Mundiales

Indra Nooyi, de recepcionista nocturna a CEO de Pepsi

Indra Nooyi es una de las empresarias más exitosas del mundo. La actual CEO de PepsiCo llegó a Estados Unidos con las manos vacías y se hizo un nombre en un mundo donde los inmigrantes y las mujeres enfrentan más obstáculos.

24-01-2018, 9:29:21 AM
Indra Nooyi

Indra Nooyi es una de las mujeres más influyentes del mundo. Sin embargo, no siempre fue así. La actual Presidenta y Directora ejecutiva de PepsiCo, que es la segunda multinacional alimenticia a nivel mundial, llegó a Estados Unidos prácticamente con las manos vacías. ¿Cómo es que tiene un lugar permanente en la lista de las 100 Mujeres Más Poderosas del Mundo?

Una mentalidad de inmigrante

Indra Krishnamurthy Nooyi nació el 28 de octubre de 1955 en Madrás al sur de la India. Estudió Fisica, Química y Matemáticas y cuenta con un MBA del Instituto de Administración de Calcuta. Sus inicios fueron en Johnson & Johnson, sin embargo, sabía que no podría crecer tanto en su país de origen como en los Estados Unidos: “Tengo mentalidad de inmigrante, que es que el trabajo te puede ser quitado en cualquier momento, así que asegúrate de ganarlo todos los días. Los inmigrantes vienen aquí y no tienen una red de seguridad. Yo aterricé con 500 dólares en mi bolsillo”, cuenta.

Para su primera entrevista de trabajo, Indra Nooyi compró un traje de 50 dólares sin probárselo. Cuando llegó a la entrevista, no se sentía segura de sí misma porque la ropa no le convencía del todo. Se puso a llorar y la encargada de Recursos Humanos de esa empresa le aconsejó que en su siguiente entrevista se presentará como ella quisiera: “Si no te aceptan por ser quien eres, no te merecen”. Indra Nooyi respondió que se pondría un sari y, desde entonces, es común verla con el vestido tradicional que usan millones de mujeres en la India.

En 1978 fue admitida en la Yale School of Management y realizó sus prácticas profesionales en Booz Allen Hamilton, una centenaria empresa de consultoría y gestión estadounidense. A pesar de tener una beca, Indra Nooyi trabajaba de recepcionista nocturna para poder llegar a fin de mes. En 1980, ya con su título de maestría en Administración Privada y Pública, entró a trabajar al Boston Consulting Group.

Sin embargo, su ascenso hacia el puesto ejecutivo más alto de PepsiCo no fue tan fácil.

La mamá más exitosa del mundo

Indra Nooyi entró a trabajar a PepsiCo en 1994 y fue nombrada directora de finanzas o CFO en 2001. Desde ese puesto se encargó de la compra de Tropicana y la alianza con Quaker Oats Company, la cual resultó en un doble beneficio para la compañía en cinco años. Uno de sus mayores logros fue incrementar las ganancias netas anuales de PepsiCo, que pasaron de 2.7 billones de dólares a 6.5 billones.

Cinco años después, en 2006, asumió la máxima posición y, bajo su supervisión, PepsiCo se ha reestructuró. Su estrategia fue reclasificar los productos y, sobre todo, buscar alternativas más saludables. Por ejemplo, removió el aspartame de la Diet Pepsi en 2015.

En una conferencia que impartió durante el Women in the World Summit 2016 en Nueva York, Indra Nooyi habló de los retos de ser madre de dos hijos y estar al frente de una de las mayores compañías del mundo. Contó que un día recibió una nota escrita por su hija cuando tenia cuatro o cinco años de edad: “Querida mamá, te amo. Por favor ven a casa”. Si bien asegura que no se arrepiente de sus decisiones, la ejecutiva señala que sufrió algunos “dolores del corazón”.

La revista Forbes también le dio un tercer lugar en la lista de las Mamás Más Exitosas del Mundo y eso la inspiró a querer construir un centro de cuidado para los hijos de los empleados de PepsiCo, es decir, “crear comunidades prototipo” con vivienda para padres jóvenes y sus familias extendidas.

Las siete reglas de Indra Nooyi

Indra Nooyi se encuentra en la cima de Wall Street, un mundo todavía dominado por hombres, y eso le ha valido el apodo de “La Dama de Hierro” de la Gran Manzana. ¿Qué ha tenido que hacer para triunfar? Tiene sus propias reglas y son siete:

  1. Ser visionaria y ver más allá
  2. Invertir tiempo en herramientas de comunicación
  3. Desarrollar un mecanismo de afrontamiento del estrés
  4. Rendir con propósito
  5. Desarrollar una perspectiva global
  6. No mezclar la vida profesional con la personal
  7. Tomar las ideas de todos lados

En 2007 y 2008, Indra Nooyi estuvo en la lista de las 100 Personas Más Influyentes del Mundo de Times. En 2008, le otorgaron la Fellowship de la Academia Estadonidense de Artes y Ciencias. También forma parte del Consejo Empresarial de Estados Unidos e India y es miembro de la Junta Fundadora del Foro Económico Mundial y copreside el World Justice Project, que busca fortalecer el estado de Derecho en las comunidades.

Desde el 2008, aparece en la lista de las 100 Mujeres Más Poderosas del Mundo de Forbes. Con un salario anual de 25 millones de dólares, la revista Fortune la ha enlistado como la número uno en las Mujeres Más Poderosas en los Negocios del 2006 al 2010. Actualmente ha sido desplaza por la CEO de Kraft, Irene Rosenfeld.

¿Qué sigue para Indra Nooyi? Actualmente intenta reformular la presencia de PepsiCo en el mercado de refrescos, cuyo consumo ha estado declinando en Estados Unidos debido al impuesto a las bebidas azucaradas y la búsqueda de opciones más saludables para beber que no estén asociadas a la obesidad y la diabetes tipo 2. La empresaria se ha propuesto reducir el azúcar, la sal y la grasa de muchos productos de PepsiCo para el 2025. Por ejemplo, ha lanzado los Doritos orgánicos en Estados Unidos.

Bajo su precepto de que “al final, no importa cuánto dinero ganes y cuánto éxito tengas, lo que te queda es la familia, los amigos y la fe”, Indra Nooyi asegura tener sentido humano al momento de administrar.

Una de sus mayores crisis ocurrió en abril del año pasado, cuando un comercial de Pepsi protagonizado por la modelo Kendall Jenner causó controversia por trivializar el movimiento Black Lives Matter. La empresaria ordenó retirar el comercial porque, como ella señala en el perfil de su cuenta de Twitter, es una “firme creyente del poder de las corporaciones para hacer el bien, haciendo bien”.

Consulta más historias de liderazgo.

También podría interesarte:

Comentarios