revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Líderes

Karla Mawcinitt: “A las niñas no solo debemos darles muñecas”

Con un enorme amor por México, una actitud positiva y más de 20 años de experiencia en los sectores público y privado, Karla ha logrado destacar como empresaria y activista que lucha por un México mejor

21-03-2019, 6:39:00 AM
Karla Mawcinitt Karla Mawcinitt

Por Ulises Navarro y Claudia Cerezo

A los 10 años de edad Karla quería ser Secretaria General de la ONU, y alcanzó este foro en Nueva York, participando como oradora y líder empresarial en el Latino Impact Summit, organización que promueve el desarrollo sostenible en Latinoamérica.

Su empoderamiento empezó a construirse cuando tenía 17 años y sus padres la enviaron a estudiar a Harvard, convencidos de que su educación sería la mejor herencia. Cuando volvió a México, Miguel Alemán Velasco era gobernador de Veracruz y comenzó a trabajar en su gobierno para atraer inversión extranjera al estado.

Después de trabajar para el gobierno de Veracruz, entró a la Secretaría de Turismo para desarrollar sus campañas de comunicación y relaciones públicas, y de ahí se fue a España a estudiar la maestría en Relaciones Públicas Internacionales. Aplicó lo aprendido en la Casa de Veracruz, atrayendo inversión de España y Portugal. De la familia Ansón, dueña de reconocidas empresas de cabildeo y relaciones públicas en España, aprendió la importancia de gestionar las relaciones entre empresas y gobierno. Regresó a México durante la administración de Vicente Fox y entró a trabajar al Consejo de Promoción Turística, promoviendo a nuestro país en 18 países.

En 2003, Karla fundó su empresa de marketing político, comunicación, cabildeo y relaciones públicas: MB Excelencia en Comunicación. Luego de 10 años puso pausa a su labor empresarial independiente para ingresar a ProMéxico como coordinadora general de Comunicación e Imagen. Ahí realizó acciones para promover los sectores aeroespacial, automotriz, eléctrico, electrónico y las industrias creativas. Después de tres años cerró el ciclo en esta institución y reactivó su empresa de consultoría. Un año después empezó el proceso para constituir Fundación Por México, la cual desarrolla modelos educativos y certificaciones de competencias laborales para vincular las pequeñas comunidades con las grandes empresas.

Lee: Ana María Olabuenaga: la mujer que imaginó Soy Totalmente Palacio

Desde niña, a Karla siempre le ha gustado ayudar a la gente, porque así la formaron sus padres. “Por eso he participado en diferentes espacios con la gente que toma las decisiones. Quiero influir en las decisiones para que este país crezca”.

Karla reconoce que México ha avanzado mucho en equidad de género, pero aún hay mucho por hacer. “Antes de que ser nombrada secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, era reconocida por su trabajo y como la primera mujer notaria pública del país, pero cuando se supo que sería secretaria de Gobernación, mucha gente minimizó su capacidad. Nuestra cultura machista dice que la mujer es incapaz de tener un puesto de ese nivel. A los secretarios de Gobernación anteriores no se les cuestionó su capacidad porque eran hombres”.

Karla Mawcinitt es la mujer que ha unido a las empresas y al gobierno.

Foto: Nancy Granados.

Tres veces por semana, Karla desayuna en el Club de Industriales y reconoce que 97% de los asistentes son hombres. “Por eso tenemos la responsabilidad de empujar a que más mujeres cierren negocios en espacios como este. Me gustaría llegar un día a este lugar y ver que al menos 30% de los socios somos mujeres”.

Para Karla, el problema de igualdad de género empieza en casa. “A mí todavía me tocó levantar el plato de mi hermano de la mesa, pero ahora una niña de nueve años puede decirle a la maestra: ‘¿Por qué le pones 10 a mi compañero y a mí ocho, si hicimos la misma tarea y obtuvimos los mismos resultados?’. Las cosas están cambiando, pero es responsabilidad de los padres hacer que esto continúe. Niños y niñas debieran jugar con legos, por igual. A las niñas no solo debemos darles muñecas”.

Lee: Paula Santilli, la mujer que encabeza un ejército de mujeres en PepsiCo

La diferencia de sueldos es un asunto que ha tenido menos avance. “La mujer representa el 50% de la población en edad de trabajar, pero genera solo 37% del PIB”. Karla cree que hay una razón: la mujer compite por un trabajo y cree que obtener uno es suficiente, así que no compite por un sueldo. “Las empresas se aprovechan de eso y a veces le ofrecen menor sueldo que a un hombre en el mismo puesto. Es una cuestión de competencia y de autoestima; de saber que te lo mereces, que estás preparada”.

¿Qué les diría Karla a las mujeres para que se empoderen? “Que no porque sean mamás tienen que renunciar a su carrera. Los hijos tienen que ver a su mamá como empresarias, como líderes. Las mujeres deben sacar su carrera adelante para ser ejemplo de sus hijos. Si ellas son exitosas en lo que hacen, sus hijos serán igual”.

Karla recomienda hacer más networking. Los hombres se van a comer y siguen haciendo negocios. Nuestra forma de operar tiene que cambiar. “Tenemos que hacer networking en donde estemos. No nos enseñaron, pero estamos aprendiendo. Es crucial para nuestro desarrollo profesional”. Concluye que lo mejor que le puede pasar a una mujer es ser independiente. “Cuando dependes de otro, dejas de ser tú. Aunque vivas felizmente casada, busca una actividad económica que te permita salir adelante, para que no dependas de nadie”

Te recomendamos: Indra Nooyi, de recepcionista nocturna a CEO de Pepsi

Su filosofía, en frases

“Niños y niñas debieran jugar con legos, por igual. A las niñas no solo debemos darles muñecas”.

“No porque seas mamá tienes que renunciar a tu carrera. Si eres exitosa en lo que haces, tus hijos
lo serán igual”.

“La forma de operar de las mujeres tiene que cambiar. Tenemos que hacer networking en donde estemos. No nos enseñaron a hacerlo, pero lo estamos aprendiendo y es muy importante para nuestro desarrollo profesional”.

“Lo mejor que le puede pasar a una mujer es ser independiente. Nos han enseñado que alguien debe mantenernos, pero cuando dependes de otra persona, dejas
de ser tú”.

“Los hijos tienen que ver a sus mamás como empresarias, como líderes”

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios