HistoriasNegocios

Peso cierra agosto con ligera apreciación

A pesar de terminar el mes con un avance de 2.79%, el balance mensual es negativo, ya que tuvo su peor caída desde diciembre de 2014. Así el escenario.

31-08-2015, 2:40:23 PM
Peso cierra agosto con ligera apreciación
Guillermo J. Aboumrad, Director de Estrategias de Mercado, Finamex

Después de la tormenta… no vino la calma pero sí un respiro al peso, que cerró agosto con una apreciación de 2.79% en tres sesiones. El dólar spot cerró en 16.6825 unidades a la venta y en operaciónes de menudeo o de ventanilla, el dólar se vendió en 16.98 pesos.

No obstante este avance, el balance en el mes de agosto le representó al peso su peor caída desde diciembre de 2014, al registrar una baja de 3.45 por ciento.

¿Qué pasó en agosto con el peso?

El reporte de balanza de pagos del primer semestre de este año mostró que el déficit de cuenta corriente de la balanzas de pagos fue muy similar al del primer semestre de 2014 -16,567 vs -16,294 millones de dólares respectivamente. En este año, aunque la cuenta financiera fue menor 22,717 vs 35,061 fue suficiente para financiar holgadamente el déficit de cuenta corriente.

Entonces, podemos asumir que la depreciación cambiaria que observamos en el año se debe más a posiciones especulativas o de cobertura de portafolio de corto plazo en el mercado de derivados que a un problema estructural.

En este contexto, parte de esos movimientos de corto plazo se han enfrentado con los dólares que ha inyectado el Banco de México a través de sus 2 mecanismos de venta de dólares al mercado con precio y sin precio mínimo.

En el año, dichas ventas han acumulado un monto superior a los 10,000 millones de dólares. Lo que observamos la semana pasada en que cuando los movimientos son a favor del peso, el Banco de México no estará ahí para comprar de regreso esos dólares magnificando los movimientos de apreciación.

Así, vemos en el cuadro que el peso tomó un lugar mucho más arriba en la tabla de retorno de monedas emergentes contra el dólar en la semana que el que tenía cuando comparamos los últimos 12 meses.

La Reserva Federal está próxima a subir su tasa de referencia, nuestro escenario base se mantiene sin cambio en que comience en septiembre, y Banxico seguirá a la Fed, manteniendo el diferencial de tasas entre ambos bancos centrales. En este contexto, no habrá presiones adicionales sobre el tipo de cambio.

Como hemos apuntado en comentarios anteriores, eventualmente el mercado distinguirá que México tiene la inflación más baja de Latinoamérica, que subirá tasas con la Fed, que hará los recortes al gasto necesarios para mantener el déficit fiscal, y que tenemos un déficit en cuenta corriente manejable, en suma que sacrificará crecimiento económico por estabilidad financiera, lo que podría apreciar la moneda nacional.

El escenario base considera que el tipo de cambio cierra 2015 en 16.5 pesos por dólar y para 2016 veremos entonces la totalidad del impacto positivo de las ventas de dólares en el mercado llevando al tipo de cambio a 15.5.

Relacionadas

Comentarios