revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Jóvenes Construyendo: ¿Falta voluntad de las empresas participantes?

Las empresas inscritas al programa Jóvenes Construyendo el Futuro están ofreciendo un promedio de apenas ocho puestos de capacitación para los jóvenes.

16-01-2019, 4:31:09 PM
Nini Nini

Edgar López*

La lista parecía prometedora. Más de 200 empresas con operación a nivel nacional habían dicho “sí” al programa para capacitar becarios, anunciado por el presidente López Obrador.

Eran los primeros días de diciembre pasado y entre las primeras interesadas estaban Aeroméxico, América Móvil, Banco Azteca, Banorte, Bimbo, Cemex, Cinépolis, Coca-Cola México, Colgate-Palmolive, Danone, Femsa, Modelo, HSBC, José Cuervo, Kellogg’s, L’Oréal, Nestlé, Soriana, Telcel, Walmart…

En fin, parecía que ninguna de las grandes empresas del país había quedado fuera.

El arranque oficial del programa Jóvenes Construyendo el futuro se dio el pasado jueves 10 de enero, con la presencia obviamente del presidente y de la secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde.

Horas antes, durante la conferencia matutina de ese día, Alcalde había dicho que faltaba un “empujón” para que más empresas se sumaran al programa pues, hasta ese momento, ya había 1 millón 100 mil jóvenes interesados en capacitarse frente a 300 mil ofertas de capacitación ofrecidas por la iniciativa privada.

Lee: ¿Quiénes fueron los que votaron para que AMLO ganará la presidencia?

El plan que salva los ninis y rescata al mundo con tencología.

Especial.

Aunque el número de empresas había aumentado desde 219, que fueron las primeras que alzaron la mano en diciembre, hasta 39 mil el pasado jueves 10 de enero, la oferta disponible para emplear a los jóvenes no alcanzaba ni para 1 de cada 3.

Lo anterior significa que cada una de las empresas inscritas al programa está ofreciendo un promedio de apenas ocho puestos de capacitación para los jóvenes.

¿Se trata de falta de voluntad del sector privado o es que la dimensión del problema es tan amplia que rebasa la capacidad que tienen las empresas?

Los jóvenes que no estudian ni trabajan, de acuerdo con el Inegi, suman 3.9 millones. El programa de AMLO tiene una primera meta de incorporar como aprendices a 2.3 millones de jóvenes. Ambicioso, de primera instancia. Lograrlo significaría atender 58% del problema.

Las 300 mil ofertas de capacitación que las empresas han ofrecido desde que se conoció la iniciativa, es decir, en el último mes, significan 13% de la meta propuesta por el gobierno federal. No está mal para un mes.

Que se anticipaba mayor por el peso de las primeras empresas inscritas, también.

¿Podrá el efecto cascada abarcar a las empresas necesarias para convertir este programa en un éxito? Esperamos que así sea.

Por cierto, la Secretaría del Trabajo habla de una “certificación” para las empresas que le entren al programa: el Distintivo Empresas con Compromiso Social. Primera noticia de su existencia.

Más allá de la confusión de términos, ¿en realidad esto era necesario? Si lo crearon con esta finalidad, habrá que revisar el rigor de su metodología. En todo caso, ¿no hubiera sido mejor incluir un indicador en los reconocimientos que ya entrega la dependencia (como el Distintivo Empresa Familiarmente Responsable o el Distintivo Empresa Incluyente) para evaluar de manera positiva a las empresas participantes en el programa?

Concebir los reconocimientos que incentivan las mejores prácticas corporativas como una “cereza del pastel” demerita su esencia y empobrece la capacidad real de gestión del negocio que debieran tener. A seguir de cerca lo que sucede con esto.

*El autor es director general de Expok, agencia de asesoría y comunicación en responsabilidad social y sustentabilidad.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios