HistoriasNegocios

3 riesgos que hacen dudar a los inversionistas sobre México

Tras colocar en una posición negativa la perspectiva crediticia para México y la baja en la calificación de Pemex, están claros los riesgos que podrían alejar a los inversionistas de nuestro país.

01-04-2016, 9:41:25 AM
3 riesgos que hacen dudar a los inversionistas sobre México
José Roberto Arteaga

La capacidad de México para afrontar sus compromisos de deuda se encuentra en duda. La calificadora Moody’s decidió ayer poner en perspectiva negativa la calificación crediticia del país por los riesgos internos y externos que pueden desequilibrar las finanzas públicas.

“La perspectiva negativa no es una perspectiva corta (en plazo), más bien es una perspectiva de largo plazo en el sentido de que queremos darnos de uno a dos años para evaluar el progreso que pueda hacer el gobierno”, asegura en una conferencia telefónica Jaime Reusche, analista soberano para México de Moody’s.

La calificación del gobierno no representa el desempeño económico del país, sino la habilidad del gobierno para cumplir con sus compromisos de deuda con el mercado.

La calificadora internacional mantiene una calificación crediticia de A3, con perspectiva negativa, la cual comparte en la región con Perú, con perspectiva positiva, y Malasia.

Para el gobierno mexicano, esta es la primera vez desde 1990 en la que Moody’s coloca en perspectiva la calificación de México; la calificación crediticia del país ha mantenido un dinámica ascendente dese de marzo de 2000, cuando obtuvo una calificación de BAA3.

“Tenemos un deterioro sostenido del nivel de deuda del gobierno federal, la cual ha llegado a 34.4% de Producto Interno Bruto (PIB) del país, mientras que hace 4 años era menor de 28%”, alerta Reusche.

Moody’s analizará en un plazo de 12 a 24 meses el progreso que pueda hacer el gobierno en cuanto al programa de consolidación fiscal y la estabilización de las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex). La calificación soberana de México, uno de los principales indicadores que toman en cuenta los inversionistas, podría ser rebajada en caso de no avanzar en sus objetivos.

A continuación, te presentamos los 3 riesgos que amenazan la capacidad del gobierno para hacer frente a sus compromisos de deuda, de acuerdo con Moody’s.

 

1. Pemex, un riesgo latente

Las finanzas de Pemex parecen ser un dolor de cabeza para el gobierno. La petrolera representa el principal riesgo de desequilibrio en la salud de las finanzas públicas, ya que su deterioro financiero podría contaminar las cuentas del gobierno ante un rescate de la empresa productiva del Estado.

“El riesgo que los pasivos contingentes provenientes de Pemex migren y contaminen las finanzas públicas es más elevado debido a los retos a los que se enfrenta Pemex en cuanto a estabilizar sus finanzas”, dice Jaime Reusche.

Ayer, la calificación de Pemex fue rebajada a Baa3 desde Baa1.

“Las métricas de crédito empeorarán mientras los precios del petróleo sigan bajos, la producción continúe cayendo, los impuestos sigan altos y la compañía deba ajustar su gasto de capital para alcanzar sus metas presupuestarias”, asegura en un comunicado Nymia Almeida vicepresidenta senior de crédito en Moody’s.

Pemex tiene deuda con vencimiento en 2016 por 11,700 millones de dólares (mdd) y un gasto de alrededor de 4,500 mdd en intereses y 12,500 mdd en gastos de capital.

El tiempo es una oportunidad para que Pemex instrumente cambios “estructurales y profundos” para mejorar su eficiencia operacional, así como aprovechar los instrumentos que le da la reforma energética de buscar asociarse y ser más productivo.

Una posibilidad es que Pemex pueda vender activos que no son tan atractivos y que para otras firmas sí puedan serlo, alianzas estratégicas y utilizar de forma temporal los ingresos no remanente que el banco central vaya a canalizar a la dependencia que se encuentra a cargo de Luis Videgaray.

Durante 2015, el Banco de México (Banxico) transfirió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un remanente de 31,449 millones de pesos (mdp) por las operaciones de 2014. Cantidad que podría incrementarse de forma considerable este año.

“Es una apoyo positivo de liquidez, pero es temporal, sólo ayuda para 2016”, explica Reusche.

 

2. Crecimiento de México

La SHCP estima que la economía crecerá en 2016 a un ritmo de 3.1%, superior al 2.5% que se registró durante el año pasado. Mantener el dinamismo económico es importante para evitar que se afecte las metas del gobierno federal.

“La economía está en un punto de transición, porque hay una recuperación leve en algunos sectores. Entonces tenemos una dinámica en donde la economía no se decide hacia dónde va”, dice el experto de Moody’s.

Uno de los elementos de los que debe estar pendiente la economía del país es la disminución de la contribución que hace la manufactura al país, y el crecimiento que el segmento de servicios ha experimentado en los últimos meses.

“La manufactura no se decide del todo y si esto le añadimos que la confianza empresarial no ha repuntado del todo es un periodo medio extraño”, dice Jaime Reusche.

 

3. Un riesgo en EU

El principal receptor de las exportaciones mexicanas es Estados Unidos y lo que suceda al otro lado de la frontera afecta el crecimiento económico de México.

“La economía estadounidense no se decide hacia dónde va y los riesgos están cargados hacia la baja, comenta Reusche.

No es un tema menor el desarrollo económico para el perfil crediticio de México. “El tema del crecimiento económico es importante por cómo afecta al fisco, es decir, a la recaudación tributaria en el proceso de consolidación”, explica.

Por ahora, la probabilidad de que se reduzca la calificación soberana es de 33%, porcentaje que no determina que el cambio de calificación se inminente, sino que establece un lapso para evaluar los avances que logre el gobierno para consolidar sus cuentas fiscales y lograr cambios estructurales en Pemex.

“No queremos apurarnos a tomar una decisión sin antes ver el progreso en el largo plazo”, asegura el analista soberano de Moody’s.

Relacionadas

Comentarios