revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

De la complicidad a la alianza estratégica: el camino para emprender

La palabra complicidad puede tener diversas apreciaciones, como son la suma de contribuciones para el desarrollo e implementación de proyectos que sostienen economías y países enteros.

22-03-2019, 9:27:47 PM
Alianza Alianza

“Las alianzas estratégicas son críticas para ganar con una base global; el modo menos atractivo de tratar de ganar globalmente es pensar que usted solo puede con el mundo” Jack Welch

Posterior a varias sesiones de trabajo donde se evaluaba la viabilidad técnica y económica a proyectos impulsados por emprendedores y aprovechando la premiación final, Miguel decidió tomarse la ya tradicional foto para subirla a las redes sociales; después de hacer varias imágenes se percató que estaba rodeado de verdaderos expertos de diferentes disciplinas, finanzas, recursos humanos, tecnología, inclusive geeks de ciencia de datos, por lo que decidió solicitarles su número de teléfono para incluirlos en un chat, en primera instancia para compartir experiencias sobre las diferentes propuestas presentadas. Lo que empezó como un simple intercambio de reflexiones y complicidad por el ecosistema de emprendimiento, se convirtió en una verdadera alianza con alcance global.

La palabra complicidad puede tener diversas apreciaciones que van desde las sociedades criminales -non gratas-, hasta la suma de contribuciones para el desarrollo e implementación de proyectos que sostienen economías y países enteros, sin embargo, la complicidad del día a día, esa que tienen las personas en modelos, ideas o proyectos con fines similares y vinculadas al crecimiento y desarrollo de las micro economías, son justo las encargadas de conducir y fortalecer las bases del emprendimiento en cualquier escala social.

De acuerdo al reporte “The Missing Entrepreneurs 2017” (con información de emprendedores entre 18 y 64 años que están creando una nueva empresa), en México se emprende con buen ritmo, a una tasa del 11.5% por encima de la media y solo por debajo de Chile , sin embargo, también se fracasa en el mismo sentido, mas del 75% de las Pymes cierra en los primeros 2 años, por lo que la complicidad, si es que esta sustentada en componentes sólidos, debe evolucionar y consolidarse en alianza con la finalidad de trascender en el tiempo, pero estos acuerdos solo podrán ver frutos cuando se contemplan modelos prospectivos y otros componentes de largo plazo, vistos desde la perspectiva estratégica.

Lee: Método STAR: el aliado para conseguir el trabajo de tus sueños

Aquellas ideas iniciadas en la complicidad y convertidas en proyectos puntuales con argumentos sólidos para proyectar un negocio en México, suelen ser atractivas, pero al no ejecutarse en conjunto con una adecuada planificación y estrategia en la operación, suelen llevar con el tiempo a un callejón sin salida que propicia que el proyecto se estanque y con el tiempo se olvide.

Derivado de esto, la mayoría de los emprendimientos recurren a medidas desesperadas que pueden llevarlos a una desestabilización financiera, sin duda se trata de una etapa necesaria, pero se deberán examinar el resto de las fases para asegurar su continuidad. En realidad, mantener el proyecto es el verdadero reto y, para ello, las políticas publicas deberían ir encaminadas a mejorar los aspectos regulatorios para la creación de empresas y facilitar el acceso al financiamiento, entre otros, pero también se trata de fomentar la cultura empresarial en general y de acompañar a los empresarios en su nueva andadura mediante programas de formación y tutorías apoyados de expertos especialistas en diversas ramas.

La aparición de las alianzas estratégicas está íntimamente relacionada con la expansión de la economía con programas como los del Inadem o Conacyt. En efecto, la progresiva desaparición de barreras en la actividad comercial internacional ha supuesto en primera instancia la aparición de una feroz competencia global que ha obligado a las empresas a revisar en profundidad sus planes estratégicos. En este rubro las personas, gobierno, empresarios y sobretodo la comunidad emprendedora debe sostener su crecimiento en los programas que promuevan el desarrollo a través de entornos de crecimiento integradores.

Recomendamos: 3 cambios para librarte de los distractores en el trabajo

La necesidad de innovación constante en todos los sectores de la actividad empresarial como elemento crucial de competitividad y que afecta a áreas tan diversas como el desarrollo de tecnología y los procesos de producción hasta el marketing y la distribución ha supuesto la obsolescencia de las estrategias sencillas basadas en una economía no globalizada estableciendo la necesidad imperiosa de revisarlas a la luz de la nueva situación y sustituirlas por otras de mayor alcance.

Con la presunta desaparición de ProMéxico y el Inadem, miles de emprendedores no solo tendrán que buscar otras plataformas para promover sus proyectos, sino que se dan pasos en reversa en pro de impulsar sus propuestas, pero eso no implica que estén cerradas todas las puertas; cualquier proyecto, idea o sueño que eventualmente se convierta en sociedad productiva, esa que nace a partir de la complicidad, puede alcanzar a un sinfín de posibilidades. Así que si las nuevas disposiciones estipulados desde el gobierno con la desaparición de instancias clave afectan el crecimiento y desarrollo de tu propuesta, piensa que hace algunos años ni si quiera existían, ya que el ecosistema emprendedor tiene mas edad de la que aparenta y aprendió a adaptarse a los cambios.

Recomendamos: ¡Cuidado! Tu trabajo puede llevarte a padecer el Síndrome Burnout

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios