HistoriasNegocios

Pemex se quedará sin dinero al final del año

La empresa productiva del Estado ya ejerció casi el 40 por ciento de su presupuesto en el primer trimestre, por lo que los recursos para su operación no están garantizados hasta el final del año, a menos que el gobierno le inyecte dinero de nuevo.

20-05-2016, 6:14:39 PM
Pemex se quedará sin dinero al final del año
Francisco Muciño

Debido al recorte a su presupuesto y a su pesada deuda, Petróleos Mexicanos (Pemex) puede quedarse sin dinero para mantener su operación en el último trimestre de 2016, a menos que el gobierno federal le inyecte capital… otra vez.

En abril, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) inyectó 73,500 millones de pesos (mdp) a la empresa productiva del Estado, urgida por liquidez, para pagar pasivos (deuda) en su mayoría.

Antes, el presupuesto de Pemex para 2016, que era originalmente de 293,100 millones de pesos (mdp), sufrió un recorte de 100,000 millones ante la caída del precio del petróleo y como condición para recibir la ayuda por parte del gobierno federal.

La mayor parte del recorte fue en Pemex Exploración y Producción, donde se redujeron 46,300 mdp en gasto de inversión. Precisamente en esta área ya se asignó 40 por ciento de su presupuesto para el primer trimestre.

“Ya se gastó lo autorizado para endeudarse,  no se le puede meter más dinero para la operación. Con el dinero asignado, puede llegar hasta el tercer trimestre”, afirma Ramses Pech, analista del sector en Caraiva y Asociados.

¿Cuánto más podría necesitar Pemex para seguir operando? El experto calcula que entre 2,000 a 4,000 millones de dólares (73,437 millones de pesos al tipo de cambio actual).

Pero la petrolera estatal podría necesitar mucho más dinero, si se ve más allá de 2016. La inyección de capital que anunció el gobierno en abril pasado fue equivalente al 0.4% del Producto Interno Bruto (PIB) de México. La agencia Moody’s calcula que en el periodo 2016-2018, Pemex necesitará liquidez hasta por el 3.3% del PIB.

 

Dinero para pagar deudas

La ayuda de 73,500 millones de pesos a Pemex es solamente para pagar deudas.  47,000 millones serán usados para el pago de pensiones y jubilaciones durante 2016 y el pasado lunes 16, la empresa anunció que pagó 92,000 mdp a proveedores y contratistas.

Al 31 de marzo, la estatal tenía pasivos por 3.2 billones (millones de millones) de pesos, 3.6 por ciento más que al cierre de 2015. Con deuda a corto plazo de 192,509 mdp y a largo plazo de 1.4 billones.

Además, el 80% de la deuda financiera está expuesta en dólares.

Además del dinero comprometido, Hacienda relajó el marco fiscal para que la petrolera tenga ahorros por 50,000 millones de pesos, los cuales le permitirán endeudarse menos este año.

El gobierno ayudará también con 135,000 mdp adicionales para el pago de las pensiones y jubilaciones de los trabajadores de la estatal.

 

Sin flujo de efectivo necesario

El presupuesto de Pemex Exploración y Producción, después del recorte, es de 169,800 mdp, de los cuales ya se ejercieron 67,000 millones en el primer trimestre, es decir, el 40 por ciento de lo asignado, de acuerdo con el reporte trimestral.

Si continúa ejerciendo el presupuesto al mismo ritmo, se quedaría sin dinero entre agosto y septiembre, o tendría que gastar a un ritmo mucho menor si quiere estirar el dinero todo el año.

“Ya se gastó lo autorizado para endeudarse,  no le puede meter más dinero para la operación”, dice Ramses Pech, de Caraiva y Asociados.

Para Pemex Transformación Industrial (TRI), el presupuesto ajustado es de 21,400 millones de pesos, de los cuales ya se ejercieron 7,100 millones en el primer trimestre. Esta reducción es un indicativo de las desinversiones que quiere hacer la empresa en refinación y petroquímica.

El pasado 13 de mayo, el director de finanzas, Juan Pablo Newman, dijo a Reuters que buscan diluir su participación en las refinerías a través de asociaciones con privados.

 

¿Otra inyección de capital?

Moody’s, quien rebajó la calificación a Pemex el 31 de marzo a Baa1 con perspectiva negativa, dijo en un reporte que una inversión más baja en exploración y producción reducirá el flujo de efectivo para Pemex y el gobierno.

Las exportaciones petroleras representan sólo el 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, pero las necesidades financieras de Pemex entre 2016 y 2018 pueden alcanzar hasta el 3.3% del PIB, según la calificadora de riesgo.

“La probabilidad de un mayor apoyo es alto debido a que el soberano ya ha inyectado liquidez en Pemex y  seguirá haciendo frente a un déficit de financiación si los precios del petróleo se mantienen bajos”, agregó Moody’s.

¿Cuánto sería necesario para que Pemex siga operando este año? Ramses Pech estima que se necesitarían entre 2,000 y 4,000 millones de dólares (73,437 mdp al tipo de cambio actual).

Pero, a mediano plazo, las necesidades de la empresa son mucho más grandes. Asumiendo que seguirá con acceso a los mercados, Pemex puede recolectar dinero equivalente al 2.7% del PIB, según Moody’s.

Pero lo que Hacienda tenga que dar podría aumentar el déficit público hasta 1.5% del PIB, lo que echaría abajo los esfuerzos gubernamentales de consolidación fiscal. El 31 de marzo, Moody’s puso en perspectiva negativa la calificación A3 de México como soberano, precisamente por el riesgo que representa  la empresa para las finanzas públicas del país.

Relacionadas

Comentarios