México

México, ante la peor crisis de violencia en su historia

Nuestro país vive una crisis de seguridad: el 2017 fue el año más violento en la historia de México, resultado de los altos niveles de impunidad. Rumbo al primer debate presidencial, te presentamos el estado general de la violencia en México.

20-04-2018, 7:53:58 AM
violencia en México

El 2017 fue el año más violento que haya vivido México al cerrar con un récord de 29,000 personas asesinadas, lo que representa una tasa de 24 homicidios por cada 100,000 personas. Con esto México tiene la octava tasa más alta de homicidio en el continente americano.

Aunque ahora el problema no está relacionado solo con el crimen organizado, la violencia doméstica también ha crecido con fuerza en los últimos años, todo esto en un clima de impunidad que genera un círculo vicioso.

Leer: México vive la época con más violencia e inseguridad en su historia

Durante el sexenio del presidente Felipe Calderón, la llamada guerra contra el narcotráfico se concibió como la solución definitiva de política pública e implicó la participación activa de las Fuerzas Armadas en los combates frontales al narcotráfico. Sin embargo, esto no solo implicó un deterioro de la seguridad pública, sino también de las relaciones de convivencia entre el Ejército y la sociedad.

Por ejemplo, de recibir 369 quejas en 2006 por detenciones y retenciones arbitrarias (sin órdenes correspondientes o ilegales), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recibió 1,162 en 2008 y 2,456 en 2011.

Por tratos crueles y/o degradantes pasó de recibir 330 en 2006 a 1,642 en 2012. Las quejas por incumplir con alguna formalidad en los cateos y visitas domiciliarias aumentaron de 234 en 2006 a poco más de 1,000 en 2008, de acuerdo con el estudio Seguridad interior: elementos para el debate que publicó el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

Después de iniciados los operativos permanentes, el número de homicidios se triplicó entre 2007 y 2011, de 9,000 a 27,000 y la tasa pasó de 8.1 a 23.7 homicidios por cada mil habitantes.

El presidente Enrique Peña Nieto convocó a un cambio para lograr una depuración de los delincuentes de alto perfil, sin embargo “a medida que el gobierno federal atacaba a los líderes, la violencia se esparció por todo el país. Mientras tanto, no se realizaron las tareas requeridas a nivel de base para construir y sostener la paz de manera plena y efectiva”, dice el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

Durante el presente sexenio ningún año registró menos de 20,000 homicidios dolosos, es decir, homicidios cuyo responsable busca la muerte de su víctima, con lo que este sexenio podría cerrar con alrededor de 140,000 víctimas de homicidio, según la publicación ‘Rediseñar la estrategia de seguridad pública desde lo local’ de la organización México Evalúa.

Mientras tanto, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública de marzo de 2018 que publica el INEGI arrojó que, el 76.8% de la población de 18 años y más considera que vivir en su ciudad es inseguro. En el caso de las mujeres la cifra es mayor, con 81.0% y 71.8% para los hombres. En septiembre de 2013 la cifra total fue de 68%, 70.3% para mujeres y 64.8% para hombres.

La Encuesta genera información sobre diversos aspectos de seguridad pública: sensación de inseguridad por temor al delito; expectativa social sobre la tendencia del delito; atestiguamiento de conductas delictivas; cambios de rutinas o hábitos por temor a ser víctima del delito; percepción del desempeño de las policías, el Ejército y la Marina; entre otros.

En este contexto, el nivel de paz en el país se deterioró 11% el año pasado, según el índice de Paz México 2018 del IEP, un centro de investigación apartidista.

El documento IEP 2018 indica que un tema preocupante es el aumento del porcentaje de homicidios cometidos con armas de fuego, el cual se elevó de 57% en 2015 a 69% el año pasado. Mientras que los delitos con violencia crecieron en 15% de 2016 a 2017.

No obstante, aunque los delitos relacionados con la delincuencia organizada crecieron en 0.9%, las tasas de violencia intrafamiliar se incrementaron en 32%.

El estudio del IEP indica que el aumento en la violencia es el resultado de los altos niveles de impunidad. En este contexto, el porcentaje de mexicanos que piensan que la impunidad es el principal problema aumentó a 20% en el 2017 desde 7% en el 2012.

Cifras oficiales y feminicidios

El reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) del 2017 que incluyó un cambio, de metodología tras los señalamientos de que los índices delictivos habían sido manipulados arrojó que el año pasado hubo 1.82 millones de delitos, con 297,299 víctimas, de las cuales 53.2% fueron hombres, 32.1% mujeres y el 14.7% no fue identificado.

La medición ahora tiene datos estadísticos sobre violencia contra las mujeres, que señalan que tan solo el año pasado hubo 95,421 víctimas mujeres. De estas, 64% sufrió lesiones dolosas, 15.8% lesiones culposas, 3.23% homicidio culposo, 2.71% homicidio doloso, 1.24% corrupción de mujeres, 0.73% feminicidios, por mencionar algunos.

La entidad con más presuntas víctimas mujeres de homicidio doloso (2,585 a nivel nacional) se concentraron en la Ciudad de México con 301, seguida por Guerrero con 219, Chihuahua y Baja California con 212 y 211, respectivamente.

Los presuntos casos de delitos de feminicidios sumaron 671 a nivel nacional, frente a 580 de 2016 y 389 de 2015. Estos se concentraron en Sinaloa (82), Veracruz (79), Oaxaca (58) y Ciudad de México (57).

Las recomendaciones

La publicación de México Evalúa señala que se requiere de un cambio de paradigma en el diseño de la estrategia de seguridad pública, esto incluye darle prioridad a la escala local de análisis, así como a la capacitación y el empoderamiento de las fuerzas locales de policía, la coordinación entre los tres niveles de fuerzas civiles, así como el fortalecimiento de las instituciones públicas de seguridad.

Mientras que el IEP recomienda atender a las poblaciones más vulnerables a la violencia, ya que el 87% de las víctimas son jóvenes, principalmente varones; así como atender a las víctimas indirectas de la violencia como los familiares y restablecer la confianza entre la sociedad y las autoridades.

Leer: 6 declaraciones de Genaro García Luna sobre la seguridad en México

También podría interesarte:

Comentarios