HistoriasNegocios

Conciencia ambiental, el valor que urge en tu empresa

A la naturaleza hay que verla como una bodega que te provee de activos, es el balance de tu riqueza. ¿La cuidas? Aquí 4 factores para dar el paso.

15-07-2015, 7:36:36 AM
Conciencia ambiental, el valor que urge en tu empresa
Javier Rodríguez Labastida

¿Cuál es la relación que tiene para tu empresa la naturaleza y los negocios? De acuerdo con Gustavo Manrique Miranda, presidente de Soluciones Ambientales Totales (Sambito), una consultora especializada en brindar soluciones ambientales en América Latina, a la naturaleza hay que verla como una bodega.

“Si eres un empresario industrial y tienes una bodega, en el balance de tu riqueza, de tus activos, están los productos que tienes en bodega. Si en la naturaleza tienes tus activos y los explotas para ser más rico tendrás una baja en tus balances, pero si los quieres recuperar, tienes que invertir en ellos”, dice en entrevista con AltoNivel.com.mx.

Desde su perspectiva, hacer negocios tiene que ir de la mano con la forma en la que tratas el medio ambiente y la conciencia que generas en tus empleados para hacerlo.

El directivo de Sambito, una de las empresas organizadoras de los premios Latinoamérica Verde (los Oscar ambientales), habla sobre algunos de los puntos que deben tomar en cuenta las empresas para desarrollar un mayor cuidado del medio ambiente que va más allá de obtener una certificación.

Te recomendamos leer: 9 pasos para desarrollar empresas verdes en México

1) Generar riqueza ambiental

El filósofo del management del siglo XX, Peter Drucker, decía que las empresas que no tuvieran una causa dejarán de existir en generaciones futuras.

“Las empresas hoy en día están dejando de ser generadoras de riqueza económica. Las empresas del futuro tienen que ser generadoras de riqueza social, de riqueza ambiental”, dice Manrique.

El presidente de Sambito pone de ejemplo a los países que han integrado el factor ambiental a la medición anual que realizan de su Producto Interno Bruto (PIB), en la que toman en cuenta cuánto se endeudaron ese año con la naturaleza, porque ese valor tienen que reinvertirlo para que la naturaleza se los vuelva a dar (pasivo ambiental).

2) Vigilar la huella de carbono

Este paso es el futuro, dice Manrique. Actualmente, con los problemas de sobrepeso y obesidad, combinado con la situación económica, la gente hace una relación entre el precio de lo que va a comer y los valores nutricionales. La generación futura hará un análisis del valor económico, el valor nutricional y el grado de impacto ambiental.

“Las próximas generaciones elegirán un producto por la combinación de esas tres variables: ¿qué tan saludable es? ¿Qué tan económico es?, y ¿Cuánto impacto menos al medio ambiente para producirlo?”

Te recomendamos leer: ¿Qué hace la industria automotriz para ser verde?

3) Cumplir las leyes

Manrique asegura que, en general en Latinoamérica, las medianas y grandes empresas cumplen con la legislación ambiental (estudios de impacto, auditorías, licencias de manejo), sin embargo es un tema pendiente en la micro y pequeña empresa.

El especialista ambiental asegura que en países como Ecuador ya no hay multas, sino son sanciones penales las que se aplican a los que no cumplan con la norma. “México tiene que trabajar con vigilar el cumplimiento de las normas ambientales para todas las empresas”.

4) Convertirlo en un valor de marca

Desarrollar la conciencia ambiental entre los empleados puede convertirse en un factor determinante para que el trabajador se sienta a gusto en la compañía.

De acuerdo con Manrique, en Latinoamérica, las empresas que tienen programas de Responsabilidad Social Corporativa tienen un menor índice de rotación, porque desarrollan un sentimiento de orgullo.

Te recomendamos leer: 10 ideas de responsabilidad social para tu empresa

Además, estos programas, cuando son enfocados al medio ambiente, generalmente derivan en ahorros económicos por la disminución del consumo de agua, energía y papel. Este es un tema que las grandes empresas han sabido desarrollar, pero que aún está pendiente en las micro, pequeñas y medianas industrias.

Difusión

Este miércoles se cierra el proceso de inscripción para los premios Latinoamérica Verde 2015, en los que se elegirán a los mejores 500 proyectos ambientales de Latinoamérica y España. Hay seis categorías: agua; biodiversidad y bosques; desarrollo humano, inclusión social y educación ambiental: residuos; emisiones; y energía.

Cualquiera puede participar y la inscripción es gratuita. Los proyectos deben tener características que en su proceso de implementación ayuden a vivir en un mejor planeta, por ejemplo, un proyecto de agua puede ser de tratamiento, tecnología, uso eficiente, o acceso para personas que no tengan el líquido.

Los organizadores difundirán la lista de 500 ganadores y a los 6 ganadores por categoría se les hará un video para difundirlos en televisión con ayuda de DirecTv. Mayor información e inscripciones en www.premioslatinoamericaverde.com.

Relacionadas

Comentarios