Buscador
Ver revista digital
Economía

El mundo enfrenta una alza generalizada en materias primas que no acabará pronto

12-05-2021, 6:15:00 AM Por:
Acero
© Envato Elements

Si bien la inflación en el mundo no se ha "desbocado" como en otras épocas, sí genera distorsiones económicas y presiones que deben ajustarse de alguna manera.

Los precios de los commodities están de “regreso” después del aciago 2020 que tuvieron. Eso es, al mismo tiempo, una buena y una mala noticia para el mundo entero.

Es una buena noticia porque el repunte de los precios de las también llamadas materias primas es consecuencia directa del impulso económico previsto para este 2021, luego del desplome, en algunos casos mayúsculo, registrado el año pasado por la crisis derivada de la pandemia.

Al mismo tiempo se torna en una mala noticia porque este incremento de precios en materias primas genera a su vez repuntes inflacionarios, presiones sobre las cadenas de suministro, que en algunos casos quedaron muy frágiles por la pandemia, y también posiciones especulativas que provocan distorsiones en las economías (caso concreto de los granos y cereales).

Es necesario entender qué es lo que sucede en el mercado para comprender los efectos de los movimientos en las economías y dimensionar la serie de problemas que enfrentará el mundo ante un repunte de precios en las materias primas.

Cobre
Reuters

Lo anterior no es poca cosa: Se trata nada más y nada menos que de las bases actuales de la producción y el consumo mundial.

¿Por qué suben los precios de los commodities?

Desde principios de este año los precios de las materias primas, desde el maíz hasta el acero, registran presiones al alza, en algunos casos este repunte ha llevado las cotizaciones a máximos históricos, en otros a niveles no vistos en años.

Son cinco las causas principales de este aumento en los precios de los commodities, según la comunidad de analistas de los mercados de materias primas, y son las siguientes:

  • 1) Las expectativas en torno a una fuerte recuperación económica tras la pandemia: Como señalamos previamente, casi todas las economías cayeron en 2020, el “rebote” esperado para este año ha impulsado las cotizaciones de las materias primas, se trata en apariencia de una simple ley de oferta y demanda.
  • 2) Las políticas públicas que favorecen el medio ambiente: Con limitaciones para el uso indiscriminado de algunos de ellos, eso genera presiones sobre sus precios y contribuyen al siguiente punto.
  • 3. Escasez: Varios productos son escasos, un tanto porque las cadenas de producción y logística quedaron afectadas por la pandemia, y otro tanto porque hay restricciones por parte de los gobiernos para la explotación de ciertas materias primas.
  • 4) Mercado con excesiva liquidez: Los países con recursos tienen incluso más de lo que necesitan, el exceso de liquidez ha disparado en muchos casos la demanda y los precios.
  • 5) Un dólar débil: La debilidad del dólar en el mundo genera como consecuencia que los inversionistas dirijan su mirada a otras opciones de inversión y rentabilidad, el mercado de materias primas es uno de ellos.

Alza masiva en precios de commodities

Estamos frente a un incremento generalizado, masivo, de los precios de los commodities, el repunte inició desde los primeros días de este año 2021 y no se ha detenido.

Para muestra muchos botones:

  • Plata: 1.70%
  • Cobre: 34.55%
  • Paladio: 33.17%
  • Petróleo crudo WTI: 24.32%
  • Gas natural: 14.66%
  • Aluminio: 28.91%
  • Plomo: 9.4%
  • Trigo: 13.20%
  • Maíz: 33.25%
  • Café: 22.4%
  • Azúcar: 15%
  • Jugo de naranja: 4.61%
  • Ganado bovino: 8%
  • Carne de cerdo: 59.7%
  • Madera: Un espectacular repunte de 124% en lo que va del año

Son escasos los commodities que no ganan, o que tienen avances marginales, casi todos están cercanos a ganancias de doble dígito, algo que no se había visto en décadas. Los mercados reflejan sin duda la expectativa de un impulso económico generalizado, la otra cara de la moneda tras la destrucción de riqueza observado el año pasado.

La paradoja crecimiento-inflación

Justo por eso, por el aumento de la demanda de materias primas producto del repunte económico esperado, el efecto inmediato y generalizado es el de la inflación.

México lo padece, con inflaciones actuales superiores al 6 por ciento, lecturas no vistas en años; pero no somos los únicos, en Estados Unidos la inflación anualizada de marzo fue de 2.6 por ciento, el dato más alto desde el tercer trimestre de 2018. En Europa, la inflación también ha repuntado hasta alcanzar niveles cercanos al 2 por ciento anual, cuando el año pasado rodaba niveles de 0.9 por ciento.

La demanda de commodities genera presiones inflacionarias en las economías, no importa que el año pasado se haya caído el consumo, los precios finalmente no saben de épocas sino de cotizaciones. Esta demanda fue inusualmente baja en 2020, frente a un año como este, de repunte económico, tenemos el fenómeno de que los precios presionan a los precios. Pero una serie de factores adicionales impulsan todavía más las cotizaciones y generan presiones adicionales.

En este año los precios de los energéticos se han visto sometidos a diversas presiones, desde el apagón en Texas, de principios de año, con todas sus consecuencias, hasta más recientemente con los ciberataques a la mayor red de oleoductos del país.

Los energéticos mueven al resto de los commodities, es decir, son presiones sobre presiones. Si bien la inflación en el mundo no se ha “desbocado” como en otras épocas, sí genera distorsiones económicas y presiones que deben ajustarse de alguna manera.

¿Cómo entender que la inflación en Estados Unidos se acerque al 3 por ciento anual cuando su tasa de interés se encuentra cercana al cero absoluto?, lo mismo ocurre en Europa. Es reflejo directo del aumento en las cotizaciones de las materias primas, si entendemos que dichas materias primas son la base de la producción, podemos dimensionar cómo este aumento de precios se refleja en los productos finales.

Por lo tanto, los precios de los commodities son este año la fuente de presiones sobre la mayoría de las economías, y todo indica que perdurarán porque hay algunas señales de que estamos en el inicio de un superciclo en el mercado de commodities, que suele ser justamente de amplias presiones alcistas en los precios.

¿Superciclo en commodities?

 Un superciclo es, en la definición clásica de los economistas, el inicio de un periodo en donde la demanda observa un crecimiento significativo superando las expectativas de oferta y generando escasez en el mercado.

Un aumento cíclico de precios y un superciclo abarcan un largo periodo, primero se genera un boom que puede durar décadas, con constantes presiones inflacionaria, y finalmente llega el estallido de la burbuja. El mercado mundial de commodities estaba en un periodo de depresión incluso antes de la pandemia, pero al parecer eso ha cambiado en este 2021.

Los estudiosos señalan que un superciclo coincide muchas veces con períodos de rápida industrialización en la economía global. Por tal motivo y de acuerdo al contexto actual, la reapertura económica y la “revolución industrial verde”, sitúa a la economía mundial en los albores de un nuevo superciclo y un largo periodo de presiones en la inflación.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios