Historias

Planeador para enfrentar la inflación

¿El aumento generalizado de los precios afecta tu bolsillo? Estos consejos te ayudarán a enfrentar con éxito esta difícil etapa.

17-01-2011, 2:11:31 PM

Este 2011 podría ser económicamente difícil para los mexicanos. El alza de los precios en colegiaturas, servicios turísticos, combustibles, alimentos y otros productos, elevarán el gasto en la compra de la canasta familiar entre 15% y 20%, según estimaciones de la secretaria de Desarrollo Económico, Laura Velázquez.

Ahora una familia tendrá que destinar 10 salarios mínimos “para poder obtener 25 productos de la canasta. Incluso, el incremento de algunos productos podría llegar al 80%”, dijo la funcionaria.

J. Fernando Ortiz Ramírez, economista de la Universidad Cristóbal Colón, indica que resulta difícil hacer una predicción certera respecto de mayores gastos, aunque en general los factores indican que llegar a final de mes será mucho más complicado.

“El alza de la gasolina va a impactar en el bolsillo de las familias tengas o no auto propio, porque lo que se va a elevar es el costo de transportarse”, advirtió el experto. Se suma a ello el alza de los alimentos, donde por ejemplo, el pan es una industria con insumos encareciéndose desde hace meses.

También en el primer trimestre del año está el pico de gallo, un efecto inflacionario cíclico por la escasez de temporada de verduras y legumbres, principalmente el jitomate. “Si a eso le añadimos la inflación, creo que estaríamos hablando de más del 10% de aumento en el gasto familiar. Esto desde luego en promedio, por desgracia habrá a quienes les afecte más”.

Ante tan oscuro escenario, no queda más que disminuir los gastos y comenzar a priorizar mejor aquello que compramos.

Prioridades

Para que el dinero de los grupos más afectados del país rinda al máximo, la Procuraduría Federal del Consumido (Profeco) publica periódicamente recetas económicas, así como diversas tecnologías domésticas que facilitan el ahorro en el hogar.

Ejemplo de lo anterior son las Recomendaciones para ahorrar en el consumo de tu celular, Cómo dominar la Cuesta de Enero, o los videos publicados a través de su Canal del Consumidor como “Consumo Inteligente” o “Los pasos del consumo”, muy útiles para mantener una buena salud económica.

Asimismo, existen ciertos gastos mensuales que, por su alto costo o los riesgos que sugiere la posibilidad de no pagarlos o retrasarse, deben quedar en los primeros lugares dentro de la lista de prioridades en el hogar. Lo que desencadena en un gasto mejor administrado.

“Del gasto mensual yo veo como prioridades, abonar deudas si las hay, luego pagar los servicios básicos como la renta, luz, agua y el presupuesto de la despensa”, aconsejó Ortiz Ramírez.

En segundo lugar, se debe ubicar todo lo necesario para transportarse al trabajo y a la escuela.

Y finalmente – pero igual de importante – “dejar por lo menos unos pesos guardados y no tocarlos, para formarse la disciplina de ahorrar”.

Instrumentos financieros ¿recomendables?

Uno de los mayores problemas que sufren las familias de clase media y populares a la hora de administrar su presupuesto es que destinan casi todos sus ingresos al gasto de subsistencia, y no les queda nada para ahorrar, lo cual es clave para acceder y familiarizarse con instrumentos financieros.

Al respecto, Ortiz no consideró una opción tan acertada la de los microcréditos, “porque sencillamente estos segmentos no están acostumbrados a manejar presupuestos y calendarios de pago, a conocer términos de tasas de interés y moratorias, y otras condiciones que con frecuencia los llevan a incumplir”. Por tanto, terminan pagando mucho más dinero del que solicitaron.

En ese caso, resulta mucho más sano -siempre que sea necesario- acudir a las casas de empeño establecidas y con reconocimiento en el mercado, “para que tengan una alternativa a corto plazo de recuperar sus bienes en prenda”, recomiendó el experto.

El llamado es, entonces, a tener en cuenta los fuertes gastos de principio de año, sobre todo si ya están pagando deudas anteriores o generadas durante las fiestas de fin de año.

“Pagar lo que se debe y no endeudarse más”, es lo más sano, indicó el experto.