Buscador
Ver revista digital
Negocios

Bancarrota, ¿qué es y cómo funciona?

08-11-2023, 6:28:20 PM Por:
© Depositphotos

Te explicamos qué pasa cuando uno se declara en bancarrota, sus beneficios, qué se necesita y cómo funciona el proceso en México.

Recientemente, WeWork, una de las empresas de espacios compartidos de trabajo (coworking) más famosas, anunció que se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos.

Pero, ¿qué significa estar en bancarrota? Esto puede ocurrirle a empresas y personas. En el primer caso, estar en bancarrota no significa que la empresa desaparece o deja de operar, sino que es un proceso que los protege de sus acreedores mientras ajustan sus finanzas.

Te explicamos qué pasa cuando uno se declara en bancarrota, sus beneficios, qué se necesita y cómo funciona el proceso en México.

Bancarrota
Envato Elements

¿Qué pasa si uno se declara en bancarrota?

Declararse en bancarrota es un proceso legal que las personas y las empresas pueden utilizar cuando se enfrentan a dificultades financieras abrumadoras y no pueden cumplir con sus obligaciones financieras. Las leyes de quiebra varían de un país a otro, pero en general, la bancarrota proporciona un camino para reorganizar, liquidar o eliminar ciertas deudas y obtener un alivio financiero.

Aquí hay algunas cosas que suelen suceder cuando alguien se declara en bancarrota:

  1. Protección contra los acreedores: Cuando presentas una solicitud de bancarrota, se emite una orden de “estadía” que detiene inmediatamente a los acreedores de perseguir activamente el pago de las deudas. Esto significa que los acreedores no pueden realizar embargos, demandas, ni hacer llamadas de cobro durante el proceso de bancarrota.
  2. Evaluación de activos y deudas: En el proceso de bancarrota, se evalúan tus activos y deudas. Dependiendo del tipo de bancarrota que elijas y las leyes aplicables en tu jurisdicción, es posible que debas vender algunos activos para pagar a tus acreedores o que se liquiden ciertas deudas. En otros casos, puedes reorganizar tus deudas y seguir pagándolas a través de un plan de pagos.
  3. Descarga de deudas: En algunos casos, la bancarrota puede eliminar ciertas deudas, como las tarjetas de crédito o préstamos personales no garantizados. Sin embargo, hay deudas que no se pueden eliminar mediante la bancarrota, como las deudas fiscales, préstamos estudiantiles federales (en algunos países), pensiones alimenticias y multas por delitos.
  4. Plan de pagos: En una bancarrota del Capítulo 13 en Estados Unidos (o su equivalente en otros países), es posible que se te permita crear un plan de pagos que te permita pagar una parte o la totalidad de tus deudas durante un período de tiempo, generalmente de tres a cinco años.
  5. Informe de crédito: La bancarrota afectará negativamente tu informe de crédito y permanecerá en él durante un período de tiempo (generalmente varios años), lo que puede dificultar la obtención de crédito en el futuro.
  6. Consecuencias a largo plazo: La bancarrota no es una solución mágica y puede tener consecuencias a largo plazo en tus finanzas y tu vida crediticia. Es importante comprender completamente las implicaciones antes de decidirte por la bancarrota.

La bancarrota es un proceso legal serio y debe ser considerado como último recurso. Antes de tomar esa decisión, es recomendable hablar con un abogado de bancarrota o un asesor financiero para evaluar tus opciones y entender cómo te afectará a ti y a tus finanzas.

Bancarrota
Envato Elements

¿Qué es la bancarrota y qué beneficios tiene?

La bancarrota es un proceso legal que permite a las individuos y empresas que se encuentran en dificultades financieras abrumadoras obtener alivio de sus deudas. El propósito principal de la bancarrota es ofrecer a los deudores una forma ordenada de manejar sus problemas financieros, ya sea reorganizando sus deudas, liquidando activos para pagar a los acreedores o, en algunos casos, eliminando ciertas deudas por completo. Los beneficios de la bancarrota pueden incluir:

  1. Protección contra los acreedores: Cuando una persona o empresa presenta una solicitud de bancarrota, se emite una “estadía automática” que detiene inmediatamente a los acreedores de perseguir activamente el pago de las deudas. Esto significa que los acreedores no pueden realizar embargos, demandas, ni hacer llamadas de cobro durante el proceso de bancarrota.
  2. Eliminación de deudas: Dependiendo del tipo de bancarrota y las leyes aplicables en la jurisdicción, es posible que algunas deudas se eliminen por completo. Esto incluye deudas no garantizadas como tarjetas de crédito, préstamos personales, y facturas médicas. La bancarrota del Capítulo 7 en Estados Unidos, por ejemplo, permite la eliminación de muchas de estas deudas.
  3. Reorganización de deudas: En el caso de la bancarrota del Capítulo 13 en Estados Unidos (o su equivalente en otros países), los deudores pueden crear un plan de pagos para reorganizar sus deudas y pagarlas en un período de tres a cinco años. Esto puede hacer que las deudas sean más manejables.
  4. Protección de activos: En algunos casos, la bancarrota puede permitir a los deudores proteger ciertos activos, como su vivienda principal o automóvil, de la liquidación para pagar deudas.
  5. Alivio financiero: La bancarrota puede proporcionar a las personas o empresas una oportunidad para empezar de nuevo financieramente y reconstruir su vida crediticia. Aunque la bancarrota afecta negativamente el informe de crédito, esta información se eliminará con el tiempo, permitiendo a los deudores trabajar en la reconstrucción de su historial crediticio.

Es importante destacar que los beneficios y las implicaciones de la bancarrota pueden variar según el tipo de bancarrota y las leyes específicas de cada país. La decisión de declararse en bancarrota debe ser tomada con cuidado y después de consultar a un abogado de bancarrota o asesor financiero, ya que la bancarrota también tiene consecuencias a largo plazo en el historial crediticio y la capacidad de obtener crédito en el futuro. Además, no todas las deudas se pueden eliminar mediante la bancarrota, como las deudas fiscales, préstamos estudiantiles federales (en algunos países), pensiones alimenticias y multas por delitos, entre otras.

Bancarrota
Envato Elements

¿Qué se necesita para hacer una bancarrota?

Para declararse en bancarrota, se requiere seguir un proceso legal que puede variar según el país y la jurisdicción en la que te encuentres. A continuación, te proporciono los pasos generales y los elementos clave que suelen ser necesarios para iniciar un proceso de bancarrota:

  1. Evaluar tu situación financiera: Antes de tomar la decisión de declararse en bancarrota, es importante comprender completamente tu situación financiera y determinar si es la mejor opción. Considera la cantidad de deudas que tienes, tus activos, ingresos, gastos y la viabilidad de pagar tus deudas de otras maneras.
  2. Consultar a un abogado de bancarrota: Es altamente recomendable que consultes a un abogado de bancarrota. Un abogado especializado en bancarrota puede asesorarte sobre tus opciones, los requisitos específicos de la bancarrota en tu área y ayudarte a tomar una decisión informada.
  3. Seleccionar el tipo de bancarrota: Dependiendo de tu situación financiera, deberás determinar qué tipo de bancarrota es más adecuado para ti. En Estados Unidos, por ejemplo, los tipos de bancarrota más comunes son el Capítulo 7 y el Capítulo 13. El Capítulo 7 implica la liquidación de activos no exentos para pagar deudas, mientras que el Capítulo 13 implica la reorganización de deudas y la creación de un plan de pagos.
  4. Reunir documentación financiera: Deberás proporcionar información detallada sobre tus finanzas, incluyendo una lista de tus deudas, activos, ingresos y gastos. Esto incluye estados de cuenta bancarios, registros de impuestos, contratos de préstamos, facturas y otra documentación financiera relevante.
  5. Presentar una solicitud de bancarrota: Con la ayuda de tu abogado, deberás presentar una solicitud de bancarrota ante el tribunal de bancarrota de tu jurisdicción. La solicitud incluirá información sobre tus activos y pasivos financieros, ingresos, gastos y otros detalles relevantes.
  6. Participar en la reunión de acreedores: En muchos sistemas de bancarrota, los deudores deben asistir a una reunión de acreedores, donde se revisan los detalles de la solicitud de bancarrota y los acreedores tienen la oportunidad de hacer preguntas.
  7. Cumplir con los requisitos del tribunal: Deberás cumplir con todas las obligaciones y requisitos legales que el tribunal de bancarrota establezca, lo que puede incluir proporcionar información adicional, completar cursos de educación financiera y cumplir con un plan de pagos si estás en un Capítulo 13.
  8. Recibir una decisión del tribunal: El tribunal emitirá una decisión sobre tu solicitud de bancarrota, que puede incluir la aprobación de la bancarrota y la eliminación o reorganización de deudas.
  9. Seguir las instrucciones del tribunal: Una vez que la bancarrota sea aprobada, deberás seguir las instrucciones del tribunal, como entregar activos no exentos para la liquidación o cumplir con el plan de pagos en un Capítulo 13.

Es importante destacar que el proceso de bancarrota puede ser complejo y variar significativamente según la jurisdicción y el tipo de bancarrota. Por lo tanto, es fundamental contar con la asesoría de un abogado de bancarrota calificado para ayudarte a navegar por el proceso y asegurarte de que se sigan todos los procedimientos legales necesarios.

Bancarrota
Envato Elements

¿Qué es el capítulo 11 de la ley de bancarrotas de Estados Unidos?

El Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas de Estados Unidos (Chapter 11, en inglés) es una sección específica del código de bancarrotas de Estados Unidos que se aplica a las empresas y algunas personas con ingresos significativos que enfrentan dificultades financieras y buscan reorganizar sus deudas. A diferencia de los Capítulos 7 y 13, que implican la liquidación o la reorganización de deudas personales, el Capítulo 11 se enfoca principalmente en la reorganización de deudas comerciales y permite a las empresas continuar operando mientras desarrollan un plan de reorganización.

Las características principales del Capítulo 11 incluyen:

  1. Reorganización de deudas comerciales: El Capítulo 11 está diseñado para permitir a las empresas reorganizar sus deudas y continuar operando. Esto puede incluir la renegociación de contratos, la reducción de deudas o la reestructuración de la empresa para hacerla más viable financieramente.
  2. Supervisión judicial: Durante el proceso de Capítulo 11, la empresa sigue operando bajo la supervisión del tribunal de bancarrotas. Se nombra a un síndico o administrador para supervisar la ejecución del plan de reorganización y garantizar que se cumplan los requisitos legales.
  3. Plan de reorganización: La parte fundamental del Capítulo 11 es el desarrollo de un plan de reorganización. La empresa debe presentar un plan detallado que describa cómo abordará sus deudas y cómo se distribuirán los pagos a los acreedores. Este plan debe ser aprobado por el tribunal y los acreedores.
  4. Flexibilidad: El Capítulo 11 ofrece una mayor flexibilidad en la reestructuración de deudas en comparación con otros capítulos de bancarrota. Las empresas pueden negociar con acreedores, renegociar contratos y tomar decisiones estratégicas para salvar el negocio.
  5. Continuación de operaciones: A diferencia de los Capítulos 7 y 13, que pueden implicar la liquidación de activos, el Capítulo 11 permite a la empresa seguir operando. Esto es beneficioso tanto para los propietarios de la empresa como para los empleados.
  6. Protección de demandas y embargos: Al presentar una petición de Capítulo 11, la empresa obtiene protección automática contra demandas, embargos y otras acciones legales por parte de los acreedores. Esto se conoce como una “estadía automática”.
  7. Venta de activos: En algunos casos, el Capítulo 11 puede implicar la venta de activos no esenciales o divisiones de la empresa para recaudar fondos y pagar a los acreedores.

El Capítulo 11 es un proceso complejo y costoso que generalmente requiere asesoramiento legal y financiero especializado. Muchas grandes empresas, incluidas algunas muy conocidas, han utilizado el Capítulo 11 para reestructurar sus deudas y continuar operando con éxito. Sin embargo, el proceso puede ser largo y desafiante, y no siempre resulta en el éxito de la empresa en crisis.

Bancarrota
Envato Elements

¿Cómo funciona la bancarrota en México?

La bancarrota en México se rige por la Ley de Concursos Mercantiles, que establece los procedimientos legales para la reestructuración y liquidación de deudas de empresas y personas físicas con actividad empresarial (comerciantes). A continuación, se describe cómo funciona el proceso de bancarrota en México:

  1. Requisitos iniciales: Para poder solicitar un concurso mercantil (el término utilizado en México para la bancarrota), una empresa o comerciante debe cumplir con ciertos requisitos, como tener al menos dos acreedores y deber una cantidad mínima establecida por la ley.
  2. Solicitud de concurso mercantil: El proceso comienza con la presentación de una solicitud de concurso mercantil ante el Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (IFECOM) por parte del deudor o un acreedor. La solicitud debe incluir información detallada sobre la situación financiera de la empresa, la lista de acreedores, los activos y pasivos, y los motivos para solicitar el concurso.
  3. Fase de concurso: Una vez presentada la solicitud, el IFECOM la revisa y puede otorgar la suspensión de pagos al deudor, lo que significa que los acreedores no pueden exigir el pago de sus deudas durante el proceso de concurso. En esta etapa, se designa un conciliador, que se encargará de mediar entre el deudor y los acreedores y de proponer un plan de reestructuración.
  4. Plan de reestructuración: El deudor, con la asistencia del conciliador, debe presentar un plan de reestructuración que detalle cómo se manejarán las deudas, cómo se pagarán los acreedores y cómo se recuperará la viabilidad financiera de la empresa. Este plan debe ser aprobado por la mayoría de los acreedores y luego por el juez de concurso.
  5. Fase de quiebra: Si no se llega a un acuerdo en la fase de concurso o si el plan de reestructuración no es aprobado, el proceso puede pasar a la fase de quiebra. En esta etapa, los activos del deudor son liquidados para pagar a los acreedores según un orden de prioridad establecido por la ley.
  6. Finalización del proceso: Una vez que se ha cumplido con el plan de reestructuración o se ha liquidado la empresa, el proceso de concurso mercantil se da por concluido. En algunos casos, la empresa puede continuar operando de manera sostenible, mientras que en otros, la empresa puede ser liquidada y desaparecer.
  7. Consecuencias legales: La bancarrota en México puede tener implicaciones legales, como la inhabilitación para operar como comerciante por un período de tiempo o la responsabilidad personal de los directivos o socios de la empresa si se determina que actuaron de manera negligente o fraudulenta.

Es importante destacar que el proceso de bancarrota en México puede ser complejo y variar según las circunstancias y el tipo de deudor. La asesoría legal y financiera es fundamental para comprender y navegar por el proceso de concurso mercantil de manera adecuada.

¿Cuánto tiempo dura la bancarrota?

La duración de un proceso de bancarrota puede variar significativamente y depende de varios factores, incluyendo el tipo de bancarrota, la complejidad de la situación financiera, el país en el que se declare la bancarrota y otros factores individuales. A continuación, proporciono una descripción general de los plazos comunes en algunos tipos de bancarrota en Estados Unidos como referencia, pero ten en cuenta que estos plazos pueden ser diferentes en otros países:

  1. Capítulo 7 de bancarrota (liquidación): En Estados Unidos, el Capítulo 7 es una forma de bancarrota que implica la liquidación de activos no exentos para pagar a los acreedores. El proceso generalmente dura de 3 a 6 meses. Una vez que se presenta la solicitud de bancarrota, se programa una reunión de acreedores dentro de las primeras semanas, y la liquidación de activos y la distribución a los acreedores se llevan a cabo durante este período. Después de la descarga de deudas, que generalmente ocurre al final del proceso, se considera que el caso de bancarrota está cerrado.
  2. Capítulo 13 de bancarrota (reorganización): El Capítulo 13 en Estados Unidos implica la reorganización de deudas y la creación de un plan de pagos que generalmente dura de 3 a 5 años. Los deudores presentan un plan de pagos detallado y, una vez aprobado por el tribunal, comienzan a realizar los pagos mensuales según ese plan durante el período establecido. Una vez que se han completado todos los pagos de acuerdo con el plan, las deudas restantes pueden ser eliminadas.
  3. Capítulo 11 de bancarrota (reorganización para empresas): El Capítulo 11 es una forma de bancarrota diseñada para empresas y puede ser un proceso prolongado. Puede durar desde varios meses hasta varios años, dependiendo de la complejidad de la reorganización, la magnitud de las deudas y la capacidad de la empresa para cumplir con su plan de reorganización. Las empresas continúan operando mientras trabajan en su plan de reestructuración, lo que puede llevar tiempo.
  4. Concurso mercantil en México: En México, el proceso de concurso mercantil, que es el equivalente a la bancarrota, también puede variar en duración. El proceso puede extenderse durante varios meses o incluso años, dependiendo de la complejidad de la situación financiera y de las negociaciones con los acreedores.

Es importante tener en cuenta que estos son plazos generales y que cada caso de bancarrota es único. La duración del proceso puede verse afectada por factores como la cooperación de los involucrados, la complejidad de las deudas y la capacidad del deudor para cumplir con los términos de un plan de reestructuración. Además, la duración también puede depender de la jurisdicción legal y de las leyes específicas de cada país. Por lo tanto, es esencial contar con el asesoramiento de un abogado de bancarrota o un experto en finanzas para entender mejor los plazos y procesos específicos en tu situación.

NOTA: Este artículo fue hecho con ayuda de ChatGPT y editado por un humano.

MÁS NOTICIAS:

autor Equipo de jóvenes periodistas cuyo objetivo es explicar las noticias más relevantes de negocios, economía y finanzas. Nos apasiona contar historias y creemos en el periodismo ciudadano y de servicio.

Comentarios