revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

5 ajustes necesarios en política económica frente a una posible recesión

Incluso, si no hubiera recesión valdría la pena considerar lo que los economistas llaman “medidas contracíclicas” para reimpulsar a la economía

29-07-2019, 8:29:44 AM
Calificación Calificación

Este próximo miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicará la cifra preliminar del desempeño del Producto Interno Bruto (PIB) de México al segundo trimestre de este año; como recordamos el primer trimestre resultó negativo con una tasa de menos 0.2%, existe la expectativa de que la economía mexicana ligue otro trimestre en zona roja y con ello técnicamente haya entrado en recesión luego de acumular dos periodos consecutivos con tasas negativas.

Para algunos, como el banco JP Morgan, la recesión es inminente, para otros todavía es prematuro anticipar. Sin embargo, el consenso es unánime en el sentido de que será muy difícil que la tasa del PIB en el segundo trimestre del año se haya colocado muy arriba de cero por ciento. En todo caso, lo que tenemos es una economía con muchos problemas para crecer, por lo que algo debe hacerse para recuperar la dinámica si no se quiere tener el peor año de crecimiento económico desde el año 2009, hace una década, cuando el PIB del país se contrajo 5.29% asolado por la mayor crisis financiera global de la era moderna, la llamada Crisis Subprime.

Lee: Del “yo tengo otros datos” al debate sobre si México entrará en recesión

Pesos
Depositphotos

De acuerdo con los análisis que empiezan a salir por parte de los expertos, México debe hacer al menos 5 ajustes inmediatos para impulsar el crecimiento económico; en su opinión, el mayor problema no es tanto que el país haya caído en recesión técnica, sino que la incertidumbre puede crecer día con día ante la posibilidad de que la economía del país pase por un largo periodo de bajo crecimiento, hoy día el discurso oficial del 4% anual parece una mala broma. Estas son las 5 medidas que deben tomarse a la brevedad, no es nada del otro mundo, el problema es convencer a quien se debe de que no son estrategias capitalistas ni neoliberales, sino de sentido común:

1) Soltar el gasto de inmediato: El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, lo prometió, ahora falta ver que se haga realidad, el gobierno debe empezar a gastar, él es el principal impulsor de la inversión y tiene que poner el ejemplo; sectores como salud, telecomunicaciones, energético, eléctrico y de infraestructura, deben aumentar sus inversiones. Sabemos que están en marcha obras magnas, pero algunas incluso están bajo procesos judiciales que podrían atrasar su inicio, urge gasto del gobierno.

Lee: ¿La economía de Estados Unidos necesita más estímulos?

Arturo Herrera
Notimex

2)  Mayor apoyo al campo mexicano: Dotarlo de herramientas para su desarrollo definitivo; pero eso significa destinar recursos, hoy escasos porque fueron canalizados a otros programas sociales más redituables en las urnas. El campo del país puede impulsar un crecimiento económico muy necesario para los próximos meses.

Notimex

3) Bajar tasas de interés: esto no depende del gobierno y no es algo que se presente por decreto, es una tarea del banco central, pero tampoco es fácil tomar una decisión así; de hecho, hoy día el organismo autónomo, aunque dividido, está más a favor de mantener la tasa de interés en el nivel actual de 8.25%. Si la tasa no baja, se mantendrá el sesgo hacia las inversiones más que hacia el consumo y la recuperación será muy lenta, la medida, aunque necesaria y con amplias posibilidades de reimpulsar a la economía, tampoco se puede tomar a la ligera y para eso influyen muchos otros factores que el banco central con su autonomía debe evaluar.

Lee: ¿Estamos lejos de una recesión económica? Esto dicen los expertos

Banxico
Reuters Banxico

4) Certeza jurídica: Es cierto, el gobierno que entró en funciones hace ya prácticamente 8 meses no ha expropiado nada y ha cumplido con todos los contratos firmados, pero absorbió un costo de 100,000 millones de pesos por la cancelación de la construcción de un aeropuerto que según dijo no era viable, pero que otros análisis previos decían que sí lo era. Un día se habla de millones de pesos en inversiones, pero al día siguiente se señala que los organismos reguladores podrían desaparecer, al menos algunos, eso es incertidumbre jurídica y de gestión de gobierno. Es necesario hacer un ambiente más certero, las inversiones son pocas y es peor si se les trata mal.

Lee: Arturo Herrera: México está “muy, muy lejos” de una recesión económica

deficiencia
Twitter

5) Estímulos fiscales a las inversiones y al consumo: la parte del gobierno que sí puede ayudar más en la recuperación es la encargada de la política hacendaria; en otras épocas se han implementado programas de estímulo fiscal para las inversiones, quizás valdría la pena analizar algo similar en este momento, sobre todo si el país entra en recesión.

Lee: ¿Existe el riesgo de recesión en Estados Unidos?

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) no deja de cobrar impuestos
Reuters El SAT

Al margen de la descalificación que venga ante una eventual recesión, el peor error que puede cometerse es ignorar o minimizar su presencia y sus efectos sobre la economía y las familias en general. Una eventual recesión teóricamente solo forma parte del ciclo de una economía, el problema es que de la forma en la que se enfrente depende su duración, o su profundización. De hecho, algunos expertos en materia económica consideran que quizás ha llegado el momento de que los estrategas gubernamentales analicen la posibilidad de implementar lo que llaman “medidas contracíclicas”, entre ellas posiblemente alguna de las arriba mencionadas, para reimpulsar a la economía.

Lee: ¿Qué tan lejos está México de una recesión? Esto nos dicen las cifras

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios