NegociosPara Entender

El negocio millonario (y especializado) del fraude financiero

Los delitos financieros que tienen la mayor incidencia son, la malversación de fondos, el soborno y la corrupción. Te contamos sobre las pérdidas económicas que dejan estos fraudes.

29-03-2017, 4:19:52 PM
Depositphotos.com
Depositphotos.com

Por LexisNexis Risk Solutions

En la actualidad, los fraudes financieros conforman una de las actividades delictivas que generan cuantiosas pérdidas a las economías nacionales.

En México, en el último año, las indemnizaciones por fraude en aseguradoras alcanzaron los 12 millones de pesos, de acuerdo con cifras de la Procuraduría General de Justicia[1], si a esta cifra se suman las pérdidas por fraude en las áreas restantes del sector financiero el daño se maximiza afectando la economía nacional y la de las empresas.

Otro tipo de fraude que crece a pasos agigantados es el que se realiza a través de internet, el cual, según datos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas[2], resulta en pérdidas para los bancos de hasta 93 millones de dólares al año.

A este gran desfalco, se le suman los que generan otros métodos de fraude bancario, como los que contabilizó la Condusef, mismos que tan sólo el año 2014 generaron pérdidas de 3 mil 565 mdp por tarjetas de crédito, mil 600 mdp por tarjetas de débito, 49 mdp por depósitos a plazo y 10 mdp por tarjetas prepagadas.[3]

Los delitos financieros que mantienen la mayor incidencia son, la malversación de fondos, el soborno y la corrupción. Sin embargo, los delitos se han ido sofisticando a medida que el uso de información privilegiada aumenta.

Un ejemplo de esto es el aumento de los delitos de robo de información y suplantación de identidad por los que la Condusef atendió alrededor de 10,000 quejas durante 2015[4].

Como se puede observar, los métodos fraudulentos de operación se siguen diversificando y a pesar de que siguen manteniéndose las mismas preponderancias, los fraudes con menor impacto económico siguen aumentando.

Este tipo de fraudes quizá no desestabilicen económicamente a las empresas bancarias o financieras, pero si continúan afectándolas de manera reputacional, ya que al presentarse con mayor incidencia el robo de información y suplantación de identidad, los clientes generan desconfianza en los procesos de verificación de identidad y manejo de datos que hacen las empresas; lo que a largo plazo repercute en la fidelidad del cliente.

Por lo anterior, resulta importante conocer cómo es que adquieren esta experiencia y conocimiento sobre las posibilidades para defraudar al sistema, ya que, los estafadores más experimentados estudian el sistema financiero para visualizar los sectores de riesgo y determinar las distintas vías para efectuar un fraude. Así mismo buscan vulnerabilidades sistémicas para explotar y adaptar sus planes de operación.

Las oportunidades de fraude que los estafadores buscan en las organizaciones son: la débil cultura ética, la falta de controles internos adecuados, una escaza capacitación o personal no capacitado en materia de prevención de fraude, una supervisión de cumplimiento deficiente y la existencia de programas, normas y procedimientos antifraude desactualizados.

Ante la creciente especialización de los procesos para defraudar, es necesario que las financiadoras y los bancos trabajen en conjunto con las legislaciones de cada país para generar ambientes más seguros y confiables.

Ambos apoyándose en la especialización tecnológica que los proveedores de servicios en prevención de riesgos continúan creando para evitar que las actividades ilícitas como el fraude y el lavado de dinero sigan perturbando las economías nacionales.

[1] De acuerdo a cifras emitidas por José Guadalupe Medina Romero, titular de la Subprocuraduría Especializada en Delitos Federales, en el marco del 2. ° Congreso Panamericano sobre Delito en Seguros (Copades)

[2] http://imef.org.mx/descargas/2015/noviembre/ponencia_imef_2015.pdf

[3] http://www.gob.mx/condusef/prensa/en-2014-el-numero-de-reclamaciones-imputables-a-un-posible-fraude-se-ubico-en-2-millones-890-mil-693

[4] https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/106879/anuario_2015.pdf

Relacionadas

Comentarios