'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

La empresa que emergió de la crisis de la vivienda en México

Vinte es una de las compañías que se preparó para crecer antes y después de la crisis de la vivienda que inició en 2013. Hoy, se encuentra dentro de la BMV y está lista para continuar con su avance México.

30-09-2016, 4:15:10 PM
La empresa que emergió de la crisis de la vivienda en México
José Roberto Arteaga

La crisis de la vivienda que inició en México durante 2013 no aniquiló las oportunidades de todos los jugadores del mercado. Vinte, firma desarrolladora de vivienda, es una de las compañías que se preparó para crecer al concluir los momentos más álgidos del sector. Su momento ha llegado.

Empresas como Homex, Urbi y Geo enfrentaron en los últimos años golpes como la crisis hipotecaria en Estados Unidos y las nuevas políticas en el desarrollo de vivienda que fijó la administración de Enrique Peña Nieto, las cuales llevaron a las llamadas vivienderas a tocar la lona. Vinte sólo observaba a lo lejos la turbulencia.  

Ayer, la empresa realizó su debut en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a través de una Oferta Pública Mixta Global de acciones en los mercados, equivalente a 24.5 por ciento de su capital social.

La llegada a la BMV es tan sólo un paso dentro de la estrategia de Vinte, empresa que busca mantener su proceso de crecimiento en los próximos años a través de un producto de calidad.

“Desde que iniciamos teníamos una meta de tener una viviendera que fuera familiar. Ninguno de los socios es familia ni cuenta con más 30 por ciento. Así que es una empresa muy pública, que ya en 2008 había colocado deuda en los mercados”, asegura en entrevista Sergio Leal, director general de Inmobiliaria Vinte.

La colocación de Vinte en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) fue por el orden de 1,900 millones de pesos (mdp) y una sobreasignación de 200 mdp, es decir, 2,100 mdp.

Sin embargo, algunos socios de la empresa decidieron conservar su participación en la empresa mexicana, lo que trajo una menor captación de recursos en el mercado de valores de los que se esperaban.

El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) son socios de Vinte, los cuales cuentan con 10 y cinco por ciento respectivamente. El BID fue uno de las organizaciones que decidió conservar su participación en la viviendera.

El precio de colocación por cada acción fue de 26.32 pesos, lo que se traduce en un monto de 1,220 millones de pesos (mdp),  de los cuales 430 mdp son del Banco Mundial y el resto son para el capital de la firma.

“Recaudamos lo que necesitamos al precio que se necesitaba”, dice Sergio Leal, quien sabe que este es el inicio de un nuevo capítulo en la historia de Vinte.

Apuntalar el crecimiento

Los recursos obtenidos en el mercado de valores son valiosos para los planes futuros de la firma. En la actualidad, la compañía tiene una deuda de 1,300 mdp, por lo que parte de los recursos obtenidos en la operación serán destinados para disminuir el monto mencionado, así como apuntalar el crecimiento de los desarrollos que tiene la firma.

Vinte cuenta con 20 proyectos en seis estados de la República Mexicana, como es el caso de Estado de México, Hidalgo, Querétaro, Puebla, Quintana Roo y Nuevo León.

La empresa desde su inicio se fijó la meta de mantener bajos niveles de deuda, es decir, que fuera de un nivel de 1.5 veces lo que se produce en la viviendera.

“Vinte tiene un modelo muy flexible. Nosotros hacemos vivienda desde 300,000 pesos hasta tres millones de pesos”, dice Leal, arquitecto originario de Baja California que se encuentra el frente de la empresa desde su aparición en 2001.

Este modelo permite que si la empresa observa que el crédito al consumo sufre deterioro, la firma pueda producir vivienda de interés social, y si el crédito se acelera, la opción de vivienda de interés medio cobra relevancia.  El secreto se resumen en una palabra: diversificación.

El precio promedio de las viviendas que ofrece Vinte es de 635,000 pesos

El aumento de la tasa de referencia del Banco de México (Banxico) no es algo que preocupe a Sergio, ya que trabaja de la mano de los bancos para tener una oferta competitiva de cara al consumidor final.

“No nos mortifica nada de eso”, dice el ejecutivo de 43 años y 20 años de experiencia en el sector vivienda.

La empresa ha construido 27,000 viviendas a lo largo de su historia, y se conforma de 945 inversionistas que, más allá de la coyuntura económica, miran en el largo plazo, dice Leal.

Por ahora, Sergio festeja la entrada a la BMV y la confianza que han dado a la empresa instituciones como el BID: “El objetivo es seguir construyendo comunidades sustentables, comunidades que crezcan su valor y tengan plusvalía… el futuro de Vinte es seguir construyendo patrimonios para las familias”.

Relacionadas

Comentarios