revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

8 mandamientos para negociar una deuda con éxito

Vivir en morosidad demuestra que algo está fallando en el manejo de tus ingresos y gastos. Es hora de acabar con tu deuda

07-12-2018, 10:26:20 AM
deuda
No te dejes la deuda te coma

¿Formas parte del grupo de morosos?, ¿dejaste de pagar tu tarjeta de crédito o las mensualidades de algún financiamiento o préstamo bancario? Probablemente muy pronto empezarás a tener contacto con los departamentos de cobranza.

Aunque en los últimos años los porcentajes de las deudas a créditos privados se han reducido respecto a los años anteriores, y la morosidad en la banca se mantiene en general a niveles bajos (de 2.21%), son los créditos al consumo, especialmente los  personales, donde se encuentran los índices más altos de endeudamiento, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Las deudas de los créditos bancarios son un problema que afecta tanto a los usuarios como a los propios bancos o entidades financieras que los otorgan. En caso de que tu deuda esté en una situación límite porque no has pagado y los intereses se volvieron impagables, será necesario negociar tu deuda.

Lee: 5 pasos para terminar con las deudas destructivas

Estos principios de Coru.com te ayudarán a conseguir un mejor resultado al momento de acordar las nuevas condiciones del pago de tu deuda

deudasDepositphotos-Alto Nivel

Lo que hunde a muchas personas y empresas que están endeudadas, no son los montos, sino los intereses que conllevan.

Recomendaciones para negociar con ventaja

  • Atiende los detalles de quién te está requiriendo el pago. Si bien tu deuda puede ser con un banco o incluso una tienda departamental, las entidades tienen el derecho de contar con despachos de cobranza, a donde canalizan las deudas difíciles de cobrar. Por ejemplo, si una persona debe dinero por una tarjeta de crédito, el banco será el primero en intentar recuperar el capital, pero otra opción en vender la deuda a un tercero en una subasta pública. En teoría, desde el día 91 de impago, la entidad financiera ya puede vender la deuda de un moroso.
    Así que cuando te contacte un agente de cobranza, asegúrate de saber el nombre de la entidad a la que ahora le debes, quizá alguien más compró tu deuda y será tu nuevo acreedor. Pregunta cualquier duda, así evitarás malos entendidos y la negociación será más ágil.
  • Analiza tus opciones. Durante la negociación aparecen distintas posibilidades, que generalmente tienen que ver con pagar menos dinero pero en un lapso mayor de tiempo, o viceversa. No tomes la primera opción sólo para terminar rápido, puede haber otra alternativa que se ajuste mejor a tu caso.
  • Busca distintas soluciones. Las opciones que se te presentan tienen tantos puntos a tu favor como en tu contra. La única posibilidad que no debes considerar es mantener la deuda, a la larga te traerá más problemas.

Conviene saber que incluso existen alternativas externas, como las entidades ‘reparadoras de deuda’, que son intermediarios con tu acreedor. O bien, una gama de tarjetas de crédito para transferir deudas, que suelen ofrecer tasas de interés fijo y menor que otras.

deudadepositphotos

Las deudas de la generación millennial están en aumento debido a una pobre educación financiera

  • Fija un acuerdo. Considera que éste debe ser realista con tu situación. No prometas hacer algo que no estés seguro de hacer, ni en montos de dinero, ni en plazos de tiempo. El cumplimiento de los acuerdos que realizas facilitará el proceso para solucionar tu deuda.
  • Informa sobre tu situación real y actual. El despacho de cobranza ya sabe que tienes problemas para continuar con tus pagos, sin embargo, hablar con transparencia sobre tus deudas actuales y tu situación laboral o de ingresos, será importante para definir los términos en los que pagarás, si eres sincero te evitarás muchos problemas a futuro.
  • Mantén una comunicación abierta. El cobrador, al igual que tú, quiere llegar a una solución. Si todo el proceso se desarrolla en un ambiente amable ambas partes pueden proponer y llegar a acuerdos más fácilmente.
  • Comprométete. Asume tu deuda con la convicción de hacer todo lo posible para eliminarla según los acuerdos a los llegues. Ocasionalmente podrás realizar algunos ajustes en casos extremos, sin
    embargo, no es la opción más adecuada.

Recomendamos: Alerta Millenial: ¿las deudas ya tienen tus finanzas en quiebra?

¿Cuándo iniciar la negociación de una deuda?

El banco o la entidad financiera te buscarán cuando tu situación de deuda se vuelva complicada. Recuerda que en ese momento ya tendrás una carga adicional de intereses, lo que hará difícil llegar a un acuerdo. En el momento que notes problemas para continuar con tus pagos acércate a tu acreedor. pues existen opciones para evitar llegar a situaciones límite, aunque no siempre son bien conocidas.

La mejor solución siempre será evitar gastar más de lo que puedes pagar. Una vez que hayas arreglado tu deuda con el banco es un buen momento para reorganizar tus finanzas. Una buena negociación y cumplirla es el principio para cambiar tu forma de consumir.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel