'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Cambios en el gabinete perfilan estrategia para 2018

El presidente hizo 10 cambios que dejan ver las nuevas alianzas políticas para fortalecerse con miras al cambio de poder, señala a un politólogo.

28-08-2015, 7:40:11 AM
Cambios en el gabinete perfilan estrategia para 2018
Javier Rodríguez Labastida

Los cambios que el presidente Enrique Peña Nieto realizó en su gabinete responden a un reacomodo “necesario” con miras a establecer una estrategia para las elecciones de 2018.

“El presidente había aguantado mucho el equipo que había configurado en la primera parte de su gobierno. Este nuevo equipo tendrá que configurar las condiciones de la siguiente elección. Los gabinetes representan alianzas, y con el que inició se hizo con base en la configuración de lazos que lo llevó a la presidencia”, señaló Gustavo López Montiel, investigador en Ciencia Política del Tecnológico de Monterrey.

A unos días de presentar su tercer informe como presidente, y en medio del contexto de una crisis económica mundial que también ha afectado a México, Peña Nieto realizó diez cambios a su gabinete bajo la justificación de que estos movimientos son para “enfrentar los nuevos desafíos del país”.

Te recomendamos leer: Los perfiles de los cambios en el gabinete

“Este nuevo gabinete deja ver otro tipo de alianza, que se suma al nombramiento del nuevo líder del PRI (Manlio Fabio Beltrones). Esta alianza es con la estructura priista hacia el siguiente año y con miras a las elecciones de 2018”, señala López Montiel.

De acuerdo con el investigador, los movimientos giran en torno a algunos personajes que ya habían sido clave, como el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y los perfiles que resultan más fortalecidos con los cambios son los de José Antonio Meade y Aurelio Nuño.

Con su nombramiento en Sedesol, Meade ocupará una cuarta Secretaría federal distinta en dos sexenios, algo que ningún político en la historia de México ha hecho. Fue secretario de Energía, y posteriormente de Hacienda y Crédito Público durante el sexenio de Felipe Calderón, y con los dos nombramientos en su sexenio, Peña Nieto perfila a Meade como un as bajo la manga para 2018.

Te recomendamos leer: Pobreza no bajará sin crecimiento económico: Coneval

Auerelio Nuño es uno de los hombres más cercanos al presidente, sin embargo ocupaba un puesto poco mediático al frente de la Oficina de la Presidencia. Ahora como Secretario de Educación Pública tiene la labor de impulsar la reforma educativa y la relación con los sindicatos, algo que ha dejado mal parados a los últimos encargados de esta dependencia.

“Es un perfil extraño en esta dependencia porque no tiene experiencia en educación pública, pero tiene capacidades de negociación política”, dice el académico del Tec.

Sobre la salida de Monte Alejandro Rubido de la Comisión Nacional de Seguridad Pública, el investigador lo consideró como un caso anunciado desde la fuga de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el mes pasado. “En buena medida era insostenible, y además responde a la configuración de las estrategias de seguridad y la necesidad de comenzar a evaluar lo que se ha hecho en los últimos años”, dice López Montiel.

Una de las secretarías que había tenido mayor éxito durante el gobierno de Peña Nieto había sido la de Turismo, a cargo de Claudia Ruiz Massieu. A su cargo, México regresó al top ten de los países más visitados del mundo, y se estableció un récord de visitantes de 29 millones en 2014, que perfila para romperse en este año.

Te recomendamos leer: Infraestructura, el talón de Aquiles del turismo

Su llegada a Relaciones Exteriores, de acuerdo con el analista, tiene que ver con un sentido diplomático y de equidad a partir de la experiencia que generó la secretaria en el contexto de turismo, una especie de secretaría de relaciones exteriores especializada en promoción. “Este movimiento tiene que ver con el objeto que se busca con la secretaría en términos de reposicionamiento tanto en América Latina, como su relación con Estados Unidos y otros socios comerciales”.

Algunos personajes como Rosario Robles (ahora encargada de la Sedatu), y José Calzada, quien dejó el gobierno de Querétaro para tomar posesión de la Sagarpa, fueron de los menos favorecidos, de acuerdo al académico. Otros más, como Rubido García, Luis Antonio Godina Herrera, Juan José Guerra, Emilio Chuayffet, Enrique Martínez y Martínez, y Jesús Murillo Karam, desaparecieron del gabinete de Peña Nieto. “Fueron personajes que formaron parte de una alianza que ya no es viable en términos de gobierno”.

López Montiel asegura que será relevante analizar el discurso de Peña Nieto durante su tercer informe, en el que puede perfilar la relevancia que tendrán para los siguientes años los cambios en su gabinete.

También puedes leer: Respalda sector privado cambios en gabinete de EPN

Relacionadas

Comentarios