'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Qué hace la mayor farmacéutica japonesa en México

La farmacéutica más grande de Japón anuncia este miércoles una inversión por 150 mdp en la ampliación de su planta en el Estado de México. La estrategia es incrementar las exportaciones a Centro y Sudamérica, mientras se preparan para también exportar a Estados Unidos.

13-04-2016, 7:17:05 AM
Qué hace la mayor farmacéutica japonesa en México
José Roberto Arteaga

No sólo la industria automotriz atrae el interés de los inversionistas japoneses. El sector farmacéutico de México, enfocado a la producción y venta de medicamentos, comienza a seducir a las empresas del país asiático. Takeda, la empresa farmacéutica más grande de Japón, es una de ellas.

Durante el último año, la empresa ha invertido más de 150 millones de pesos (mdp) en la modernización y ampliación de su planta de producción en el Estado de México, lo cual permitirá incrementar en 25% la producción actual de 32 millones de unidades producidas cada año.

“La idea de traer la inversión a México es no sólo seguir comercializando los productos de nuestro portafolio, sino también producir en México y creer en las posibilidades que tiene el mercado”, asegura en entrevista con Alto Nivel José Manuel Caamaño, director general de Takeda México.

En la actualidad, la firma japonesa, con más de 230 años de historia, exporta desde el país a la región de Centroamérica y El Caribe, así como a Sudamérica. Entre los países a los que se destina la producción se encuentran Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Honduras, Panamá, El Salvador, República Dominicana, Jamaica, Trinidad y Tobago, Curazao y Barbados, además de Ecuador, Colombia y Perú.

Sin embargo, el plan de Takeda es más ambicioso que la consolidación de su operación actual. La inversión realizada en su planta tiene el objetivo de ampliar las exportaciones a más países en Sudamérica, como es el caso de Chile y, en el mediano plazo, surtir desde México la demanda de medicamentos en Estados Unidos.

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) alimenta los planes futuros de la compañía, mientras que el bono demográfico que tiene el país le hace un guiño a la farmacéutica mexicana para incrementar sus ventas en el mercado nacional.

Ésta es la historia de Takeda y el plan que tiene en México para ganar espacio en el mercado de los medicamentos.

El líder en Japón

En 1971, nació en Japón la farmacéutica líder del país del Sol Naciente. Chobei Takeda fue el hombre que hace más de 230 años fundó un negocio que hoy trasciende al continente asiático y la coloca entre las 5 firmas farmacéuticas más antiguas del mundo.

De 1962 a 1997, Takeda inauguró un período de expansión por Asia, Europa y Estados Unidos.

Las adquisiciones han jugado un rol crucial en el avance que la firma ha tenido dentro de sus mercados más jóvenes. A principios de 2008, Takeda adquirió la compañía Milennium por 8,800 millones de dólares (mdd) y, en 2011, Nycomed por cerca de 13,600 mdd, lo que ha permitido la consolidación de la empresa en Europa y algunos mercados emergentes.

La adquisición de Nycomed hizo que Takeda se metiera de lleno en el mercado mexicano, ya que permitió que el corporativo adquiriera la actual planta de producción en Naucalpan, Estado de México.

En el pasado, los productos de Takeda se encontraban presentes en la República Mexicana a través de diversas licencias que fueron otorgadas a otros laboratorios para producir los fármacos.

México se encuentra entre los 10 principales mercados en los que la farmacéutica japonesa tiene centrada su atención y como economía se ubica en la posición 13 del negocio.

Durante 9 meses, la planta de Takeda no tuvo una producción de medicamentos por la construcción de las nuevas instalaciones que serán inauguradas este miércoles, las cuales se encuentran validadas por Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“La planta tiene un nivel mundial que permite que en algún momento se pueda producir para exportar producto a Estados Unidos, lo que requiere, en una segunda fase del proyecto, la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Nos gustaría que en un futuro México produjera para Estados Unidos”, explica José Manuel Caamaño, un ingeniero en informática y administrador de empresas que es originario de Venezuela.

Hoy, Centroamérica representa el 10% de las ventas que se realizan desde México por parte de la marca nipona y se espera que este porcentaje se duplique durante los próximos 4 años.

La compañía tiene plantas de producción en Estados Unidos, Brasil, Colombia y Argentina, mientras que la planta de México es la segunda más importante de la firma japonesa en Latinoamérica, después de Brasil.

Por otro lado, la participación de México en el TPP podría representar una oportunidad para concretar los planes actuales de Takeda.

 “Todo lo que permita que la producción en México sea exportada de una manera más eficiente lo consideramos como una oportunidad. Creo que en unos años el TPP será un factor decisivo para las exportaciones”, comenta Caamaño.

Oportunidades en México

Hace 2 años, Takeda decidió transformarse para atender  de mejor manera las necesidades de los pacientes. La empresa centró su operación en 4 áreas: gastroenterología, ginecología, enfermedades crónico-degenerativas, como es el caso de la diabetes, y oncología.

Asimismo, una de las apuestas es desarrollar el área que atiende al Sistema Nervioso Central.

“Estas áreas son las que nos permitirán aumentar el número de años de vida de la población”, asegura el director general de Takeda, quien llegó a México en 2009 cuando ocupaba un puesto en Roche.

En la actualidad, el 50% de las ventas de Takeda en el país provienen de productos de gastroenterología y 20% del área de ginecología, mientras que oncología representa menos del 10%, aunque se espera que esta categoría alcance en un par de años hasta un 25% de las ventas totales.

El bono demográfico parece jugar a favor de la farmacéutica japonesa y de otras empresas del sector. En las últimas 6 décadas la población se cuadruplicó y la edad promedio de las personas oscila de los 23 a los 29 años, además, su expectativa de vida creció.

“El bono demográfico del país es muy importante”, dice el directivo venezolano, quien ve oportunidades significativas para innovar y aprovechar oportunidades en el mercado mexicano.

“La pirámide poblacional de México se mueve hacia una población más adulta. Así, mientras en 1990 12% de la población era mayor de 50, en el 2010 era el 17% y en el 2050 será el 42%. Esto implica cambios importantes en el perfil epidemiológico nacional: mientras que en 1990 las principales causas de pérdidas de años de vida saludables eran la diarrea, infecciones respiratorias  y las complicaciones por parto prematuro, para el 2010 fueron la diabetes, cardiopatía isquémica y enfermedad renal crónica”, dice la consultora IMS Health en su reporte sobre la industria farmacéutica, elaborado en 2014.

En el mercado farmacéutico mexicano, Takeda se encuentra dentro de las primeras 15 compañías y el objetivo es ser una de las principales firmas que participan en el país.

Sin embargo, la participación de mercado de Takeda apenas es de 2.5% del mercado nacional, lo que muestra el trabajo que tiene por delante para para ganar una rebanada más grande en el negocio de los medicamentos.

El mercado farmacéutico mexicano crece a un ritmo de 6% (crecimiento compuesto 2009-2013), con un valor de 194,948  mdp, mientras que el mercado global se estima en un billón de dólares, de acuerdo con los últimos datos de IMS Health.

Takeda genera ventas anuales por 13,000 mdd  a nivel internacional y espera que México cobre mayor relevancia en los ingresos actuales.

En la actualidad, la operación de Takeda en México se centra en la venta al sector privado, el cual representa casi el 90% de las ventas totales que se desarrollan en el país, mientras que el resto se dirige al sector público.

Estamos centrados en desarrollar proyectos que tenemos a nivel mundial para participar de cerca con el sector gubernamental. Espero que sea pronto”, dice Manuel Caamaño, quien no deja ver más detalles sobre este tema.

Por ahora, José Manuel Caamaño se muestra emocionado por haber ganado una inversión para México y no duda que Takeda será un jugador relevante en el mediano plazo. “Sabemos la responsabilidad de lo que implica nuestro negocio y queremos ofrecer soluciones al mercado”.   

Relacionadas

Comentarios