Buscador
Ver revista digital
Tecnología

¿En verdad la IA puede dominar la humanidad?

01-12-2023, 8:32:54 AM Por:
© Especial

El temor hacia la IA no es algo nuevo, ya ha habido crisis por esta tecnología, la primera fue en la década de los ochenta.

Todo “lo que desconocemos nos da miedo”, sobre todo cuando estamos ante la irrupción de fenómenos técnicos o especializados como lo es la Inteligencia Artificial (IA), un término que engloba una multiplicidad de herramientas y que ha generado temor e incertidumbre en amplios sectores de la sociedad, reconoce el doctor en Ciencias de la computación Carlos Coello.

Este académico, quien es el primer especialista informático que ha ingresado a El Colegio Nacional, aseguró -junto con el doctor en física Miguel Alcubierre- que la IA no se va a adueñar del mundo, y tampoco exterminará a la humanidad.

La creatividad, que “es un elemento fundamental del ser humano, no se ha podido replicar” en una computadora, además de que “estos algoritmos que tenemos hoy en día para muchos no se consideran plenamente inteligentes”, porque la consciencia se asocia a la inteligencia, dijo Coello en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Es decir, “si la inteligencia no pasa por la conciencia, entonces no es inteligencia”, pues no basta con hacer cosas inteligentes, “tenemos que estar conscientes de que las estamos haciendo”, algo que actualmente no puede realizar la Inteligencia Artificial.

De su lado, Miguel Alcubierre, miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, apuntó que la IA no debe considerarse una tecnología buena o mala, simplemente se trata de una herramienta con un amplio abanico de posibilidades. Así, para que su uso “no represente un problema para la humanidad”, se requiere que los seres humanos la administren y reglamenten en forma adecuada.

¿Se perderán empleos?

La Inteligencia Artificial es un sistema informático diseñado para simular la inteligencia humana, y realizar tareas que normalmente requieren de nuestra intervención.

Está basada en algoritmos de aprendizaje automático y técnicas de procesamiento de datos, por lo que los algoritmos no pueden adquirir “consciencia de sí mismos para acabar con la especie humana”, enfatizó Miguel Alcubierre.

Estas tecnologías “se diseñaron para ayudar al humano, no para reemplazarlo”, aunque -ciertamente- algunos empleos van a desaparecer, admitió Carlos Coello.

“Hay empleos que no están a salvo, los empleos que requieren de poca o ninguna creatividad posiblemente desaparezcan, algunos ya han desaparecido”, por eso es importante adaptarnos a la IA viéndola como una herramienta auxiliar de nuestras actividades productivas, recomendó.

No debemos olvidar que, por ejemplo, ChatGPT no es capaz de crear nada, “sino que combina información que ya existe, en realidad carece de creatividad, aunque parezca lo contrario”.

En contraste, los seres humanos tenemos la capacidad de crear cosas nuevas con muy poca información, mientras que en los algoritmos es al revés, pues sin las grandes bases de datos que han servido para su entrenamiento no podrían funcionar.

¿Potencial ficticio?

La IA ha sido señalada en la ciencia ficción como la villana de la historia, a esta tecnología se le ha presentado como la especie dominante en entornos donde la humanidad ha perdido el control, expuso Alcubierre.

No obstante, todo eso es ficticio, pues actualmente no hay suficiente tecnología para desarrollar dispositivos que empleen la IA, y que representen un riesgo para los humanos.

La creencia de que la Inteligencia Artificial puede adueñarse del mundo y acabar con la humanidad ha sido fomentada por la “exageración” hecha en el cine y la literatura en cuanto a los alcances de esta tecnología, aunque en realidad no debemos temer que la IA se rebele, agregó Carlos Coello.

Sin embargo, es importante informar del tema desde todas las perspectivas, y discutir las distintas aristas que plantea esta tecnología, la cual -por cierto- en realidad no es tan nueva, ya que los trabajos para que una maquina “imite los comportamientos humanos” iniciaron desde los años cincuenta del siglo XX, dijo Carlos Coello.

“El temor hacia la IA no es algo nuevo, ya ha habido crisis de la IA, la primera fue en los ochentas, luego hubo otra a finales de los noventas, y en medio de esas crisis hubo también temor de la gente, propiciado en buena medida por las novelas y las películas de ciencia ficción”, argumentó.

Coello reconoce que el temor hacia la IA “siempre va a estar: Que si se van a adueñar del mundo, que si van a lanzar misiles, las tecnologías están acotadas por el uso que les demos, en la medida en que no tengan acceso a cosas que pongan en riesgo vidas humanas, no hay nada de qué preocuparse”.

En ese tenor, no debemos olvidar que la Inteligencia Artificial es posible porque las máquinas no tienen conciencia, además de que “una IA no posee la dimensión ética sobre el bien y el mal”, pues eso solo puede ser determinado por el ser humano, enfatizó Alcubierre.

MÁS NOTICIAS:

¿Te gustan las historias de amor y la vida en pareja?
Te damos consejos desde la despedida de soltera, tus invitaciones de boda y hasta los centros de mesa para boda. ¡Bienvenidas todas las novias y novios!

autor Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Comentarios