Buscador
Ver revista digital
Economía

Esto es lo que ganan los “aspiracionistas” de clase media que criticó AMLO

14-06-2021, 6:10:00 AM Por:
AMLO
© Especial

Las diferencias salariales son abismales entre quienes han "aspirado" a una vida mejor y quienes no lo han logrado por alguna razón.

Ser “aspiracionista”, es decir, aspirar a tener mejores ingresos, mejor nivel de vida, pertenecer a la clase media, sí se refleja por lo general en mejores condiciones de vida.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el pasado viernes que la pérdida de alcaldías en la Ciudad de México en las pasadas elecciones porque es “más difícil de convencer” a las clases medias sobre su movimiento.

También criticó a estas clases medias, de las cuales dijo la mayoría tienen una licenciatura, maestría o doctorado, de ser “aspiracionistas”, de querer “triunfar a toda costa, salir adelante” y de ser “muy egoísta”.

La clase media mexicana sí tiene mejores condiciones de vida que, en su inmensa mayoría, han logrado a base de trabajo y, sobre todo muy especialmente, de preparación académica.

Las cifras oficiales disponibles en México relativas a un mejor ingreso versus una mejor preparación académica son contundentes. Para ganar mejor y lograr condiciones de vida más favorables, es necesario tener actitudes “aspiracionistas“, que en la inmensa mayoría de las veces no le hacen daño al país, sino todo lo contrario.

En ese sentido no hay el mínimo indicio de que las aspiraciones de la clase media del país generan los problemas económicos, de seguridad, etcétera, que existen en México. Igualmente, de ningún modo un clasemediero es una persona sujeta a la manipulación, sino por el contrario, suele ser más reflexivo en sus decisiones de todo tipo: monetarias, de vida personal, electorales, etcétera.

¿Cómo no aspirar a un mejor ingreso?

Sin entrar en debates filosóficos, es un hecho que el dinero no lo es todo en la vida. Sin embargo, sí es un factor que, nos guste o no, permite mejores condiciones de vida para las personas, dado que se requiere para adquirir prácticamente todo.

Así, las actitudes aspiracionistas de las clases medias de cualquier país, más que ser acciones ambiciosas para triunfar a toda costa, son esenciales para darle el dinamismo económico que se requiere. Entre otras cosas, de ahí salen los emprendedores.

En este sentido, las cifras oficiales señalan que las personas con más y mejor preparación académica sí tienen mejores ingresos, lo que seguramente les permite la “evolución social” que los lleve a la clase media, con mejores condiciones de vida.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), los ingresos mejoran según el nivel de estudio de las personas. Así, en la más reciente versión del documento que data de 2018, las cifras indican que quien apenas estudió la primaria tiene un ingreso promedio trimestral de 8,527 pesos. Por su parte, aquel que tiene la secundaria ya sea completa o incompleta gana en promedio 13,846 pesos trimestrales; quien llegó a la preparatoria, la haya terminado o no, tiene un ingreso promedio de 19,316 pesos; por su parte la persona que estudió alguna profesión logra ingresos promedio de 37,177 pesos. Finalmente, aquel que aspiró a tener un posgrado (maestría o doctorado), simplemente tiene ingresos que superan por mucho a las otras categorías, su promedio trimestral es de 86,880 pesos.

Los comparativos

A veces las comparaciones suelen ser ociosas, pero también muchas ocasiones son necesarias, este es el caso. El ingreso trimestral que gana una persona con posgrado en México es 10.18 veces más respecto al que obtiene quien solamente cursó la primaria; 6.27 veces mayor a lo que obtiene quien estudió la secundaria; 4.49 veces superior al que gana el que estudió hasta preparatoria y 2.33 veces arriba del que logró llegar a una carrera profesional.

Eso, sin considerar el deterioro en ingresos que en los años recientes han registrado las personas que mayor preparación académica tienen. Por ejemplo, en 2016 quienes habían estudiado una profesión tenían un ingreso promedio trimestral de 40 mil 611 pesos, que comparados con los 37 mil 177 pesos de 2018 significan un deterioro de 8.45 por ciento.

Por su parte, aquellos que estudiaron maestría o doctorado tienen un deterioro del 21.46 por ciento, toda vez que en 2018 ganaban 86 mil 880 pesos frente a los 110 mil 623 que obtenían dos años antes.

Con este contexto, no es casualidad que las grandes urbes mexicanas, en donde se asienta un gran porcentaje de las clases medias, sean las que tengan el ingreso corriente promedio trimestral más alto del país.

Así, la Ciudad de México, sede de la principal clase media del país, tiene un ingreso corriente promedio trimestral de 79 mil 85 pesos, seguida de Nuevo León -otro bastión clasemediero- con un ingreso promedio de 68 mil 959 pesos; Baja California Sur tiene un ingreso promedio de 68 mil 778 pesos (el estado es base de clases medias ligadas a entidades fronterizas de Estados Unidos); enseguida destaca Querétaro con ingreso promedio de 61 mil 339 pesos (una entidad llena de clasemedieros que se desplazan entre esta entidad y la capital mexicana); junto a Jalisco que tiene un ingreso promedio de 60 mil 541 pesos trimestrales (otro bastión clasemediero desde antaño).

Chiapas, una entidad caracterizada por el atraso y una mayoría de población rural, tiene un ingreso promedio trimestral de 26 mil 510 pesos; es decir, 2.98 veces menos, prácticamente tres veces menos, que el registrado en la Ciudad de México.

Con estas cifras, la pregunta debería ser: ¿Por qué más gente en México no aspira a ser de la clase media? Un gran error sería fomentar una lucha de clases con el argumento de que las clases medias son “aspiracionistas” a toda costa. Ojalá en algún momento México sea un país lleno de “aspiracionistas”.

*Alto Nivel tiene Telegram. Ahora puedes encontrarnos en  https://t.me/Alto_Nivel y recibirás cada día nuestras noticias más importantes.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios