revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

¿La economía de Estados Unidos necesita más estímulos?

La incertidumbre por la guerra comercial entre Estados Unidos y China hace que el mundo mire a la economía estadounidense frente a una posible recesión

22-07-2019, 9:10:49 AM
Dolar

Por Alejandro Saldaña

Se ha discutido a lo largo del año sobre la posibilidad de que la economía estadounidense esté cercana a una recesión en los próximos 12 meses, ante la debilidad en el crecimiento global y la incertidumbre asociada a las disputas comerciales, en especial entre Estados Unidos y China.

La permanencia de un entorno global de incertidumbre comercial y económica ha generado menores niveles de confianza e inversión en sectores como el industrial, especialmente el manufacturero y la construcción. Incluso, la contratación en esas ramas de la actividad en la economía norteamericana se ha moderado: construcción 108 mil nuevas plazas entre enero y junio vs. 191 mil un año antes; manufactura 45 mil nuevos empleos vs. 142 mil en el mismo periodo de 2018. Es importante notar que seguimos hablando de crecimientos en las nóminas, no de destrucción de empleos.

Lee: ¿Estamos lejos de una recesión económica? Esto dicen los expertos

Dólar
Reuters

Consecuentemente, algunos miembros de la Reserva Federal cambiaron su postura respecto al nivel adecuado de las tasas de interés para cumplir su mandato dual: empleo y estabilidad en precios. En la actualización de pronósticos de junio, un miembro considera un alza de 25 puntos base (pb).; ocho, que deberían de permanecer sin cambios; y, ocho, que se necesitaría al menos un recorte de 25 pb. Tres meses atrás, ninguno de los participantes consideraba bajas en las tasas de interés, incluso seis consideraban cuando menos una subida de 25 pb.

Lee: ¿Existe el riesgo de recesión en Estados Unidos?

Proyecciones de Tasa de Interés Miembros Fed
BX+

Como se muestra en la Gráfica de Puntos, la opinión al interior está dividida. Hay quienes consideran que el aumento en la incertidumbre requiere que se actúe de forma preventiva, evitando así una mayor desaceleración de la economía. Además, aseguran, podría impulsar a la inflación sin que se salga de control, dado que esta y sus expectativas se han mantenido en niveles relativamente bajos. Por el otro lado, hay funcionarios del Instituto que alertan sobre los peligros de relajar la postura monetaria muy pronto: la inflación podría dispararse y se podrían generar desequilibrios económicos, como lo pueden ser burbujas en activos financieros; adicionalmente, el banco central se quedaría con pocas herramientas para reaccionar si la economía cae en una recesión en el futuro.

Lee: ¿Qué tan lejos está México de una recesión? Esto nos dicen las cifras

Fed
archivo Fed

Coincidimos sobre los peligros potenciales que nacen de la persistencia de un entorno de incertidumbre, pero es importante que la Fed se aísle de presiones políticas (declaraciones de Donald Trump) y, hasta cierto punto, del mercado (estima con un alto grado de certeza que las tasas bajarán en 25 pb. en julio). Siendo fundamental recordar que los bancos centrales tienden a guiar sus decisiones basados en los datos económicos, y que la autonomía de los mismos es una de sus fuentes de credibilidad.

A propósito de lo anterior, los datos de empleo, inflación y consumo sorprendieron al alza; en el mismo sentido, el sector manufacturero (sensible a temas comerciales) registró en junio su mejor expansión mensual en lo que va del año. Finalmente, las expectativas de crecimiento para la economía estadounidense para este año se mantienen por encima de su potencial (2.1% vs. 1.9% a/a, de acuerdo al comunicado de la Fed de junio).

Es por todo ello que no vemos razones por las cuales la Reserva Federal deba recortar las tasas de interés en este mes: los datos económicos más recientes no dan la pauta para ello.

Lee: Arturo Herrera: México está “muy, muy lejos” de una recesión económica