Habla de finanzas con tu pareja

Dividir los gastos y juntar los ingresos permite que los dos tengan una mejor calidad de vida, al crear sinergias.

05-03-2012, 11:46:41 AM

Hablar de temas de dinero no es agradable para nadie y menos si desencadena una discusión. ¿A dónde se fue el dinero? Puede llegar a ser una pregunta frecuente entre las parejas que deben pagar juntos las cuentas de luz, agua, hipoteca, entre otros.

Los .problemas financieros que surgen dentro de la convivencia es la principal causa de divorcio en México, con un 57% de los casos, ya que cuando se inicia una vida en pareja las decisiones se deben tomar en equipo y no por separado, de manera que exista una coherencia entre lo que se gasta y lo que se paga.

Los planes para .lograr una simetría con tu pareja deben comenzar durante el noviazgo, puesto que conversar el tema permite que la relación sea sana. Debido a esto, cuánto ganan o cuánto van a destinar para llevar a cabo algunos proyectos en común son preguntas que deben aclararse antes del matrimonio.

Para que todo resulte como esperamos, te recomendamos tener en cuenta estos consejos que de seguro te ayudarán a llevar una vida en .pareja feliz y tranquila.

La importancia de la comunicación

Fomentar la confianza en la pareja mediante la comunicación es el pilar fundamental para llevar un matrimonio estable y duradero. No permitas que las finanzas se conviertan en un tema prohibido o que generen discusiones y malos ratos. Para esto, incentiva la comunicación estableciendo prioridades y proyectando los planes a futuro.

Elaborar un presupuesto

Saber cuánta cantidad de dinero se destina a ciertas cosas es vital para comenzar con un plan financiero. Esta actividad se debe realizar todos los meses y el presupuesto debe incluir el pago de tarjetas de crédito, préstamos personales, pago de consumo de agua, luz, supermercado y todo lo que se destine mensualmente.

Plan de contingencia

Hazte el hábito de ahorrar todos los meses una cierta cantidad de dinero como plan de contingencia en caso de enfermedades u otros problemas que no tengas contemplados. Este ejercicio te ayudará para tener un respaldo económico ante alguna eventualidad.

Invierte en tu matrimonio

El matrimonio es una experiencia que se debe vivir al máximo, más aún si no han llegado hijos. Viajar, conocer lugares o ir a cenar, es una forma de mantener viva la relación. Para esto, destina parte del presupuesto a este tipo de actividades, ya que beneficiará en gran medida la relación, más aún si se hace de forma ordenada.

Avance profesional

Alienta el avance profesional de tu pareja y el propio, ya que es una forma de caminar hacia un matrimonio financieramente exitoso, puesto que las posibilidades de aumentar los ingresos económicos se multiplican. Además, estudiar permite que cada uno tenga su propio tiempo, haciendo dinámica la relación amorosa. 

¿Hablas de finanzas con tu pareja? ¿Quién paga el préstamo de la hipoteca?