Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Crisis de costo de la vida y estrés financiero, los dos grandes males a nivel global

25-10-2023, 12:28:47 PM Por:
Estrés financiero
© Especial

Estas crisis afectan a los individuos en diversas formas, desde el bolsillo hasta la salud física y mental.

Los ciudadanos en general, los de a pie, enfrentan a lo largo de su vida financiera una serie de obstáculos que les afecta en todos los sentidos, desde su bolsillo hasta incluso su estabilidad emocional.

Todos estos factores son denominados por la aseguradora Zurich como “la crisis del costo de la vida”, y dejan de manifiesto la forma en que impactan a los individuos, pero también aportan algunas propuestas de soluciones.

La crisis del costo de la vida

El Reporte Global de Riesgos 2023, elaborado por Zurich, detalla que el panorama económico, social y geopolítico genera en los individuos una serie de riesgos y desafíos que los exponen a graves afectaciones.

Según este documento, la crisis del costo de vida es el principal riesgo a corto plazo a nivel mundial y afectará desproporcionadamente a aquellos que menos recursos tengan para enfrentarla.

Este fenómeno se trata de un escenario en el que los gastos necesarios para mantener un nivel de vida básico aumentan significativamente, mientras que los ingresos no lo hacen al mismo nivel o, en su defecto, decrecen.

En otras palabras, los individuos enfrentan una crisis derivada del aumento en el costo de la vida; pero la crisis no solamente es financiera o económica, sino que afecta en muchos ámbitos.

Lo anterior genera afectaciones en aspectos como el acceso a la vivienda, los alimentos, la energía, el transporte y otros elementos esenciales para la vida cotidiana.

Lo anterior no se trata de un riesgo aislado: la crisis del costo de la vida puede acentuarse por otros riesgos como desastres naturales, riesgos geoeconómicos o falta de mitigación del cambio climático.

Adicionalmente, los expertos que realizaron el estudio destacan factores como las interrupciones en la cadena de suministro, que pueden desencadenar inflación y alza de tasas de interés y desembocar en problemas de deuda y desaceleración económica prolongada, desempleo, etc.

Aunque suene complicado, la mejor forma de reducir los efectos de esta crisis, o incluso de evadir los riesgos por completo, es fortalecer las finanzas personales. Esto llama a la prevención, la única forma de lograrlo.

De acuerdo con los expertos de Zurich, la crisis del costo de vida es un riesgo importante que exige una respuesta inmediata y un cambio en la conciencia tanto de las compañías como de las familias.

Lamentablemente, la seguridad financiera y la gestión proactiva de riesgos se vuelven imperativos para lograr la estabilidad financiera que permita enfrentar este tipo de desafíos económicos.

Estrés financiero, otro mal crónico

El estrés financiero se ha convertido en otro mal crónico que afecta a los ciudadanos en mayor o menor medida de manera casi permanente.

Un estudio elaborado por Up Sí Vale, empresa de servicios financieros y vales de despensa, encontró que el 56 por ciento de los trabajadores mexicanos sufre de estrés financiero.

De acuerdo con este mismo estudio, la imposibilidad de poder ahorrar ante los gastos que deben afrontarse, con 38 por ciento de los consultados; así como la preocupación por cubrir los gastos corrientes del hogar, con un 27 por ciento, son algunas de las causas más destacadas del estrés financiero.

Otros factores que afectan la salud mental de los colaboradores son el ritmo de trabajo, con 40 por ciento de las respuestas, situaciones familiares con 9 por ciento, y problemas de salud con 5 por ciento.

Pero no obstante el panorama, la atención de la salud mental no es una prioridad en la economía de los mexicanos, ya que el 56 por ciento de los consultados admitió no destinar dinero a su bienestar mental.

Además, otro 24 por ciento respondió que invierte menos de 500 pesos mensuales en ese aspecto. La razón obedece a que sus principales preocupaciones económicas son cubrir los gastos del hogar, con 64 por ciento, seguido de cuentas hospitalarias con 24 por ciento y honorarios médicos con 8 por ciento.

Como todo tipo de estrés, el estrés financiero es desencadenante de muchos males adicionales que sobre todo impactan en la calidad de vida de las personas.

El estrés financiero es otro de los grandes males de nuestros tiempos y, en muchos casos, no hay forma de evadirnos.

MÁS NOTICIAS:

Comentarios