Buscador
Ver revista digital
Finanzas

La ‘frágil’ fortaleza del peso se tambalea ante la volatilidad global

03-08-2022, 9:23:14 AM Por:
Pesos
© Especial

Excluyendo 2020, un año totalmente atípico, el peso mexicano se ubica en su nivel más alto de la presente administración, medido por el promedio del mercado.

El peso mexicano, nuestro peso, está sujeto a intensas fuerzas externas que, por un lado lo pueden fortalecer más, como de hecho ha sucedido prácticamente a lo largo del sexenio; pero, por otro lado, significan un riesgo latente justo en momentos clave en los que no necesitamos un incremento de la depreciación cambiaria, considerando el impacto que nos generaría con el aumento de la inflación.

El 2 de agosto fuimos testigos una vez más de lo frágil que es la fortaleza del peso, que tanto se celebra en ocasiones por parte de la administración federal, sin reparar en que la moneda mexicana está, como nunca, sujeta a vaivenes externos que le dan fuerza, la misma que presumen como producto de factores internos, pero que al mismo tiempo le pueden generar grandes descalabros.

Al cierre de las operaciones de ayer, la divisa mexicana se colocó prácticamente en niveles de 20.80 pesos por dólar, una de sus cotizaciones más altas del año.

La causa de la depreciación del peso fue totalmente de índole foránea, tal como lo han sido también la inmensa mayoría de los períodos de apreciación. Los inversionistas se pusieron nerviosos por la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

La Cámara de Representantes en ese país es el equivalente a la Cámara de Diputados en México, y su presidente (a) es el segundo en la línea sucesoria en caso de la ausencia imprevista del presidente constitucional, sólo detrás del vicepresidente (a).

Se trata de una funcionaria de muy alto nivel en un territorio hostil, según China, toda vez que lo considera como propio. Su presencia es un aliciente para las ansias independentistas de Taiwán, y se considera una acción poco amistosa de parte de Estados Unidos.

Un analista decía muy temprano sobre los dos tipos de riesgo que entraña la visita, el primero inmediato y, el segundo, de largo aliento; “cualquier cosa puede pasar, en cualquier sentido, para que se desaten situaciones que nadie quiere ver ni desea”.

“Por otra parte, China no se quedará con los brazos cruzados, se trata para ellos de un acto hostil a toda costa, seguramente escalarán las tensiones entre ambas naciones al menos por un tiempo”.

En todo este panorama, el peso mexicano sigue, y seguirá, envuelto en la volatilidad global. De hecho, lo que pocas veces o nunca se dice es que la divisa nacional es una de las más expuestas a tal fenómeno, al ser la moneda más líquida de los mercados emergentes.

El peso sí se ha depreciado

Si bien en los años recientes la moneda mexicana ha mostrado cierta estabilidad, en realidad el peso tiene un claro desempeño acorde con su condición de moneda de libre flotación.

En el sexenio ha tocado niveles superiores a los 25 pesos por dólar, y también ha estado muy cerca de romper el piso de 18 pesos; en los hechos se trata de una volatilidad extrema, considerando los puntos máximo y mínimo, hablamos de un rango de variación de 39.51 por ciento, algo que definitivamente la coloca en la categoría de divisa emergente.

Excluyendo al año 2020, que fue totalmente atípico, el peso mexicano se ubica en su nivel más alto de la presente administración medido por el promedio del mercado, lo que deja claro que la divisa nacional sí se ha depreciado, y su fortaleza, aunque buena, no es la de aquel superpeso a la que en ocasiones se le quiere equiparar.

Entre enero y ayer 2 de agosto, el promedio del tipo de cambio del peso con respecto al dólar en el mercado interbancario se ubicó en 20.29 pesos por dólar.

Comparativamente, en 2019 el promedio del peso durante el mismo lapso se colocó en 19.1348 pesos por dólar, mientras que en 2021 se fijó en 20.13 pesos.

Como señalamos, el año 2020 fue atípico por la pandemia, su promedio se ubicó en 21.75 pesos; sin embargo si lo consideramos, vemos de todos modos que en 2022 es el segundo peor periodo para la divisa nacional.

El promedio del año, ubicado en 20.29 pesos por dólar, está de hecho, muy cerca de los 20.32 pesos, que es el promedio de tipo de cambio para todo el sexenio, considerando incluso el comportamiento atípico de la moneda mexicana en 2020, el periodo de la pandemia.

Vaivenes no cesarán

El comportamiento del peso se mantendrá volátil lo que resta del año. En la “hoja de ruta” de los indicadores y la economía mexicana hay varios factores que no abonarían a la estabilidad: guerra en Europa, tensiones geopolíticas, política, Inflación, etcétera.

El peso mexicano ha sido una moneda relativamente sólida porque algunos factores, como el de las tasas de interés, le beneficiaron.

Pero, incluso nuestra divisa tiene que ajustarse a la realidad económica y, de vez en vez, a las coyunturas, que no suelen ser cosa menor.

MÁS NOTICIAS:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios