revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Los desafíos que enfrenta la seguridad pública en México

La inseguridad ha llegado a costarnos el 4% del PIB nacional. Las reformas en seguridad pública serían insuficientes si la policía no se integra por elementos preparados en un Colegio Nacional de Mandos Policiacos

21-01-2019, 5:30:37 AM
Guardia nacional

No importando si es la tercera, la quinta o la novena, diciembre enmarca el inicio de la llamada Cuarta Transformación y lo verdaderamente importante es que todas las promesas que se hicieron durante 18 años de campaña se conviertan en una realidad; al menos en cuanto a seguridad pública se refiere.

Lee: La otra historia de la policía que no queremos conocer 

Para poner esto en perspectiva, me permito recordar a nuestros estimados lectores que la inseguridad ha llegado a costarnos el 4% del PIB nacional. Ante este panorama, he afirmado consistentemente que las reformas en seguridad pública, con la nueva Secretaría de Seguridad Pública Federal, serían insuficientes si dicha Secretaría no se integra por elementos preparados en un Colegio Nacional de Mandos Policiacos, de forma similar a como sucede con el Colegio Militar en términos castrenses.

El servicio policial debería ser motivo de orgullo de quienes lo ejercen en el día a día, y para ello, debemos empezar, primero, por depurarlo sin renovar por completo al personal actual, para luego dignificarlo y profesionalizarlo.

Lee: Alejandro Gertz Manero es el nuevo Fiscal General de la República 

Los nuevos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública deben recibir una formación que los convierta en verdaderos profesionales que aspiren a una mejor condición de vida mediante salarios equiparables a los del Ejército Mexicano. También es fundamental establecer un programa de promociones y ascensos para dichos mandos, basado en sus funciones y resultados; así como una línea de reporte directo al presidente de la República, evitando así que, nuevamente, el Ejército y la Marina se vean involucrados en resolver situaciones que no son de su competencia.

ejercito, ley de seguridad interior

Con la estructuración que propongo se vuelve imperativa la implementación de una sola Policía Federal que opere desde el nivel municipal hasta el federal, con objetivos claros, basados en un programa de costo-beneficio que permita alcanzar ascensos de acuerdo a la capacitación y resultados en términos de seguridad pública.

Lee: Así será la Guardia Nacional aprobada por la Cámara de Diputados 

Me anticipo a decir que mientras no se incorporen todos los policías federales a todos los estados y municipios y no se aprovechen las academias de policía locales para capacitar y certificar a los policías estatales y municipales, que ahora serán –si lo hacen bien– federales, se repetirá el fracaso de la administración de Felipe Calderón en este tema.

Todos los policías deben estar certificados, entrenados y capacitados bajo un solo protocolo nacional, con tecnología de punta en todas las patrullas, un sistema de tolerancia cero y un retorno de inversión en cada estado y municipio que compare el costo de la inseguridad versus la inversión en seguridad pública. El programa de tolerancia cero deberá permitir que cualquier patrulla se conecte en tiempo real con todas las instituciones del gobierno para identificar a cualquier persona y relacionarla con posibles ilícitos.

Todo esto implica un trabajo de transformación integral, ya que nada de lo anterior funcionaría si no se establece un programa de reinserción social eficiente, que reincorpore ciudadanos verdaderamente reivindicados y productivos a la sociedad.

Si uno solo de estos mecanismos no se integra al sistema o se desestima, tendremos otra reforma fallida en el engranaje de la seguridad pública en México. Nuestro país tiene 36 años sin mejora en este sentido y, en contraste, tan solo tomaría seis meses adoptar los cambios que se requieren para reducir en un 50% el índice de criminalidad en un lapso de dos años.

Hoy, los representantes de nuestra sociedad, principalmente militantes de Morena, gozan de mayoría en el Congreso en casi todos los estados de la República. Es posible hacer La GRAN DIFERENCIA que han prometido y que estamos deseando todos los mexicanos. No podrán decir que el ciudadano no les dio todo el poder para hacer sus cambios. Si no lo hacen, serán –una vez más– simples promesas de campaña.

También te puede interesar: Guardia Nacional: 6 puntos polémicas de la propuesta de Morena

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

Te puede interesar

Comentarios