'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Mercado se aleja de la Fed por pérdida de credibilidad

Miembros de la Fed han dicho que la economía de EU está bien y hay condiciones para un alza de tasa, pero esos escenarios están distantes a los mercados.

29-09-2015, 3:39:32 PM
Mercado se aleja de la Fed por pérdida de credibilidad
Guillermo Aboumrad, Director de Estrategias de Mercado

El día de ayer el “breakeven” de inflación para los bonos del Tesoro de EU, o el diferencial entre el rendimiento del bono de tasa fija y el indizado a la inflación para el plazo de 5 años llegó a menos de 1%. Este nivel tan bajo no se había registrado desde 2009. Lo que sorprende es que a partir de la última reunión de política monetaria de la Fed, dicho indicador cayó de 1.23%. Lo que vamos a argumentar en esta nota es que la única justificación para el comportamiento reciente de los “breakeven” de inflación es una pérdida adicional de credibilidad en la Fed por parte del mercado. El riesgo es que alguien tendrá que ceder.

En este mes se dio a conocer que la inflación anual al consumidor de agosto resultó tanto en línea con lo esperado por el mercado como igual a la lectura del mes previo de 0.2%. La misma historia se dio ayer con el deflactor PCE, en 0.3%. Por su parte, el precio del petróleo WTI se ha recuperado de su nivel más bajo en el año, 38.93 dólares por barril, alcanzado el pasado 24 de agosto hacia los 45 dólares. Finalmente, las proyecciones de los miembros de la Fed respecto a la inflación medida por el deflactor PCE tan sólo se modificaron a la baja en una décima para 2016 y 2017 quedando en 1.7% y 1.9% respectivamente, anticipando llegar a 2% en 2018, nivel que corresponde con la proyección de largo plazo.

Las proyecciones para la tasa de desempleo fueron revisadas a la baja mientras que la del PIB ligeramente también a la baja, lo que no justificaría dicho movimiento en los BE (breakeven) mencionados. Por su parte, la tasa de fondos federales de largo plazo esperada por la Fed quedó en 3.5%, debajo de la estimación anterior de 3.75%, pero todavía muy lejos de lo que traía incorporado el mercado en los precios de los bonos de alrededor de 2.25%-2.50%. Este cambio menor, tampoco justificaría una caída de los BE, y si algo sería el contrario ya que señalaría que las tasas de interés tendrían que subir para incorporar el escenario de la Fed.

Existe una clara relación entre los BE de 5 y 10 años con los precios de las mercancías. Destaca como los BE incorporaron la caída en los precios de las mercancías a partir de julio de este año, mientras que la Fed seguía insistiendo que esto tendría un impacto temporal en la inflación y la Fed estaba dispuesta a ver a través de este movimiento, es decir que no lo tomaría en cuenta para retrasar la fecha de inicio del proceso de normalización de la tasa de referencia. Nosotros en una nota previa reflejamos dicha caída en los precios de las mercancías no modificando la fecha de inicio pero si extendiendo el plazo y bajando la tasa terminal del ciclo de normalización de política monetaria.

La Fed hasta la reunión de septiembre reconoció que esta caída en los precios de las mercancías podría tener un impacto a la baja en la inflación (a través de una desaceleración adicional de la economía China), lo que a nuestro juicio fue muy tarde y sólo confundió al mercado ya que los precios de las mercancías ya se estaban recuperando de su nivel más bajo alcanzado en agosto. Claramente después de la reunión, se rompe la correlación entre ambos y los BE caen abruptamente señalando la pérdida de credibilidad en la Fed, cuestionando si lo tarde que llegó el reconocimiento de la Fed se debía más bien a que la Fed estaba viendo algo que el mercado no había visto, cuando en realidad el mercado lo vio antes que la Fed. Además de que un nuevo escenario de inflación a la baja no es lo que la Fed reflejó en sus proyecciones de inflación, tasa de desempleo y PIB.

La Fed, a través de varios miembros incluyendo a la Dra. Yellen han reconocido después de la reunión de septiembre de que fallaron en tratar de disminuir la volatilidad en los mercados financieros al no empezar el ciclo en septiembre, ya que el efecto final fue todo lo contrario. Ahora, varios miembros de la Fed han dicho recientemente que la economía americana está bien, que la inflación llegará a 2% en los próximos años y las condiciones están listas para comenzar el ciclo este año, lo más probable que sea en diciembre. Sin embargo, los escenarios de la Fed no podrían estar más distantes que los del mercado. Alguien necesariamente está mal. Si el mercado está bien, pues los precios de los activos están ahí y no deberían sufrir ajustes adicionales, pero si la Fed está bien, hay mucho ajuste en las tasas por venir y mucho trabajo de comunicación de la Fed de convencer al mercado para evitar fricciones.

 

Relacionadas

Comentarios