HistoriasNegocios

Tanya Moss: la niña que jugaba con joyas y hoy es diseñadora mundial

La aventura de Tanya Moss en la joyería inició en los sábados de su infancia, cuando visitaba la casa de su abuela y jugaba con sus joyas. Esta es la historia de una de las diseñadoras mexicanas más reconocidas.

07-07-2017, 9:58:42 AM
tanya moss

Las ideas de Tanya Moss revolotean todo el tiempo, como esas mariposas que distinguen cada una de sus piezas.

Joyera mexicana, madre, diseñadora de profesión, esposa, empresaria, socia de su marido, Moss entró al mundo de la joyería naturalmente, como si estuviera jugando.

“Íbamos a la casa de mi abuela todos los sábados. Siempre tomaba su ropa y sus joyas. Me gustaba colgarme todo y encontraba mucho valor en verme vestida con tanto arreglo”, recuerda la ahora empresaria en entrevista con Alto Nivel.

A pesar de que México ocupa lugares envidiables en la producción de algunos minerales codiciados en la industria joyera –primer lugar mundial en producción de plata y octavo, en oro–, la joyería hecha en el país no encuentra aún la proyección que se esperaría con un respaldo de tal envergadura.

Son pocas las marcas locales que trascienden como lo ha logrado Tanya Moss, con cuyo proyecto alcanza no sólo puntos importantes de las principales metrópolis de la República, sino también mercados como el francés, el alemán y el estadounidense.

Lo complejo, asegura la diseñadora, es alcanzar el nivel de profesionalización que ya se tiene en otros epicentros joyeros, que la propia industria se empiece a tomar más en serio.

“Innovar no es lo complicado, sino tratar de mantenerse adelante y a la cabeza a nivel global. Nosotros tratamos de que todo se produzca en el país (el 95% de la producción de Tanya Moss está hecha en México), pero también falta educar más a la gente involucrada, a los talleres, impulsar la cultura de la constancia y ser más estrictos con cosas tan básicas como las entregas”, asegura Moss.

México cuenta con una tradición joyera que se remonta a tiempos prehispánicos, así como localidades de gran actividad, como Yucatán, Guerrero, Jalisco y el centro del país. Y, aunque representa el sostén para más de 40 mil familias, según la Cámara de la Joyería, los competidores extranjeros son rivales poderosos, que desplazan al productor, al empresario y al artesano local.

“La competencia extranjera es muy grande. Por un lado, la gente se impresiona con las marcas internacionales, mientras que, cuando llega una marca al mercado mexicano, se apropia rápidamente del reconocimiento. Hay que irse abriendo su huequito, y los mexicanos lo tenemos que hacer cada vez mejor, ponernos a la altura no sólo en calidad, que la tenemos, sino saber llegar a las preferencias y a las carteras de los clientes”, advierte la joyera.

Claves del éxito

Las ideas de Tanya Moss revolotean por ahí todo el tiempo. Tal vez por eso lanza de ocho a diez colecciones por año, con piezas que reflejan un ADN inconfundible: elegantes, mexicanas, tan en busca de lo atemporal como de lo clásico.

Para la creativa, quien recientemente se incorporó al International Women’s Forum (IWF), el talento mexicano ha escalado en tiempos recientes, gracias, en buena medida, a los recursos tecnológicos con los que ahora cuentan los diseñadores.

“La tecnología ha ayudado mucho a que se desarrolle el talento mexicano. En Tanya Moss no se trata de hacer lo que yo digo, sino que buscamos las mejores ideas, pedimos que todos aporten.

“Definitivamente, hay una nueva apertura a las marcas mexicanas, una coyuntura interesante que se tiene que aprovechar”, explica.

Moss recomienda algunos puntos para aquellos artífices que sueñan con destacar dentro de las industrias creativas, y advierte que no se trata de un trabajo sencillo, ni mucho menos.

Registra la idea: si cuentas con una marca o una idea importante en mente, es importante no hacer ni platicar nada de ello hasta que se cuente con un registro de propiedad intelectual.

Ahorra: lo más difícil de empezar es eso, empezar. Contar con un capital para trabajar y sobrevivir, al menos tres meses, es vital para no tirar la toalla antes de tiempo.

Aguanta: el camino al éxito está lleno de fracasos. Nadie dijo que sería fácil.

Organiza: la gente creativa tiende a ser todo lo contrario, pero la disciplina es lo que realmente puede llevar al éxito.

Rodéate de la gente adecuada: si algo distingue a la carrera de Tanya Moss es que se ha sabido rodear de las personas que, como su obra, la hacen brillar.

Relacionadas

Comentarios