'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Baja inflación da independencia a Banxico: BofA

Un reporte de Bank of America señala que la baja inflación histórica le da un margen suficiente al Banco de México para no depender de los movimiento de la Fed

22-10-2015, 4:57:58 PM
Baja inflación da independencia a Banxico: BofA
Carlos Capistrán, Economista en Jefe para México de BofA

La inflación se encuentra en un nivel históricamente bajo a pesar de la fuerte depreciación del Peso (MXN) en el último año. Expectativas de inflación bien ancladas, reformas estructurales, una brecha de producción negativa y una contracción en los precios de las importaciones en dólares han contribuido a la baja inflación. Un traspaso a la inflación bajo implica que el Banco de México tiene espacio para mantenerse en espera, incluso si la Reserva Federal de Estados Unidos decide subir sus tasas.

Traspaso bajo por más de una década

El traspaso por los movimientos del tipo de cambio a los precios ha sido bajo en México por más de una década (Chart 1). En contraste con lo que ocurría antes del año 2000, ahora cuando se da una depreciación importante en el Peso, su efecto sobre la inflación apenas se nota. Así que el bajo traspaso no es algo nuevo, es una característica del sistema nominal de la economía mexicana. Estimamos que en promedio, una depreciación del 10% en el Peso (MXN) aumenta la inflación general en 43.7 puntos base (pb) en los siguientes 12 meses.

Los choques de oferta sólo llevan a un cambio en los precios relativos

Cada vez que existe un choque de oferta hay un cambio en los precios relativos, pero no en la inflación. Esto significa que los precios de los artículos afectados por el choque aumentan relativamente al precio de los artículos no afectados por el choque, que temporalmente se refleja en la inflación, pero el choque no lleva a un aumento sostenido y generalizado de los precios. Esto fue lo que pasó en 2013 cuando la inflación aumentó temporalmente por encima del 4% después de que la gripe aviar matara a miles de pollos y que los precios del huevo y pollo aumentaran por algunos meses. Pasó una vez más cuando la reforma fiscal aumentó los impuestos en 2014, moviendo la inflación temporalmente por encima del 4% una vez más.

Aún hace falta que ocurra el cambio en los precios relativos

El traspaso de la depreciación del tipo de cambio a los precios ha sido incluso menor que en el pasado reciente. La depreciación del Peso de 22% en el último año no ha aumentado la inflación; de hecho, la inflación ha disminuido en los últimos seis meses. Parte de esto es que, hasta ahora, no hemos visto el cambio en los precios relativos (Chart 2). Existen algunas razones de por qué este ha sido el caso, que revisaremos más adelante, pero estas razones no impedirán que el cambio en los precios relativos ocurra y por ello aún prevemos que la inflación aumente ligeramente de forma temporal en los siguientes meses. Prevemos que la inflación se mueva a 3.5% al final de 2016 desde la actual en 2.5%.

 

Las expectativas inflacionarias están bien ancladas

En un discurso reciente, Janet Yellen describió la dinámica de inflación como un proceso de dos partes. La tendencia de la inflación que está correlacionada con las expectativas de inflación, y los movimientos de inflación alrededor de su tendencia, que están determinados por la holgura en la economía, los precios de las importaciones, precios de energía y choques impredecibles1. Asimismo, dicho modelo parece apropiado para describir la dinámica de la inflación en México. La razón por la que los movimientos del tipo de cambio y otros choques de oferta no afectan de forma permanente a la inflación es porque las expectativas inflacionarias a mediano y largo plazo están bien ancladas (Chart 3). A su vez, esto es una consecuencia de que no existe dominancia fiscal y de que existe confianza en Banxico. En un estudio reciente demostramos que la tendencia de inflación está en 3% y que prevemos que las expectativas inflacionarias a largo plazo se muevan al 3% en los próximos meses.

Choques favorables han ayudado a la dinámica de corto plazo de la inflación

En cuanto a la dinámica de corto plazo de la inflación existen varios factores que han estado ayudando a la inflación a mantenerse por debajo de su tendencia. Una de ellas es que hay holgura en la economía. La brecha del producto y la brecha de desempleo se mantienen abiertas. Tanto los pronósticos de Banxico como los nuestros indican que la brecha del producto se mantendrán en territorio negativo en lo que queda de 2015 y en 2016, así que no existe suficiente demanda para que las empresas pasen todo el aumento de los costos a los consumidores. Esto significa que las empresas necesitarán utilizar márgenes diferentes al precio, como márgenes de utilidad, calidad o variedad. Además, las reformas estructurales también han ayudado a la inflación. La reforma en telecomunicaciones ha causado una deflación en las telecomunicaciones, y la reforma fiscal ha permitido que algunos precios y tarifas públicas disminuyan, lo que ha ayudado a que la inflación en energía se mantenga baja. Esto significa que el cambio en los precios relativos después de la depreciación es y seguirá manteniéndose con baja inflación en el sector servicios.

Precios de importación en dólares se contraen

Consideramos que una parte importante de por qué el traspaso ha sido menor a lo usual hasta ahora es que el precio de las importaciones en dólares se ha contraído. Esto significa que el aumento en precios de los insumos importados en pesos (el choque al que se enfrentan las compañías) no ha sido de 22% (el tamaño de la depreciación), sino mucho menor. Estimamos que el aumento de las importaciones en pesos es de solo 5% (Chart 4).

 

Un sistema nominal en buen funcionamiento le da a Banxico espacio para esperar

Desde nuestra perspectiva, el bajo traspaso de los movimientos de tipo de cambio a los precios le da a Banxico cierta independencia con respecto a los movimientos de la Fed. Ya que por ahora, Banxico no tiene razones domésticas para aumentar sus objetivos de tasas de interés, el bajo traspaso implica que Banxico tiene espacio para mantenerse en espera, incluso si la Fed aumenta sus tasas.

Relacionadas

Comentarios