revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

CRÓNICA: El día que el CEO de AT&T en México conoció Iztapalapa

Laurent Therivel, CEO de AT&T en México, conversa camino a Iztapalapa sobre los planes que tiene él y la empresa de telecomunicaciones en el país.

18-06-2019, 6:45:18 AM
Laurent Therivel de AT&T
Laurent Therivel de AT&T Laurent Therivel de AT&T

Cuando era niño, Laurent Therivel soñaba con ser un Ninja, pero optó por ser marino en Estados Unidos. En 2014, el ejecutivo levantó la mano para dirigir la operación de AT&T en México y 5 años después ha logrado su meta.

En 2015, AT&T logró concretar la adquisición de Iusacell, Unefon y Nextel en una misma empresa. Tras varios años de espera, América Móvil, del empresario Carlos Slim Helú, tenía un competidor de peso en México, mientras que, en Estados Unidos, Laurent Therivel estaba listo para desembarcar en la República Mexicana.

En noviembre pasado, el egresado de la Universidad de Harvard fue nombrado director general de AT&T en México, con un objetivo puntual: lograr un crecimiento rentable y coronar el liderazgo de la firma estadounidense frente a sus competidores.

Hoy, el director general de AT&T ha decidido que la conversación transcurra en el camino hacia la alcaldía de Iztapalapa, en donde se llevará a cabo la entrega de los inmuebles que fueron dañados por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Son las 9 de la mañana de otro viernes que transcurre en Ciudad de México. La gente camina por la calle de Río Misisipi rumbo a la glorieta que es custodiada por la Diana Cazadora, en Paseo de la Reforma.

La Torre Diana, el edificio marcado por el número 232 de Río Misisipi, no pasa desapercibida. En lo alto de la construcción llena de cristales se inscribe la marca que es legible a lo lejos: AT&T.

Un equipo de jóvenes voluntarios de la empresa se prepara para salir rumbo la colonia Renovación y realizar la entrega simbólica de casas, las cuales fueron remodeladas con el financiamiento de la compañía.

En los pasillos de la empresa, los colaboradores hablan entusiasmados sobre la estrategia de la firma y se emocionan por el día del voluntariado. Laurent aparece con una playera blanca con el escudo de la emblemática marca estadounidense y unos pantalones de mezclilla azul. Una mirada jovial se asoma por los lentes de Therivel y se combina con una sonrisa que rompe cualquier rastro de seriedad. Ha llegado la hora de partir.

Una camioneta negra es el escenario en donde transcurre la charla. Mónica Aspe, directora de Comunicación de AT&T en México, es la otra viajera en el vehículo que se desplaza por las calles de la capital del país.

Lee: La estrategia de AT&T para quitarle clientes a Telcel en México

Definir a México

Dentro del vehículo, Laurent rompe el silencio de inmediato y habla con asombro de la belleza del país.

La familia de Therivel ha conocido Puebla, Cuernavaca, Cancún y Valle de Bravo, un destino que los sorprendió por el espectáculo de las mariposas Monarca.

“Cuando el rayo del sol comienza a cubrir a las mariposas en la mañana es fantástico”, dice Laurent al recordar su travesía por Valle de Bravo.

Laurent ha llegado con la idea de que la empresa que dirige redoble su apuesta por México. Ha viajado por la República Mexicana para conocer más de las personas y el país que ofrece oportunidades para la firma de telecomunicaciones.

“Somos 99% mexicanos en la empresa. A pesar de que veas a un gringo, somos una empresa muy mexicana y eso es muy importante”, dice el ejecutivo con una sonrisa mientras la camioneta inicia su periplo y él se abrocha el cinturón de seguridad en el asiento trasero.

Laurent había conocido los destinos que recorre usualmente un estadounidense: Cancún o Cabo, este último destino es en donde se comprometió con su esposa.

“Siempre me ha gustado que los mexicanos son muy apasionados por su país, ya que me recomiendan lugares, platillos y el mezcal que debo de probar, lo cual he hecho bastante bien”, dice con una gran sonrisa.

—¿Cómo definiría a México en una frase o una palabra?

—En una palabra, diría que es cálido; en una frase, diría que es cálido, cambiante, que da la bienvenida y que es retador. Es un país que se esfuerza y siempre trata de crecer y mejorar. Antes de venir a México no sabía que era el país miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en donde más horas se trabaja, y AT&T puede hacer que estas horas de trabajo sean más productivas y que podamos estar más conectados con nuestras familias. Nuestra frase es “conectar a las personas con las experiencias que les importan”.

Therivel creció en Texas y siempre vio a México como una oportunidad natural para vivir y trabajar.

Lee: Así quiere AT&T reducir la brecha digital en México

Laurent Therivel
Cortesía AT&T Laurent Therivel

Un marino en AT&T

Laurent es descendiente de padres inmigrantes. Su padre es italiano y su madre alemana, mientras que él es el primer hijo del matrimonio en haber nacido en Estados Unidos.

Sus padres cuentan con más de 60 años de matrimonio y es algo que maravilla al ejecutivo estadounidense. “¡60 años!”, exclama en español y con una mirada de asombro.

Therivel ha sido consultor, fundador de empresas y fue marino en Estados Unidos, lo que le ha permitido viajar mucho. Un alma de viajero que lo llevó a buscar la oportunidad de venir a México con su familia.

Laurent fue testigo, desde AT&T en Estados Unidos, de la compra de Iusacell y Nextel, y fue el primero en levantar la mano para formar parte de la naciente operación en aquel momento.

Fue director financiero del área de Negocios de AT&T en Estados Unidos y se centró en la estrategia y desarrollo de nuevos negocios. Así fue como lideró gran parte de los planes en temas de movilidad en la Unión Americana.

“Ahora he logrado lo que quería hacer en los últimos 5 años: venir a México”, asegura entusiasmado.

Laurent inició su relación con AT&T como uno de sus clientes, ya que su empresa utilizaba sus servicios de telecomunicaciones. Tiempo después le tocaría atender los pequeños negocios desde el otro lado del escritorio.

En 2007, Randhall Stephenson se convirtió en presidente y director ejecutivo de AT&T, y un año después Laurent se integró a la compañía y observó que la empresa vivía una etapa de consolidación, tras las compras de firmas de telecomunicaciones que dieron origen a lo que hoy conocemos como AT&T.

La firma se convirtió en una empresa de servicios para ofrecer movilidad, internet de las cosas, contenido y video.

“Fue un momento muy interesante, porque una gran empresa que hacía una sola cosa daba el paso para convertirse en una empresa que no solo ofrece telefonía, sino también internet, contenidos y otros servicios”, recuerda Therivel.

La experiencia del ejecutivo ha transcurrido por áreas operativas, ventas y finanzas, lo que le dio preparación previa antes de asumir su actual encargo en México.

Mónica Aspe llegó hace 6 meses para encargarse de Asunto Externos y Responsabilidad Social, pero, ahora, también hace Comunicación Corporativa, un área en la que no había tenido experiencia. “Es parte de lo que viven todos los colaboradores”, dice la directiva mexicana.

Más de 2 años en AT&T México

Laurent reconoce que viajar es parte del destino de un marino, y como un hombre sometido a la mar sabe que los puertos son diversos y hay que aprender a recorrer el mundo.

“Ser marino es una gran profesión cuando eres joven, pero al tener una familia me atrajo el mundo de los negocios, pues permite enfrentarse a un panorama retador y tener un impacto, pero también una familia”, dice el hombre que ocasionalmente mira la por la venta de la camioneta.

Los directores generales de AT&T en México han tenido periodos de dos años en su cargo, como fue el caso de Thaddeus Arroyo, quien se encargó de llevar a cabo la consolidación de Iusacell y de Nextel dentro del portafolio de la operadora; mientras que Kelly King tuvo la misión de incrementar la base de suscriptores.

Hoy, Laurent no solo busca crecer, sino lograr un crecimiento rentable.

“Me estoy divirtiendo mucho, como para que solo dure dos años”, dice Therivel con una sonrisa que se contagia en la charla.

“Esperemos que sean más de dos años para Laurent”, agrega Mónica Aspe.

Conectar con la gente

Therivel cree que es importante participar con las comunidades en el país. AT&T tiene cuatro audiencias en las que se encuentra interesado particularmente: clientes, accionistas, colaboradores y la comunidad.

La empresa apoya diversas iniciativas en el área de responsabilidad social. Una de ellas surgió a partir de las consecuencias que trajo el terremoto del 19 de septiembre de 2017 y que se basa en la aportación de recursos de la empresa para la reconstrucción de viviendas dañadas por el sismo.

La empresa se comprometió a la reconstrucción de 500 casas de la mano de Fideicomiso Proviváh, que preside el fundador de Comex Alfredo Achar.

“Queremos que nuestros empleados estén contentos y tengan una gran experiencia. Las nuevas generaciones buscan aportar a las comunidades”, dice.

Mónica Aspe decidió colaborar en AT&T porque no solo representaba una oportunidad de trabajo, sino una forma de contribución para el país más allá del negocio, dice el ejecutivo al argumentar su razonamiento.

“Creo que es una falsa dicotomía cuando pensamos en invertir en la comunidad o buscar un retorno para los accionistas. Este es un círculo virtuoso que refuerza las 4 audiencias a las que nos dirigimos”, asegura el hombre de negocios, quien mira las calles del oriente de la Ciudad de México.

“Es la primera vez que mi familia y yo visitamos Iztapalapa”, dice emocionado el directivo.

La empresa también ha entregado casas en Oaxaca, Morelos y otras zonas afectadas del país.

—¿Cómo apoyar a las comunidades menos favorecidas para lograr que tengan conectividad?

—La misión de Unefon es conectar a las personas desconectadas.

Unefon, marca liderada por Cristina Ruiz, es una de las firmas con las que busca conectar al país en las comunidades menos favorecidas económicamente.

El bajo nivel de bancarización del país implica el reto de ofrecer a la población servicios dirigidos a sus necesidades de conexión y Unefon cuenta con la capacidad para hacerlo.

El egresado de Harvard cree que es crítico que AT&T mantenga las actividades de responsabilidad social en las comunidades en donde opera y lo mantiene como un tema central en todo el país, explica Laurent, mientras el sonido de la sirena de una patrulla se presenta en el corrido y distrae su atención.

“La forma de servir a las comunidades es ir a las comunidades y no que las comunidades vengan a nosotros. Algo que también aplica para los clientes y no solo en la responsabilidad social”, explica.

El tránsito de la Ciudad de México se manifiesta a través de la estridencia de un claxon, que se contagia en el resto de los autos, a tan solo 20 minutos de llegar a Iztapalapa.

—¿Cuáles son los mayores retos y oportunidades de negocio que mira en México?

—El mayor reto es que tenemos un competidor con más del 70% de los suscriptores en telefonía móvil, más de 70% de los ingresos del mercado y más del 100% de las utilidades del mercado. Competir con un jugador así, cuya posición no ha cambiado, es, sin duda, un reto.

Hasta el momento, la empresa ha invertido más de 8,000 millones de dólares (mdd) desde su llegada a México y la firma cree que esta es la mayor inversión realizada por una empresa pública en los últimos años del país.

“Creemos que para competir tenemos que invertir y eso estamos haciendo”, dice el directivo, quien se torna más reflexivo en la conversación.

Pero no solo la estrategia de AT&T se basa en solo invertir, sino trabajar con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para clarificar la necesidad de tener una regulación que atienda los temas de concentración en el mercado.

La empresa ha mostrado crecimientos durante los últimos 11 trimestres y es una de las empresas con mayores crecimientos y la empresa con la más alta disponibilidad de red.

Laurent Therivel hace una pausa dentro de la conversación. La camioneta negra se estaciona en una estrecha calle frente a casas coloridas y contenderos con desechos de televisiones y otros productos electrónicos.

El director de AT&T ha llegado a la colonia Renovación, en Iztapalapa, poco antes de las 10 de la mañana.

Laurent Therivel, Mónica Aspe y Alfredo Achar
Cortesía AT&T Laurent Therivel, Mónica Aspe y Alfredo Achar

El CEO de AT&T en Iztapalapa

Laurent desciende de la camioneta. En el lugar lo esperan su esposa y sus dos hijas, así como un grupo de voluntarios. Casi de forma inmediata, el ejecutivo entra con su familia a uno de los hogares que han sido reconstruidos tras el sismo.

Therivel toma asiento dentro de la casa en donde una familia le agradece por la nueva edificación. Enfrente de él se encuentra el fundador de Comex y ahora presidente del Fideicomiso Proiviváh, Alfredo Achar Tusie. Los dos escuchan atentos y el director general de AT&T se conmueve ante los anfitriones y sus muestras de afecto.

El barrio Renovación se dedica a la recolección y reciclaje de desechos tecnológicos. Laurent Therivel y su familia, junto con Mónica Aspe, toman una brocha y comienzan a pintar con otros colaboradores las fachadas de las casas.

El director de AT&T, junto con el presidente de Proviváh, entregan 30 casas que han sido reconstruidas, tras el sismo de 2017.

Proviváh participa con AT&T en la reconstrucción de vivienda. La empresa estadounidense de telefonía contribuye con apoyos económicos y la fundación presidida por Achar con la logística y los materiales.

El directivo convive y, a pesar de que aún se encuentra aprendiendo español, colaboradores de la propia empresa y vecinos del lugar se acercan y sonríen en lo que parece una ola festiva que se apodera de la calle, que se encuentra a poco más de 100 metros del tiradero de basura.

Therivel sonríe y agradece antes de despedirse de su familia y regresar al edificio en donde se encuentra el corporativo de la empresa de telecomunicaciones. Ya es más del medio día.

AT&T
Cortesía AT&T Alfredo Achar y el director general de AT&T

El cambio del juego

Laurent Therivel aborda de nuevo la camioneta y, tras mirar de nuevo por la ventana la zona que ha visitado, habla emocionado del potencial que tienen las nuevas tecnologías en México.

La red 5G es un cambio en el juego para todo el mundo y es un tema que entusiasma al director general de AT&T. Las velocidades se aceleran y la latencia es más baja, lo que permite la conexión de autos y cirugías remotas.

“Eso implica un cambio radical del juego en el tipo de servicios digitales que podemos tener para las personas”, explica Therivel.

Los analistas creen que AT&T tiene el potencial de crecer en el país y prosperar con su negocio de la mano del directivo que ha cumplido casi 6 meses en su puesto dentro del país. Uno de ellos es Jorge Bravo.

Jorge cree que la empresa debe desplegar su red para generar más cobertura. “AT&T tiene esa asignatura pendiente con México… Estoy convencido de que tiene todos los elementos, experiencia y capital, para ser el pionero en México e incluso le puede ganar al preponderante”, asegura el analista de telecomunicaciones y académico en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El desarrollo de las nuevas generaciones de movilidad y el lanzamiento de 5G puede ser que lleve al operador atener los primeros clientes con la nueva tecnología y no solo de consumidores individuales, sino de las grandes empresas.

“Es una empresa que tiene muchísimas oportunidades de crecimiento y desarrollo en México. Estas oportunidades vienen del enorme tamaño que tiene en Estados Unidos, ya que es la empresa más grande en ingresos, es una de las más innovadoras, que está lanzando servicios de quinta generación”, explica Jorge Bravo.

Unas cuadras antes de llegar al Palacio de los Deportes y tomar el camino hacia el Viaducto de la capital, el directivo anuncia que pronto tendrá que atender una llamada y asegura que su trabajo será lograr un crecimiento rentable y luchar por traer nuevas inversiones.

La empresa asegura que necesitan acceso efectivo a la fibra del preponderante, es decir, de América Móvil, ya que no hay acceso a la fibra de la empresa y las inversiones que realicen son redundantes y solo duplican la infraestructura existente.

Son las 13 horas de otro viernes que transcurre en Ciudad de México. La gente camina frente a la Torre Diana, el edificio marcado por el número 232 de Río Misisipi.

La camioneta ha llegado de nuevo a su punto de partida. El ejecutivo baja del vehículo y se apresura para atender los pendientes.

Therivel sube por el elevador y se despide con una sonrisa. “Muchas gracias”, dice el CEO de AT&T en México. Su figura se aleja por el pasillo, junto con Mónica Aspe, y él parece saber que el momento decisivo ha llegado para la empresa de telecomunicaciones. Es hora de volver a competir con el jugador preponderante: la empresa de Carlos Slim.

Lee: Alfredo Achar: Necesitamos unirnos por México para salir adelante