HistoriasNegocios

7 áreas de oportunidad comercial para México con China

México incrementó en 14,044% sus exportaciones a ese país en 20 años, sin embargo, el ganador en la relación sigue siendo China, por lo que es necesario buscar alternativas.

09-02-2016, 8:38:59 AM
7 áreas de oportunidad comercial para México con China
Alejandro Medina González

De acuerdo con previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México será con un 3.1 y 3.3%, respectivamente, el país que registre entre 2016 y 2017 el mayor crecimiento en América Latina.

Este es un dato halagador, señala Ángel Melguizo, jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la OCDE, sin embargo, desde su perspectiva, nuestro país no debe únicamente conformarse con este avance, sino que debe de apostar por conseguir un mayor crecimiento.

¿Hacia dónde debe poner nuestro país su mirada entonces para conseguirlo? La clave, afirma el experto, está en Asia, y más específicamente en China, país con el que debe México de reforzar su asociación e integración comercial en todos los sentidos.

Te recomendamos leer: México debe buscar nuevas formas de negociar con China: OCDE

Relación histórica, relación desigual

A lo largo de ya al menos tres décadas de relación comercial entre México y el país asiático, el mayor ganador del intercambio entre ambas latitudes ha sido China. “La relación ha sido sin lugar a dudas fructífera, sin embargo, es importante dejar en claro que en términos generales China ha conseguido vendernos mucho más de lo que nosotros a ellos”, explica Álvaro Vargas Briones, académico del Área de Finanzas y Economía de Escuela Bancaria y Comercial (EBC).

La Secretaría de Economía (SE) refuerza este señalamiento: Si bien México de 1994 a la fecha ha logrado incrementar hasta en un 14,044% sus exportaciones a territorio chino, la balanza comercial entre nuestro país y los asiáticos se inclina ampliamente hacia el lado oriental.

Esta situación se incrementó a partir de 2002, cuando China se convirtió en miembro de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Año

¿Cuánto exportamos a China?

¿Cuánto importamos de China?

1994

42.1 mdd

499.6 mdd

2000

203.6 mdd

2,879 mdd

2006

1,688 mdd

24,438 mdd

2012

5,721 mdd

56,936 mdd

2013

6,467 mdd

61,321 mdd

Áreas de oportunidad

Hacer válida la premisa de la OCDE de reforzar la integración con China dependerá entonces, entre otras cosas, de que México “consiga fortalecer y equilibrar el comercio que mantiene actualmente con esta región de Asia”, señala Vargas Briones.

La SE señala que México tiene seis grandes áreas de exportación con China: 1) automóviles tipo turismo, 2) minerales de cobre, concentrados y desechos, 3) aceites crudos de petróleo, 4) aparatos eléctricos de telefonía o telegrafía, 5) productos químicos y 6) materiales como plásticos, caucho y cuero.

También te puede interesar: México vs China, quién es quién en el mercado de EU

¿Qué otro tipo de productos podrían tener buenos resultados? Según el académico existen al menos siete puntos que deben ser considerados para el mejoramiento de la relación:

1.- Productos agrícolas

De acuerdo con Álvaro Vargas Briones, existe una oportunidad de éxito en la exportación de productos agrícolas a China, principalmente por la amplitud que tiene su mercado y por las nuevas formas de consumo, gustos y preferencias que están apareciendo en el país.

2.- Minerales

Tal y como lo mencionamos en párrafos anteriores, una de las fortalezas de México en la exportación hacia Asia es el cobre y sus derivados, este negocio debe reforzarse con otros materiales importantes como el zinc o el plomo, que también serían bien recibidos.

3.- Algodón e hilados

También existe un área de oportunidad en el tema del algodón, tanto en básico como en hilados realizados en México para distintos propósitos, entre ellos el desarrollo de textiles, países como Perú ya están realizando esta tarea.

4.- Productos alimenticios relacionados al mar

La exportación de productos alimenticios provenientes del mar es complicada y en muchos casos prohibida, sin embargo, siempre existen posibilidades de desarrollo, como en el caso del atún, un producto que hoy China está comprando a Tailandia.

5.- Industria electrónica

El especialista explica que también sería importante para México el agarrarse del desarrollo que en materia de productos electrónicos están teniendo las empresas chinas, a quienes se les podría vender partes de los dispositivos que estén desarrollando.

6.- Aeronáutica

México poco a poco ha ido construyendo una industria aeronáutica que, de acuerdo con la visión de Álvaro Vargas Briones, podría también trabajar de la mano con su contraparte china para exportar piezas que pudieran necesitar ellos y que aquí podrían crearse.

7.- Desarrollo automotriz

En un caso muy parecido al del punto número dos, el académico de la EBC también señala que podría ser de gran valor para la industria automotriz mexicana el no fortalecer su negocio con China a través de la venta de autopartes y refacciones desarrolladas en nuestro país.

Empresas con mayor visión

Además del trabajo que es posible realizar en las áreas mencionadas, Álvaro Vargas Briones señala que también es importante el que las empresas mexicanas se preocupen por tener una visión mucho más global de la que hoy están teniendo.

“Las empresas nacionales deben de dar tiempo a evaluar cuáles son las tendencias que están presentándose en otros países y tratar de ellos entrar en esos negocios, está bien que se busque crecer con lo que ya tenemos, pero necesitamos mucho más innovadoras”, indica.

El experto también invita a las compañías a analizar y estudiar bien los tratados que México tiene no sólo con China, sino en general con todo el mundo, esto con el objetivo de que mejoren sus ingresos.

“La realidad es que muchas empresas no están ahora exportando no porque no tengan buenos productos en sus manos, sino porque no conocen lo que pueden darles los tratados, hay muy poco entendimiento de la empresa en ese sentido”, complementa.

La labor del gobierno ante esta situación, concluye, debe ser la de realizar proyectos estratégicos de exportación e inversión, en los que analicen en cada país cuál es la demanda y con qué se puede participar, para posteriormente invitar a las empresas a hacerlo.

Relacionadas

Comentarios