora sus inversiones se han recuperado y eso se refleja en las ganancias netas. La evolución de las bolsas, sin embargo, es un desempeño contrastante; en lo que va de año el S&P 500 muestra una recuperación de 14 por ciento, el Nasdaq avanza 38 por ciento y el Dow Jones, de 6.5 por ciento. Estas cifras hacen dudar a los inversionistas si acaso se detendrá en breve la escalada bursátil de los primeros meses del año, lo que abriría la puerta a una corrección. Todo parece indicar que la estrategia de Warren Buffett sí va en ese camino, con una reducción del riesgo, la recogida de frutos y de la apuesta por los ingresos que da la deuda a más corto plazo.

Hace 10 años hubo riesgos importantes

Exactamente hace una década, los inversionistas empezaron a temer que el repunte económico en Estados Unidos se moderara, o incluso fuera a retraerse debido a los riesgos en los mercados energéticos, en la deuda soberana de Europa, riesgos asociados al cambio climático y la gestión de las empresas por excesivos endeudamientos. Como vemos, estos mismos problemas prácticamente siguen vigentes una década después y todo indica que mantendrán las presiones de largo plazo sobre las expectativas para los inversionistas.

En aquellos años, finalmente la estrategia de Buffett no fue del todo correcta. Sin embargo, a lo largo de su historia son pocas las ocasiones que el empresario ha fracasado; de hecho, su elevado porcentaje de inversiones exitosas basado en la correcta interpretación de las condiciones en los mercados, es lo que ha cultivado a lo largo de décadas el prestigio de Buffett y explica por qué es considerado una especie de gurú en los mercados.

MÁS NOTICIAS:

Comentarios