Actualidad

Las inconsistencias en el caso del homicidio del director de Izzi

Las contradicciones e inconsistencias han convertido en un rompecabezas el homicidio del director de Izzi. Te explicamos cómo van las investigaciones y los escenarios legales.

23-11-2017, 3:12:31 PM
Izzi.
Fotoarte. Izzi.

El homicidio de Adolfo Lagos Espinosa, vicepresidente de Telecomunicaciones de Televisa y director general de Izzi, ocurrido durante el intento de un asalto, se ha convertido en un rompecabezas que tendrá que resolver con exactitud y celeridad la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJ), pues los hechos, conocidos por las declaraciones de los testigos, presentan las siguientes inconsistencias.

1. Un intento de asalto ¿a mano armada?

El pasado 19 de noviembre el ejecutivo de Televisa intentó ser asaltado mientras transitaba en bicicleta en la carretera Tulancingo-Pirámides, en el Estado de México. De acuerdo con las declaraciones de sus escoltas, dos hombres que caminaban en sentido contrario al trayecto de Lagos se le acercaron para robarle la bicicleta, lo que fue respondido con disparos de arma de fuego de parte de los custodios del directivo de la televisora.

A su vez, un acompañante de Adolfo Lagos, y testigo de los hechos, declaró a las autoridades que los sujetos que intentaron el asalto iban armados. Sin embargo, todo indica que los presuntos malhechores no accionaron sus armas, pues la Fiscalía mexiquense solo encontró siete casquillos percutidos calibre nueve milímetros, pertenecientes a las pistolas de los dos escoltas de la víctima.

En su testimonio, la persona que acompañaba al director de Izzi aseguró que los asaltantes huyeron del lugar corriendo entre unas nopaleras cercanas. Este testigo aseguró en su declaración que escuchó varias detonaciones de arma de fuego, por lo que inicialmente pensó que los escoltas habían disparado como respuesta a la agresión de los ladrones.

2. Una defensa ¿exagerada?

La Fiscalía del Estado de México informó que al cuerpo de Adolfo Lagos se le extrajo una bala que pertenece a una de las armas utilizadas por sus escoltas. La ojiva se encontraba alojada en los “músculos intercostales internos derechos de la región abdominal” del directivo.

La autoridad determinó que esa ojiva fue disparada por la persona que manejaba la camioneta de Lagos en el momento de los hechos, quien por cierto también lesionó al vicepresidente de Televisa con el mismo vehículo.

Luego de una reconstrucción de hechos, realizada en el lugar donde ocurrió el intento de asalto, la autoridad ministerial detalló que el personal de seguridad de Lagos lo golpeó con la camioneta, provocando su caída. Aun no se detalla en qué momento exacto ocurrió esto, si antes o después de que los escoltas accionaran sus armas en defensa del directivo.

3. Un homicidio ¿sin intención dolosa?

De acuerdo con lo informado por la Fiscalía del Estado de México, el personal de seguridad de Adolfo Lagos intentó trasladar al herido a un hospital en el municipio de Coacalco. Sin embargo, para colmo de males, antes de llegar al nosocomio se ponchó uno de los neumáticos del vehículo, de acuerdo con versiones incluidas en la carpeta de investigación.

Es por eso que se tuvo que esperar el auxilio de una ambulancia de Caminos y Puentes Federales (Capufe), que posteriormente llevó al ejecutivo a una clínica, donde fue declarada su muerte.

La Fiscalía mexiquense informó en un comunicado que el hecho se califica como homicidio culposo, el cual fue perpetrado por uno de los escoltas, quien no tenía la intención de lesionar a su jefe.

4. Un delito ¿sin sanciones?

La legislación penal mexicana establece que solo hay dos formas de cometer un delito: de manera dolosa o culposa. En el primer caso la conducta delictiva se lleva a cabo en forma intencional, mientras que los delitos culposos se cometen sin una intención específica, a esto popularmente se le conoce como un delito imprudencial.

De acuerdo con el artículo 60 del Código Penal del Estado de México, los delitos culposos se castigan con seis meses a diez años de prisión, además de que el responsable debe pagar entre treinta y noventa días de multa. En el caso del homicidio del directivo de Izzi, el escolta que ocasionó su muerte no ha sido sancionado.

5. Una zona ¿sin seguridad?

El área donde ocurrió el intento de asalto contra Lagos Espinosa se encuentra en las inmediaciones de los estados de México e Hidalgo, específicamente en un tramo cercano a la población de San Felipe Teotitlán, en el municipio de Nopaltepec.

Esa zona es aledaña al municipio de Zempoala, en Hidalgo, donde se encuentra el Acueducto del Padre Tembleque, un sistema hidráulico que data del siglo XVI, y que en 2015 fue reconocido por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad. El índice delictivo del lugar es elevado por el número de visitantes que se acercan a admirar la obra arquitectónica, y por la ausencia de elementos policiales que resguarden el área.

Habitantes de esos municipios, así como ciclistas y turistas, han denunciado en repetidas ocasiones la ola de asaltos que les aquejan, sin que hasta el momento haya una respuesta de las autoridades.

Asesinan al director de Izzi en Edomex y Televisa lo lamenta

Relacionadas

Comentarios

También podría interesarte: