revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

Mercados e inversionistas, bienvenidos a octubre, el mes de la adrenalina

A lo largo de la historia, octubre ha sido el mes en que se han registrado aquellos grandes colapsos financieros en todo el mundo

03-10-2019, 9:58:08 AM
Bolsa de Valores

Por alguna extraña razón octubre es el mes de la adrenalina en los mercados financieros globales, de hecho, es el mes en el que se han registrado casi todos los grandes colapsos bursátiles y sus consecuencias por todo el planeta, este décimo mes del año de 2019 también podría traer “emociones”, a juzgar por el desempeño inicial de las bolsas de valores.

Aunque faltan muchas historias por escribir en este octubre, los principales indicadores en la bolsa de valores de Nueva York no han iniciado con la mejor tónica; de hecho, ya registran fuertes descalabros, podrían recuperarse, o podría ser el inicio de un mes de fuertes dolores de cabeza para los inversionistas, el tiempo lo dirá.

En tan solo 2 días de operaciones, durante octubre, el icónico y mítico Dow Jones registra un descalabro de 3.11%, lo que equivale a 838.21 puntos, mal inicio de mes para este indicador seguido día a día en los mercados financieros de todo el mundo. Por su parte, el S&P500, el indicador más amplio y en los hechos el de mayor relevancia en los mercados globales, reporta un descalabro acumulado en octubre de 3.08% o bien 89.13 puntos; en el caso de las acciones del sector tecnológico la historia no es diferente, el índice Nasdaq, en donde cotizan los grandes conglomerados del pujante sector tecnológico estadounidense y global, reporta una pérdida de 2.67%, o bien, 214.09 puntos.

Reuters. Bolsa de Nueva York.

Lee: Las negociaciones de China y EU continuan en octubre

Desde luego, el indicador bursátil más representativo de nuestro país no podría mantenerse al margen de lo que sucede en Nueva York; el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tiene un saldo negativo de 1.86 por ciento, equivalente a 788.37 puntos, en sólo dos días de operaciones durante octubre.

Historias de crisis y colapsos financieros en el otoño

Las grandes crisis financieras en el mundo tienen algo en común, todas se han registrado durante el otoño, particularmente en octubre los grandes colapsos suelen presentarse, es algo extraño sobre lo que todavía no hay alguna explicación 100% certera.

Por supuesto, no se trata de especular y señalar que este mes de octubre de 2019 será el mes del colapso financiero global, es imposible saberlo y sería irresponsable decirlo en esos términos; sin embargo, sí puede ser un periodo de fuerte volatilidad e incertidumbre, al menos esas son las señales que se observan en este inicio de mes. Octubre es un mes complicado para los mercados, no todos los años, hay épocas buenas, pero también se registran los más violentos acontecimientos financieros que el mundo ha observado, aquí algunos.

En octubre de 1907 la bolsa de valores de Nueva York tuvo un pequeño crash, este fue de hecho el primer antecedente de los grandes descalabros registrados en todo el siglo xx en los mercados de valores; llegó octubre de 1920 y las bolsas de valores estadounidenses, para entonces ya convertidas en referentes mundiales, volvieron a sacudirse por un ajuste que algunos consideraron crash y otros señalaron que no era para tanto. En este caso el costo de la primera guerra mundial en las economías participantes fue lo que deprimió a los mercados bursátiles.

bolsa de valores

Lee: Así se invierten los capitales en mercados de Latinoamérica

Inolvidable el crash de 1929 que inició “la gran depresión” del siglo xx con historias que han sido y serán contadas innumerables ocasiones por sus repercusiones para la sociedad de entonces y para las futuras generaciones, décadas de crisis que hundieron a todo el planeta en una gran depresión económica, ese jueves 24 de octubre de 1929 se sintió el primer aviso, digamos fue un temblor de magnitud media que remeció a los mercados de valores, para dar paso al “martes negro” 29 de octubre con el que es hasta nuestros días el mayor terremoto bursátil que ha padecido la humanidad.

Con el paso de los años octubre siempre se caracterizó por periodos de volatilidad, varios ajustes más se registraron entre la década de los años cuarenta y setenta del siglo pasado, hasta que llegó ese “lunes negro“, el 19 de octubre de 1987, con otro crash, causado por la sobre-expansión crediticia de los bancos estadounidenses dedicados a la concesión de hipotecas y a alimentar la consiguiente burbuja inmobiliaria.

La crisis subprime no se desató en octubre de 2008, pero sí en septiembre con la quiebra de Lehman Brothers, octubre de ese año tambaleó al sistema financiero global porque fue cuando el pánico se apoderó de los inversionistas, el golpe de la quiebra de Lehman fue recibido como en cámara lenta y durante el décimo mes del año se dimensionaron sus causas y consecuencias.

Lehman Brothers
Reuters

No es posible anticipar lo que sucederá este octubre de 2019, pero sin lugar a duda las presiones y la volatilidad serán un distintivo, motivos hay de sobra: los riesgos geopolíticos en el mercado petrolero, los amagos de guerra comercial China-EU, la desaceleración económica global, los peligrosamente bajos niveles de tasas de interés en muchas partes del mundo, las crisis sectoriales, etc.

Lee: El riesgo sube para los inversionistas

¿Por qué caen los mercados en otoño?

Es algo que nadie ha podido contestar con 100% de certeza; una de las tesis más aceptadas desde hace algunos años señala que ante el cierre fiscal en Estados Unidos (en ese país el año fiscal inicia el 1 de octubre y termina el 30 de septiembre del año siguiente), la liquidez se contrae en extremo, al grado de que los mercados lo resienten porque una fuente de recursos es la venta de acciones, esto se combina con la ley no escrita del mercado que dice “vende el rumor y compra la noticia”, empujando a las bolsas a una trayectoria bajista. La teoría tiene algunos elementos ciertos, pero no del todo, si la falta de liquidez fuera el problema principal bastaría con que los bancos de inversión y las instituciones monetarias centrales abrieran sus carteras para dar los recursos necesarios y mantener la trayectoria de los precios.

Como sea, algo es cierto: Mercados e inversionistas, sean bienvenidos a octubre, históricamente el mes de la adrenalina.