HistoriasNegocios

Así es como BanCoppel gana más clientes y se enfrenta a Banco Azteca

BanCoppel no quiere ofrecer todos los productos del mercado, sino enfocarse en ofrecer a los clientes que menos tienen servicios financieros accesibles y con tecnología.

23-10-2017, 7:13:31 AM
fintech-tarjetas
Depositphotos.com

La gente llega poco a poco a la sucursal. Entre pantallas, zapatos, ropa y celulares, los clientes de BanCoppel realizan depósitos, transfieren y reciben un dinero que llega a México desde Estados Unidos. Este es el acercamiento con un banco mucho más amable a los que existen en el mercado y un negocio con más de 10 años de vida.

“Creo que después de estos primeros 10 años para BanCoppel viene una segunda etapa que va a ser muy bonita y también con muchos retos”, asegura en entrevista Julio Carranza Bolívar, director general de BanCoppel.

El primer objetivo del banco fue poner el mayor número de sucursales al interior de las tiendas Coppel y crecer de forma independiente, es decir, que la nueva institución no fuera solo un brazo financiero de otro negocio, como sí sucedió con Banco Azteca y Banco Famsa. Hoy, lo ha cumplido.

Préstamos personales, tarjetas de crédito y débito forman parte de la oferta del banco que se enfoca en atender a las personas que menos tienen.

En el caso de las tarjetas de débito, BanCoppel es el segundo emisor de estos plásticos en México y en crédito son el tercer emisor.

En la actualidad, BanCoppel cuenta con 1,039 sucursales y 28 millones de clientes que le permiten al banco captar recursos y 3.8 millones de tarjetas de crédito.

Los servicios del banco se encuentran presentes en más de 400 ciudades en la República Mexicana. La mitad de los clientes de BanCoppel son asalariados, mientras que el resto se dedica a ofrecer sus servicios y productos de forma independiente.

La apuesta de BanCoppel es por el servicio y la tecnología.El año pasado vendió más de 10 millones de teléfonos celulares y más del 90% fueron smartphones. “La gente hace uso de la tecnología y está dispuesta a utilizar un teléfono inteligente”, dice.

Las sucursales se van a convertir en un trampolín hacia el mundo digital de las personas que integran la base de la pirámide. Se quieren convertir en el banco de confianza de la gente, sobre todo, de los millennials dentro de la base de la pirámide.

El banco abre más de 600,000 cuentas de captación al mes. “Creemos que tenemos un potencial enorme”, dice el banquero mexicano, quien no descarta la compra de empresas Fintech y estar listo para enfrentar a Banco Azteca y Banco Famsa.

Un banquero con experiencia

Durante 35 años, Julio Carranza se ha dedicado a la banca. Su primer puesto en el sector bancario fue en Bancomer, después en Banco del Atlántico, IXE Banco y Banco Azteca.

Julio tuvo el encargo de incentivar el uso de cajeros automáticos en un inicio y también productos de consumo, como son las tarjetas de crédito.

El ejecutivo mexicano fue el segundo empleado en Banco Azteca, negocio que le mostró, por primera vez, las oportunidades que ofrecía la base de la pirámide.

Así fue como transcurridos los años, Carranza llega a la fundación de BanCoppel. “El banco lo empezamos desde cero, con un pequeño escritorio y un teléfono, así inició todo hace 11 años y medio, mientras que hace 10 años abrimos las primeras sucursales del banco”, dice.

Para Carranza Bolívar este es el tercer banco que inicia desde cero en su carrera como banquero.

En 2008, el reto era pasar la crisis financiero que nublaba el panorama en el mundo. “Lo que nos ha ayudado es que nos hemos enfocado en pocas cosas y hemos tratado de hacer paso a paso la construcción del banco”.

BanCoppel se dio a la tarea de abrir una institución financiera con un catálogo reducido con pocos productos y servicios que les permitan especializarse en algunos de ellos.

“En Coppel creemos que cuando hay una crisis puede haber problemas, pero también oportunidades y nosotros vimos una gran oportunidad e hicimos una inversión muy fuerte para ampliar nuestra red de sucursales”, explica Carranza Bolívar.

Tecnología y remesas

Julio Carranza es una persona muy participativa y le gusta salir a las sucursales para estar en contacto con la gente. Así también lo hace en Estados Unidos, país en donde busca afianzar un buen negocio.

BanCoppel está interesado en atraer a los mexicanos que viven en Estados Unidos para que hagan uso de sus sistemas y envíen dinero a sus familiares en México.

El reto del banco es convertirse en el mejor pagador de remesas desde Estados Unidos hacia México. “Tenemos 28 millones de clientes en BanCoppel y eso es una ventaja”, dice.

Rubén Coppel Bernal ha llegado a la presidencia de Coppel Capital, que es el brazo financiero de Grupo Coppel y lo que ha visto como estrategia es ampliar los productos financieros accesibles a la población.

Cada año, BanCoppel abre 100 sucursales en el país y se espera que el crecimiento sea igual dentro de los próximos años, mientras crece el número de cajeros automáticos.

“Estamos muy abiertos a alianzas o a comprar empresas Fintech que puedan aportar algo más o con la simple adquisición de la tecnología”, asegura Julio Carranza.

El director de BanCoppel quiere que todos los mexicanos conozcan su banco y ofrecerles entre zapatos, ropa, pantallas y smartphones un banco accesible. “Queremos estar preparados con la tecnología del futuro para cuando llegué futuro podamos aprovecharlo”.

Relacionadas

Comentarios